CATALUÑA. En la elección de la nueva Mesa del Parlament, Maragall espetó: “El Estado Español no quiere reconciliación. Sólo sabe derrotar. No sabe compartir, sólo sabe imponer y humillar”

Así es la nueva Mesa del Parlament

La XII Legislatura echó a andar este miércoles con la constitución de la cámara. La Mesa de Edad dejó paso a la Mesa del Parlament, que se eligió con tres votaciones: la del presidente de la cámara, que recayó en el joven diputado de Esquerra Republicana Roger Torrent , la de las vicepresidencias y la de las cuatro secretarías.

La Mesa está formada por Roger Torrent de presidente con 65 votos, Josep Costa, de Junts per Catalunya, de vicepresidente primero con 65 votos y José María Espejo-Saavedra, de Ciutadans, de vicepresidente segundocon 57 papeletas; Eusebi Campdepadrós, de Junts per Catalunya, de secretario primero con 41 votos; el socialista David Pérez de secretario segundo con 30, el sabadellense Joan García, de Ciutadans, de secretario tercero con 27 votos y Alba Vergés, de ERC, de secretaria cuarta con 24 votos. Sólo repiten en el órgano de gobierno de la cámara Espejo-Saavedra y David Pérez, ambos con el mismo cargo que tenían.

Así será la nueva Mesa del Parlament

La Mesa de Edad -instruida por el letrado mayor del Parlament, Antoni Bayona, y por el secretario general de la cámara, Xavier Muro- estaba formada por el diputado más mayor y los dos más jóvenes. Fueron los encargados de dirigir el pleno de constitución del Parlament y en este caso estaba integrada sólo por diputados de ERC: Ernest Maragall (75 años) y porGerard Gómez del Moral (28 años) y Rut Ribas (27 años) como parlamentarios más jóvenes. Gómez del Moral ya estuvo en la Mesa de Edad en la pasada legislatura junto a Joan Giner (Catalunya Sí Que Es Pot) y Julià de Jodar (CUP) y entró en el Parlament en esta legislatura in extremis gracias a la renuncia del exconseller de Justícia, Carles Mundó.

La Mesa tiene mayoría soberanista y es clave porque regula y rige los debates en el Parlament. Fue la Mesa quien aceptó cambiar el orden del día y debatir y tramitar las leyes del referéndum y la de transitoriedad jurídica los pasados 6 y 7 de septiembre. Por ello los constitucionalistas intentaron que la presidencia no recayera en un diputado soberanista.

Torrent junto a su antecesora, Carme Forcadell
Torrent junto a su antecesora, Carme Forcadell (Ángel García / Bloomberg)

“Roger Torrent será un gran presidente de la cámara. Es una persona muy preparada y creo que la juventud la suplirá con la experiencia”, afirmaba este miércoles por la mañana en declaraciones a los medios su antecesora, Carme Forcadell, que renunció a repetir como presidenta de la Mesa al estar encausada por el 1-O. Pidió que ocupara ese lugar alguien libre de procesos judiciales y aunque sonó el nombre de Ernest Maragall será finalmente el todavía alcalde de Sarrià de Ter quien ocupe ese puesto a sus 38 años. En la pasada legislatura pidió el voto secreto para la votación del 27-O de la declaración de independencia y así poder sortear una persecución judicial a los diputados que votaron a favor.

Por su parte, Ciutadans insistía este miércoles a última hora en su presión a Podemos. “Intentaremos hasta el último momento convencer a Podemos”, reiteraba este miércoles por la mañana Carlos Carrizosa, portavoz del grupo naranja. Este martes hicieron un último intento conjunto con el PP para intentar que Espejo-Saavedra sea presidente del hemiciclo catalán.

Su antecesora

Roger Torrent será un gran presidente de la cámara. Es una persona muy preparada y creo que la juventud la suplirá con la experiencia”

Las votaciones se hicieron de forma nominal, apuntando en una papeleta el nombre del diputado que se elige para cada puesto. En la primera votación se elegía el presidente -requirió dos rondas-, que debía sumar mayoría absoluta (68 votos) en el primer escrutinio o mayoría simple en el segundo. En caso de empate, se hubiera repetido y en la tercera ronda, si se volvía a dar ese empate hubiera salido elegido el diputado del partido más votado en las elecciones. Esa era la fórmula de Ciutadans para que Espejo-Saavedra obtuviera la presidencia de la cámara, ya que los soberanistas sumaba sólo 65 escaños al no poder votar los cinco diputados electos, con Puigdemont a la cabeza, que están en Bruselas y renunciaron a pedir el voto delegado que hubiera tensado el primer pleno de la legislatura. Así las cosas, el bloque constitucionalista podía llegar a 65 escaños si contaba con el apoyo de los comuns, que se han negado desde un primer momento a “adulterar” las mayorías que ven alteradas por los procesos judiciales.

Los que sí tuvieron voto delegado este miércoles fueron Oriol Junqueras, que lo delegó en Marta Rovira, y Joaquim Forn y Jordi Sànchez, que confiaron su papeleta a Jordi Turull.

Roger Torrent es el noveno presidente del Parlament desde la restauración de la democracia tras Heribert Barrera (1980-1984), Miquel Coll i Alentorn (1984-1988), Joaquim Xicoy (1988-1995), Joan Reventós (1995-1999), Joan Rigol (1999-2003), Ernest Benach (2003-2010), Núria de Gispert (2010-2015) y Carme Forcadell (2015-2018).

La presidenta del Parlament Carme Forcadell pasa revista a una formación de los Mossos d'Esquadra a su llegada al Parlament

La presidenta saliente del Parlament Carme Forcadell pasa revista a una formación de los Mossos d’Esquadra a su llegada al Parlament (Quique García / EFE)

“Roger Torrent será un gran presidente de la cámara. Es una persona muy preparada y creo que la juventud la suplirá con la experiencia”, afirmaba este miércoles por la mañana en declaraciones a los medios su antecesora, Carme Forcadell, que renunció a repetir como presidenta de la Mesa al estar encausada por el 1-O. Pidió que ocupara ese lugar alguien libre de procesos judiciales y aunque sonó el nombre de Ernest Maragall, será finalmente el alcalde de Sarrià de Ter quien ocupe ese puesto a sus 38 años. En la pasada legislatura pidió el voto secreto para la votación del 27-O de la declaración de independencia y así poder sortear una persecución judicial a los diputados que votaron a favor.

El discurso de Maragall irritó a Arrimadas: “El Estado no sabe ganar, sólo sabe derrotar. No sabe compartir, sólo sabe imponer y humillar”

Inés Arrimadas en su escaño del Parlament
Inés Arrimadas en su escaño del Parlament (Alberto Estévez / EFE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *