China. Policías usan gafas inteligentes, con reconocimiento facial

Los delincuentes ya no tendrán forma cómo escaparse y todo gracias a los últimos avances de la inteligencia artificial.

La policía china de la localidad de Zhengzhou, en la provincia de Henan, ha empezado a utilizar a principios de año unas gafas especiales de reconocimiento facial.

Con estas lentes especiales, los agentes de policía han conseguido atrapar ya a siete personas sospechosas de haber participado en algún tipo de delito, según ha publicado este lunes el diario People’s Daily.

El sistema es similar al de las gafas inteligentes de Google, aunque la tecnología es algo diferente.

Los policías también tendrán una tableta inteligente para comprobar las identidades y una cámara anexa.

La tecnología vuelve a sorprender. Esta vez en el ámbito de la seguridad y vigilancia ciudadana. Lentes de sol “inteligentes” de reconocimiento facial están siendo utilizados desde este febrero por la policía china.

Estos dispositivos, de fabricación china, cuentan con una cámara ubicada en el ojo derecho que permite sacar una fotografía y la que está conectada a una base de datos de sospechosos, buscando coincidencias.

Así, las autoridades pueden escanear los rostros del transeúnte e identificar su expediente, es decir, saber si son sospechosos y si tienen antecedentes penales. Los resultados se conocen casi de forma inmediata.

Estos dispositivos son usados por la policía de la ciudad de Zhengzhou, capital de la provincia de Henan, en China. 

Su etapa inicial arrancó el 1 de febrero. Los agentes policiales se colocan en la entrada de la estación de trenes de esta ciudad, permitiendo detectar distintos delitos en este espacio público, como tráfico de personas, y a aquellos pasajeros que utilizan tarjetas de identidad falsas. 

Se señaló que en esta primera semana siete personas ya han sido detenidas por tráfico de personas y por atropellos. Además, otros 26 viajeros fueron arrestados por llevar identificación falsa.

La noticia ha causado interés y también preocupación. Algunos consideran que esta tecnología, basada en inteligencia artificial, ha significado un salto cualitativo. Con una solo foto basta para obtener la información necesaria.

 La policía de Nueva York, por ejemplo, usa cámaras en sus uniformes.

Además, existe el temor de que las autoridades chinas terminen utilizando este dispositivo como “arma política”, permitiendo un mayor control sobre la población y hacer un seguimiento de los disidentes políticos.

El país ha estado construyendo “la red de vigilancia de cámaras más grande del mundo”. Con los dispositivos ya instalados, se espera que en los próximos tres años, China cuente con cerca de 600 millones de esta tecnología, incluyendo el reconocimiento facial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *