La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, exterior y naturaleza

Resultado de imagen para MARIO GALAN GOMEZEn 1938 e formó un Comité de Acción Santandereana con la intención de promocionar el comercio y la incipiente industria regional.
El proponente de ese Comité fue el Director Departamental de Educación, abogado Mario Galán Gómez, padre del santandereano mártir LUIS CARLOS GALÁN SARMIENTO

En desarrollo de sus innovaciones educativas, dos años después presentó ante la Asamblea de Santander el proyecto de ordenanza que inició el proceso legal de creación de la Universidad.
Ese proyecto de 1940, apenas se limitaba a la creación de una “Facultad” de Ingeniería Industrial, orientada de preferencia hacia las especializaciones de 2 química, mecánica y electricidad, pero incluyó el establecimiento de unbachillerato técnico en la renovada Escuela Industrial de Bucaramanga, donde sería preparado un grupo de jóvenes para el ingreso, en óptimas condiciones,a la mencionada Facultad.

En su exposición de motivos, el doctor Galán Gómez sostuvo que el Estado estaba obligado a crear: “ Institutos con nuevas orientaciones profesionales, en donde puedan cursarse los estudios superiores de la cultura técnica”. Por ello, el bachillerato técnico de la Escuela Industrial de Bucaramanga se encargaría de sentar, las bases más operantes para la creación de la Facultad de Ingeniería Industrial, pues sería su “coronamiento lógico y natural”. Una vez que la comisión designada por le Asamblea dio su visto bueno, este poder legislativo aprobó, el 21 de junio de 1940, la Ordenanza 41 que declaraba creada la “Facultad de Ingeniería Industrial” y establecía un bachillerato técnico en la Escuela Industrial, destinándole una partida inicial de $20.000 en el presupuesto departamental de la siguientevigencia.
Esta ordenanza, que apenas creó legalmente una “facultad”, fue el primero de los aportes que a la década de los años cuarenta hizo el doctor Mario Galán al proceso de creación de la Universidad. Pero en el camino hacia la apertura de  la UIS aún tendrían que darse tres pasos más para la creación: el primero, elevar la “Facultad de Ingeniería Industrial“ a la condición de “Universidad”; el segundo, establecer el texto del decreto orgánico que presentaría la misión, el proyecto educativo y el organigrama del personal administrativo; y el tercero,lograr la inclusión de sus gastos de funcionamiento anual en el presupuesto
departamental. Para ello, hacía falta la intervención de otras destacadas
personalidades.
Conforme a lo dispuesto por esta ordenanza, durante el año 1941 empezó a funcionar un bachillerato técnico en la Escuela Industrial “Dámaso Zapata”.
Para dirigir ese novedoso programa, fue escogido un ingeniero español Julio Álvarez Cerón; quien, por los compromisos que había tenido con el gobierno  republicano de su patria, había tenido que acogerse al programa de exiliados españoles del estado colombiano.

 Julio Álvarez Cerón nació en San Fernando (Cádiz) en 1889 y murió en Bucaramanga (Colombia) el 13 de diciembre de 1968. Ingeniero Industrial graduado en Bélgica

Durante algunos años de su carrera militar, siendo capitán del 15 Regimiento de Artillería Ligera, de guarnición en Pontevedra, además de las obligaciones propias de su trabajo, se dedicó a conocer y difundir la cultura de la radio, constituyendo además, un negocio en torno a la misma consistente en la venta de receptores de fabricación francesa de la marca Vitus del cual obtiene la representación exclusiva para Galicia, Asturias y León para su sociedad Las tres Ces en octubre de 1924.

El presidente Eduardo Santos, que conocía los proyectos del doctor Galán Gómez y la experiencia de este inmigrante en el campo de la ingeniería industrial, lo envió a Bucaramanga. Se convirtió entonces en el rector del bachillerato técnico, cuyos primeros egresados se titularon en 1947, forzando la apertura de la UIS durante el año siguiente.
El aporte decisivo del ingeniero Álvarez Cerón a la creación de la UIS fue la redacción del primer estatuto orgánico, sancionado por el gobernador SamuelArango Reyes el 25 de marzo de 1947 (decreto 583), por el cual sea crea la Universidad Industrial de Santander. Este estatuto fue elaborado con la colaboración de Alberto Duarte French, quien a comienzos de 1947 ocupabael cargo de Director Departamental de Educación, al tenor de la ordenanza
83 de 1944, que había ordenado constituir un cuerpo consultivo de tres miembros para la redacción del estatuto orgánico de la Universidad.

En el documento preparado para la Dirección departamento de Educación, el ingeniero Álvarez Cerón impuso el criterio que compartió siempre con el doctor Galán Gómez: La UIS estaría inicialmente integrada por tres facultades mayores de Ingeniería Industrial (especializadas en Mecánica, Electricidad y Química ) y por dos facultades menores anexas: el Colegio de Santander y el Instituto Industrial Dámaso Zapata.

Al ingeniero Álvarez Cerón también se le debe la determinación original de la misión de la UIS y el primer proyecto educativo institucional, tal como quedaron sancionados por el decreto 583 de 1947.

Así, la misión original de la UIS fue definida como: “la enseñanza técnica profesional en la ramas de ingeniería industrial, acordes con las necesidades del país y las exigencias y conquistas de la industrial nacional”, estableciéndose que las tareas del proyecto educativo institucional serían:

– Dominio completo de las ciencias fundamentales en las especializaciones que establezca.
– Dominio de las herramientas y maquinaria y pericia para la suficiencia técnica.
– Conocimiento cabal de los aspectos económicos y de la significación social de las profesiones.
– Estímulo, más bien que saturación, de las facultades intelectuales.
– Aprovechamiento racional, en el campo industrial, de los recursos naturales del Departamento y del país, y
– Desarrollo de las cualidades de integridad moral, iniciativa y carácter delos educandos.
La formulación de este proyecto educativo y de la misión original de la UIS es resultado de la pluma de este artífice. Sus compañeros de comisión aportaron al proyecto la forma institucional que tendría, conforme a las leyes vigentes: la UIS sería una persona jurídica institucional, dotada de la autonomía legal correspondiente, gobernada por un Consejo Directivo, un rector, un síndico y un secretario general.

Pero estas determinaciones fundamentales del mes de marzo de 1947 fueron posibles porque algunos políticos locales ya habíanlogrado, en 1944, convertir legalmente la “facultad” de 1940 en la “Universidad de Santander”.

Resultado de imagen para alejandro galvis galvisEn efecto, los diputados Jorge Sánchez Camacho y Alejandro Ariza Acevedo presentaron ante la Asamblea Departamental, en junio de 1944, un proyecto de ordenanza dirigido a crea “la Universidad de Santander”. En este proyecto, la institución ideada no sólo ofrecería estudios profesionales en ingeniería industrial, sino además en veterinaria, química y farmacia, agronomía, mineralogía, comercio y bellas artes. Se proyectó destinar $200.000 para la adquisición de lotes y construcciones.
En su exposición de motivos, estos diputados argumentaron que para la creación de la Universidad no bastaban los recursos departamentales, de talmodo que había que aspirar a obtener los auxilios de la Nación que provenían de la renta de explotación de los hidrocarburos, la única forma de hacer tangible la obra de la Universidad. Por otra parte, introdujeron la idea de la “bifurcación” que deberían tener los estudios universitarios para que la Universidad pudiera ser “la verdadera reserva espiritual y técnica de la juventud”, de tal suerte que allí los jóvenes pudieran estudiar no solo “actividades” de energía y desarrollo” (ingenierías), sino también ciencias y
bellas artes. Es probable que, esta estrategia financiera hay sido aconsejada por don Mario Galán, quien desde su pusto de contralor departamental había propuesto reservar para la Universidad $347.000 de los 12 millones de empréstito externo que el gobernador Alejandro Galvis Galvis estaba tratanto de conseguir.
El esfuerzo de estos dos diputados se cristalizó con la aprobación de la ordenanza 83, el 22 de junio de 1944, que creó definitivamente “laUniversidad de Santander, con la autonomía relativa que las leyes señalan para estos nstitutos”, obligando a la Dirección de Educación a convocar “un cuerpo consultivo de tres miembros, nombrados por la Asamblea Departamental”, para proceder a organizar la Universidad en todos sus aspectos.

Un pasodecisivo había sido dado: la “facultad de Ingeniería Industrial”, creada en 1940, se habia elevado ahora a la condición de Universidad de Santander.
Cuando los dos diputados  presentaron su proyecto de ordenanza afirmaron que: “La creación de la Universidad de Santander había sido una idea venturosa, traída a nosotros por Jorge Orduz Ardila en las sesiones pasadas”. Se referían al esfuerzo realizado por el director departamental de Educación, quien, el 24 de mayo de 1943, había presentado ante la Asamblea un proyecto de ordenanza, que suministra a la creación de la Universidad de Santander, facultándole a formular el proyecto orgánico que debería presentarse en las sesiones de 1944, para así, vender el inmueble antiguo del Dámaso Zapata y a aplicar esos fondos a su dotación y a la adquisición de lotes para la universidad. Su proyecto era idéntico al de  los diputados Sánchez  Camacho y Ariza Acevedo que en el año siguiente presentarían. En su exposición de motivos, Orduz Ardila mantuvo la idea de asignar a la dotación del Dámaso Zapata la función de base para el estudio de la ingeniería industrial y la mineralogía. Al presentar su informe de gestión ante la Asamblea, confesó su proyecto de que la Universidad cobijaría más área de las originalmente acordadas, pues a esta institución se incorporarían las secciones de bachillerato, técnicos y expertos industriales, y la Facultad de bellas Artes con sus correspondientes escuelas de música y pintura hoy existentes, y la de escultura, por crear, pero también autorizada.

Conforme a lo anunciado por el contralor Galán Gomez, el gobernador Alejandro Galvis Galvis reservó en 1945 la cantidad de $347.000, de los fondos provenientes del empréstito internacional gestionado por el Departamento de Santander, con destino a construcciones y laboratorio para la Universidad Industrial, asegurando que el Gobierno Departamental hiciera de este plantel educativo uno de los primeros de su género en Colombia. En su informe anual presentado en 1945 ante la Asamblea Departamental, GalvisGalvis anunció que el proceso de formación de la Universidad se estaba dando por etapas, a medida que los estudiantes de la Instituto Industrial Dámaso Zapata avanzaban en su programa de bachillerato, lo cual permitía prever la apertura de la UIS para el año 1947, cuando la primera promoción del bachillerato industrial coronara sus estudios. Ofreció, mientras tanto, dictar el decreto orgánico y poner a los ingenieros de la secretaría de Obras Públicas a diseñar los edificios que tendría la Universidad y por otra parte gestionaba ante el Congreso los auxilios nacionales requeridos.
No podía haber año más adverso para la preparación de la apertura de la UIS que el año 1947. La Asamblea Departamental, mayoritariamente liberal, había acordado oponer una “resistencia civil” al gobernador conservador Julio Martín Acevedo Díaz, tildado por sus oponentes de “falangista”. La cerrada oposición de la Asamblea había suprimido las secretarías del despacho del 7 ejecutivo departamental, la policía departamental, el resguardo y la
convertibilidad de los bonos de la deuda departamental.

La imagen puede contener: 1 personaCuando el gobernador renunció, el presidente Mariano Ospina Pérez nombró en su reemplazo al doctor Rafael Ortiz González, quien tuvo que emplearse a
fondo, y así concertar con los diputados la aprobación del proyecto de incremento de los impuestos al degüello de ganado mayor y al rodamiento de los vehiculos de servicio público, para poder reunir los fondos requeridos para la apertura de la UIS al año siguiente. Después del segundo debate, la Asamblea aprobó la ordenanza 30 del 9 de diciembre de 1947, por la cual se destinaron $400.000 del presupuesto departamental de 1948 para atender, a partir del próximo primero de enero, exclusivamente la organización yfuncionamiento de la Universidad Industrial de Santander.
Con esta ordenanza se habían cumplido todos los pasos legales requeridospara la creación de la Universidad. La puesta en marcha del proyectodependía en delante de la iniciativa del primer rector y del apoyo que diese el
gobernador.

El gobernador Ortiz González puso efectivamente manos a la obra: el 24 de enero de 1948, expidió el Decreto 114 para precisar y adecuar a la ordenanza anterior el estatuto orgánico de la UIS (Decreto 583 de 1947), estableciendo la nómina de empleados de la UIS y la disposición por la cual el rector sería nombrado por el Gobernador, para un período de cuatro años.
El primer rector de la UIS fue Nicanor Pinzón Neira, Ingeniero Civil de la Escuela de Minas de Medellín y oriundo de Guapotá, quien en la década de loscuarenta había sido jefe de la Ingeniería Municipal de Bucaramanga. En 1947, laboraba en la planta que la empresa Bavaria tenía en Boyacá, hasta queaceptó la propuesta del gobernador para regir la UIS desde su apertura.
Participó en el Congreso Nacional en la defensa de la ley organica de universidades industriales, en busca de los fondos nacionales para la UIS.
Negoció con todos los propietarios de los lotes del Llano del Regadero losmejores precios, tratando de impedir la especulación inmobiliaria. Obtuvo del  Concejo de Bucaramanga la reserva urbana de estos lotes para el proyecto de la Universidad, y se esforzó por aumentar los ingresos públicos con destino a la UIS. Finalmente, su selección del profesorado inicial fue la mejor, teniendo en cuenta la escasez de ingenieros en la Bucaramanga de ese entonces.
Con tres facultades de Ingeniería (Eléctrica, Mecánica y Química), respectivamente dirigidas por Hernando Pardo Ordoñez, Alfonso Penados Mantilla y Lelio Martínez Villalba, la UIS aceptó sus primeros veinteestudiantes en 1948.

El problema de la escasez de ingenieros que pudieran actuar como profesores se solucionó parcialmente con los inmigrantes que habían traído los efectos de la Segunda Guerra Europea: Ernst Massar, Federico Mamitza, Jacob Seib, Werner Küenzel, Wilhem Spachovsky, Friederich Weymayr y Martín Lutz; así como los italianos Guido Burzzi, Francesco Cozza, Antonio Caccielo, Paolo Lossa y bartolo Serafín.

En 1953, ya en los tiempos de la rectoría de Julio Álvarez Cerón, los profesores y los estudiantes ocuparon la sede de la ciudad universitaria. Un año después, se abrieron dos programas de Ingeniería (Metalúrgica y
Petróleos) para atender las demandas de los empresarios del país y la inminente reversión de la Concesión de Mares a la Nación.
En 1957, llegó a la rectoría el ingeniero Rodolfo Low Maus, una figura que atrajo hacia la Universidad el apoyo financiero de prestigiosas fundaciones norteamericanas, de ECOPETROL y de la UNESCO, con lo cual se abrió el Instituto de Investigaciones Científicas, bajo la dirección de Juan Ramírez Muñoz, y la Facultad de Ingeniería Industrial (1961). Un año después, el número de estudiantes había ascendido a 675 y estaba en ejecución el plan maestro de construcción de los edificios del campus universitario.

Así, al comenzar la década de los años sesenta ya existian doce edificios ocupados por las diversas facultades de ingeniería, por el Instituto de Investigaciones y
por la biblioteca.
En 1963, con 1.147 estudiantes matriculados, se vio que la mínima porción de 16 mujeres hacía de la UIS una extraordinaria escuela de ingeniería para el género masculino. Pero desde entonces esa situación no ha parado de cambiar.

Resultado de imagen para uis jaime arenasDurante el segundo quinquenio de la década de los sesenta, la escuela de ingenirías dio paso a la auténtica Universidad de todas las ciencias y profesiones; la fusión con la Universidad bFemenina trajo al campus las mujeres que estudiaban Diseño Arquitectónico, Bacteriología, Fisioterapia y Nutrición. Ese fue el punto de partida para la creación de la Facultad de profesiones de la salud, un proyecto que agregó a la Universidad los programas de Medicina y Enfermería. Así, en 1967 ya la Facultad de Ciencias de la Salud atendía estudiantes en sus cinco programas
profesionales desde tres departamentos especializados.
La creación del programa de Trabajo Social (1967) y la adopción del régimen administrativo de seis divisiones agrupadoras de departamentos, según los lineamientos del Plan Básico, cambió el modelo administrativo europeo por el modelo norteamericano que asesoraron expertos de las Universidades de California, Kansas State Teacher College y otras.

Este fue también la época gloriosa de la lucha estudiantil, de AUDESA,  animada por el espíritu de la Revolución Cubana de 1959. Con un líder inolvidable: JAIME ARENAS REYES

La Universidad Industrial de Santander inició labores el 1 de marzo de 1948. Su sede principal se encuentra en la ciudad de Bucaramanga. También cuenta con cuatro sedes regionales ubicadas en los municipios de Barbosa, Barrancabermeja, Socorro y Málaga.

Recibió la acreditación institucional del CNA el 3 de junio de 2005, por un lapso de 8 años. Su sede principal se encuentra ubicada en la ciudadela universitaria en la carrera 27 con calle 9 de la ciudad de Bucaramanga, la facultad de salud se encuentra ubicada en inmediaciones del Hospital Universitario de Santander, cuenta también con el edificio de la Sede Bucarica ubicado en el centro de la ciudad y con la sede de Guatiguará ubicada en el Valle de Guatiguará en el municipio de Piedecuesta el cual pertenece al Área metropolitana de Bucaramanga.

La creación de la universidad marca un momento especial para la consolidación del departamento de Santander al generarse una nueva dinámica en varios aspectos de la vida de la ciudad. capital del depertamento

La Universidad Industrial de Santander cuenta con 31 programas de Pregrado, 33 Maestrías, 29 Especializaciones y 6 Doctorados. Se destaca por ser una universidad de carácter público que apoya el talento de los jóvenes Santandereanos e incentiva la formación de personas de alta calidad ética, política y profesional; la generación y adecuación de conocimientos; la conservación y re interpretación de la cultura y la participación activa liderando procesos de cambio por el progreso y una mejor calidad de vida.

El logo símbolo del Alma Mater santanderena fue diseñado por el talentoso maestro  santandereano David Consuegra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *