Descubren ‘megaciudad’ con 1,5 millones de ‘habitantes’ en medio de la Antártida

El descubrimiento fue posible con ayuda de imágenes satelitales, estudios en el terreno y fotografías aéreas tomadas por drones.

Un equipo internacional de científicos ha descubierto una gigantesca colonia de pingüinos Adelaida en la península Antártica, que alberga más de 1,5 millones de aves, una de las agrupaciones más grandes del mundo, destaca un estudio publicado este viernes en la revista Scientific Reports.

Esta “megacolonia” de pingüinos Adelaida se encontró en las Islas Danger, mar de Weddell, en la lado este de la península Antártica, un lugar difícil de alcanzar y que rara vez ha sido visitado. El descubrimiento fue posible con ayuda de imágenes satelitales, estudios en el terreno y fotografías aéreas tomadas por drones, que en combinación revelaron la existencia de más de 750.000 pares de pingüinos.

FOTOS: Descubren 'megaciudad' con 1,5 millones de 'habitantes' en medio de la Antártida

El glaciar Thwaites, ubicado en la Antártida.

Posteriormente se analizaron imágenes satelitales que datan de 1959 y mostraron que la colonia de estas aves se ha mantenido estable desde entonces. Por el contrario, las colonias de pingüinos Adelaida en el lado oeste de la península Antártica, donde el impacto del cambio climático y la actividad humana son mucho mayores, está disminuyendo.

Los investigadores afirman que la Isla Danger es un refugio vital para varias especies ante el cambio climático y el hombre, y que debería estar protegida por una nueva vasta reserva de fauna marina, actualmente en estudio.

“El tamaño de esta colonia la hace regionalmente importante, y defiende la expansión de la propuesta Áreas Marinas Protegidas de Weddell para incluir a las Islas Danger. Más que eso, creo que pone de relieve la necesidad de una mejor protección de la península Antártica occidental, donde estamos viendo disminuciones” de la colonia de pingüinos, dijo Tom Hart, de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y que formó parte del equipo de investigadores, en declaraciones citadas por el diario The Guardian.

¡Es un caso clásico de encontrar algo donde nadie lo estaba buscado! Llegar a los Islotes Peligro es difícil, así que nadie realmente lo intentó”, le dijo a la BBC el miembro del equipo Dr. Tom Hart de la Universidad de Oxford, Reino Unido.

Imágenes aéreas con cuadricóptero de las colonias reproductoras de pingüinos adelaida en la isla Heroína, Islas de peligro, Antártida
Uno de los medios más eficientes para hacer el conteo de pingüinos fueron imágenes tomadas con drones. Esta es una de las imágenes aéreas tomadas con cuadricóptero de las colonias reproductoras de pingüinos adelaida en la isla Heroína, Islotes Peligro, Antártida. 

Los científicos utilizaron un algoritmo para buscar entre las imágenes de la nave espacial estadounidense Landsat lugares de posible actividad de pingüinos.

Landsat no da imágenes de alta resolución de manera que, cuando el sistema señala posibles colonias, deben tomarse imágenes mucho más nítidas para confirmar la información.

El tamaño de lo que estábamos viendo nos dejó sin aliento“, dijo la Dra. Heather Lynch de la Universidad de Stony Brook, Nueva York.

“Pensamos: ‘¡Wow!’ Si lo que estamos viendo es cierto, esta será unas de las colonias de pingüinos adelaida más grande del mundo, así que valdrá la pena enviar una expedición para contarlas correctamente”.

Thomas Sayre-McCord (WHOI/MIT) y Philip McDowall (Stonybrook University) pilotean un cuadricóptero
Los drones volaron en líneas de cuadrícula sobre los nidos de pingüinos. (

Pero, como su nombre lo indica, es notoriamente difícil llegar a los Islotes Peligro.

Incluso en el verano austral, el océano que rodea el archipiélago está lleno del tipo de hielo marino espeso que los barcos siempre tratan de evitar.

Sin embargo, en diciembre de 2015, el equipo logró llegar para comenzar su conteo. Y una de las técnicas más efectivas fue desplegar drones, que sobrevolaban las aves para hacer mosaicos grandes de los sitios donde anidaban.

“El dron puede volar en una cuadrícula sobre la isla, tomando fotografías una vez por segundo. Luego puedes unirlas en un enorme collage que muestra toda la masa terrestre en 2 y 3 dimensiones”, explicó el profesor Hanumant Singh de Universidad Northeastern, EE.UU.

Islotes Peligro
Image captionEstas son aguas peligrosas, de ahí el nombre de las islas. 

Luego utilizaron software capacitado para hacer el recuento real.

El estudio reveló que los Islotes Peligro albergan un total de 751.527 parejas de pingüinosadelaida, incluida la tercera y la cuarta colonias más grandes del mundo.

El resultado es de gran importancia porque al parecer en el archipiélago las colonias de adelaida no han sufrido las recientes bajas documentadas en otras partes de la península, particularmente en su lado occidental.

Los científicos sospechan que la disminución tiene algo que ver con las reducciones en el hielo marino, que es un hábitat importante para el kril, los pequeños crustáceos que son clave en la dieta de los pingüinos.

Pingüinos adelaida saltando desde un iceberg en los Islotes Peligro.
El hielo marino es importante para estas aves porque es un hábitat adecuado para el kril.

“En la Península Antártica Occidental, los pingüinos adelaida y barbino están disminuyendo rápidamente, mientras que los pingüinos gentú están aumentando”, comentó Hart.

“Es difícil saber las causas. Claramente, el cambio climático y la reducción del hielo y el kril juegan un papel importante, pero la disminución del hielo marino también permite el transporte marítimo, en particular la pesca, lo que puede agravar el problema.

“Eso lo hemos visto en el pasado en la Península Antártica Occidental. Poder llegar a los Islotes Peligro y contar los pingüinos confirma cuán robustas son las poblaciones donde el hielo está intacto“.

“El otro punto que vale la pena resaltar -agregó Lynch- es que estas islas son muy apropiadas para que las incluyan en un par de áreas marinas protegidas que se están proponiendo”.

“No sabemos si lo harán, pero al menos ahora quienes toman esas decisiones sabrán cuán importante es esta área”,  dijo

El Dr. Peter Fretwell de British Antarctic Survey, quien conoce al equipo pero no participó en este estudio, también usa satélites para identificar y contar grupos de animales.

“A pesar de cuán tecnológicamente avanzado es el mundo moderno, todavía hay rincones remotos de los que sabemos muy poco, generalmente porque son extremadamente difíciles de alcanzar”, subraya.

Los satélites modernos son herramientas fantásticas para explorar y estudiar esos lugares de difícil acceso. Estoy seguro de que hay muchos otros descubrimientos naturales que se pueden hacer utilizando esos ‘ojos en el cielo’“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *