Senador Bernabé Celis quedó en libertad. Continúa el show mediatico de la Fiscalia, para obtenre publicidad electotal gratuita

El congresista se defendió diciendo que no agredió a nadie, que la mujer se pegó con una mesa de noche, que un vecino exagerado llamó a la Policía y que un uniformado malinterpretó lo ocurrido. Corte Suprema aún evalúa si decreta pruebas.

Bernacé Celis es senador de Cambio Radical y está buscando se reelegido por tercera vez en las próximas elecciones de este 11 de marzo.Archivo particular

El senador de Cambio Radical, Bernabé Celis, pasó la noche del lunes detenido por cuenta de lo que su abogado defensor, Jaime Lombana, llamó “un malentendido”. La Policía llegó hasta su casa el mismo lunes en el barrio Bella Suiza, al norte de Bogotá, alertada por una llamada del 123. En el reporte policial quedó consignado que la mujer presentaba un golpe en la cara. Sin embargo, la versión que Lombana dio ayer martes apuntó a desvirtuar cualquier agresión por parte del congresista. “Me parece que hubo una mala interpretación por parte un oficial de la Policía y eso desencadena lo que ha sucedido el día de hoy”, señaló. 

Lombana agregó no hubo violencia intrafamiliar, como se reportó inicialmente; que ni siquiera había relación de pareja. “La Corte resolvió en su sabiduría que estamos frente a un resbalón, sin heridas, simplemente un golpe en el pómulo chiquito contra una mesa de noche”. Aunque luego, de manera algo contradictoria con esa idea, indicó: “Se trata de una lesión que se evaluará si fue dolosa o fue una caída”. Es decir, que se evaluará si el senador tiene o no responsabilidad en la lesión que sufrió la mujer en cuestión, quien pidió que su identidad e intimidad fueran protegidas.

Lombana descartó también que ella hubiera sido hospitalizada, como se dijo al principio. “Un vecino llama a la Policía y de allí la telenovela que se armó”, dijo Lombana, para explicar de esa manera la presencia de la Policía en la residencia del senador. En resumen, el argumento con que Bernabé Celis explicó lo ocurrido ante la Corte Suprema fue el siguiente: la mujer se golpeó con una mesa de noche, lo cual explica la marca de golpe en su cara. Un vecino, al parecer, oyó el ruido que generó ese “resbalón” y, alertado, llamó a la Policía. Luego, el uniformado que llegó a casa del senador a atender el caso hizo “una mala interpretación” de lo ocurrido. Y así terminó el congresista, en palabras de su abogado, envuelto en esa “telenovela” -en palabras de Lombana-. 

(Le puede interesar: Enredos de un cacique electoral)

La mujer, que era buscada por la Corte Suprema, se presentó en el alto tribunal. Ella, bajo juramento, negó haber sido objeto de cualquier agresión. Por eso la Corte, que dependía de esa versión y de confirmar si ellos vivían juntos como pareja para establecer de qué posible delito se trataba este caso, tomó la determinación de dejarlo libre, pues no se encontró “ninguna hipótesis delictiva de momento”. No obstante, fuentes del alto tribunal confirmaron que los magistrados a cargo de este asunto pasarán a revisar si debe practicar más pruebas o si el caso definitivamente se cierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *