Visita del Papa Francisco. La Tv. estatal colombiana cumplió luciéndose. Una mujer detrás del éxito

17 UNIDADES MÓVILES, 3 HELICÓPTEROS 1.030 personas y 200 CÁMARAS FUERON NECESARIOS

Una mujer detrás de la transmisión en TV de la visita del papa Francisco

Adriana López Correa, subgerente de televisión en RTVC, lideró el equipo de 1.030 personas, quienes permitieron que más de 80 países vieran la visita del obispo de Roma en Colombia.

Para Adriana López, su modelo de liderazgo es creer en el equipo. 

Fue usted quien lideró la transmisión de la visita del papa Francisco a Colombia. ¿Cómo lograron llevar ese trabajo al éxito, porque fue un verdadero éxito?

Fue un trabajo muy juicioso y de muchos meses, casi un año antes. Inmediatamente supimos que el papa venía a Colombia, y sin saber más detalles, en ese momento el gerente de RTVC era John Jairo Ocampo; con la directora del canal, que es Tatiana Sánchez, y el productor, que es Rafael Peña, empezamos a estudiar las visitas del papa. A dónde iba, cómo lo hacía, cómo reaccionaba, cuáles eran los planos que había que hacer.

Empezaron a mirar lo que había sucedido en los otros países…

Así es, incluso empezamos a tratar unos primeros esbozos presupuestales, cuánto íbamos a necesitar, y ya cuando se dijo que eran cuatro ciudades y qué eventos se harían en cada una de ellas, comenzamos a pulir esa producción y a armar el equipo, que pienso fue la clave. Esto necesitaba a todo el mundo. No hay ninguna empresa en Colombia que tenga 17 unidades móviles, tres helicópteros y 200 cámaras, por eso nos teníamos que unir, porque era la imagen del país. Convocamos a todas las productoras, a los grandes canales, a los regionales y les contamos el proyecto, les dijimos cuál era nuestro estilo y les dijimos que si se querían presentar con nosotros como RTVC. Nos comportamos como un solo equipo.

¿Cuánta gente estuvo detrás de esa transmisión?

Fueron 1.030 personas.

¿Cómo lograron que no fuera evidente ninguna caída?

Teníamos plan a, plan b, plan c y, a veces, hasta d. Cada ciudad y cada evento tenía su complique, entonces decíamos que si no lo lográbamos así, lo haríamos de tal forma con la cámara, si nos fallaba esto tenemos aquella otra, un plan de trabajo muy ordenado y profesional, todas las personas que trabajaron allí fueron elegidas con lupa para que de verdad supieran de transmisiones en directo, de eventos masivos complicados, porque se necesitaba experiencia.

¿Es cierto que al comienzo se pensó en contratar a una empresa internacional para que hiciera ese trabajo?

No sé si lo hayan pensado, pero es normal que haya ocurrido. En los otros países, en México, en Brasil, importaron talento desde Norteamérica para hacer esa transmisión. Sabemos que aquí se solicitaron cotizaciones, pero cuando eso pasó ya teníamos todo listo, la planimetría de las cámaras, todo estaba tan claro que cuando la organización del papa vio todo, con tranquilidad se lo entregó a la TV pública, lo que nosotros agradecemos porque así debe ser, es la TV pública la que muestra su país. Y nosotros teníamos el talento colombiano para eso. Fue una producción 100 % colombiana. La transmisión se vio en más de 80 países…

¿Está listo el sistema de medios públicos para competir internacionalmente?

Por supuesto. Estamos listos, nunca solos, tenemos que reconocerlo, la TV colombiana tiene una gran producción, no hay que envidiarle nada a nadie, y siempre los invitamos y funciona perfectamente. No hay egoísmo. Unimos esfuerzos y funciona.

¿Cuál es su modelo de liderazgo y cómo lo aplicó en esta visita del papa?

Es creer en el equipo, saber que la gente que ha hecho contigo todo el trabajo que hemos tenido que hacer, desde la posesión presidencial o los eventos de paz… todo lo que le ha sucedido a este país está ahí. La historia de la TV pública se ha hecho y se ha consignado, entonces si toda esta gente lo ha hecho es capaz de volverlo a hacer. Hay que creer en el equipo que uno tiene y hacerles sentir que son capaces, el primer paso cuando empezamos a armar todo fue llamar a nuestros propios productores. El equipo fue mostrando, desde el comienzo, de lo que era capaz, hasta que lo armamos, esto es respeto por el trabajo de tantos años y de armar equipo. Nosotros les dijimos: esto no es un proyecto de RTVC, es un proyecto colombiano, donde vamos a mostrar al país de qué somos capaces y de qué estamos hechos. Cuando había un problema la gente corría, sabían quién tenía los equipos y lo sentían como un proyecto propio. No eran 200 empresas contratadas, era la TV colombiana haciendo un producto para el mundo.

Gracias Cleta Villamizar! El video más espectacular que he visto en mi vida! Yo me subí a este avión….

Publicado por Carmencita Lian em Segunda, 11 de setembro de 2017

¿Qué es lo que están haciendo en la tv pública para que se esté destacando de una forma tan positiva?

Lo que tiene la tv pública colombiana con sus dos canales, señal Colombia y canal institucional es que nunca se siente como el hermano menor de la tv colombiana, siempre se la cree y eso es muy importante. Producimos con todos los juguetes, como decimos, y se hace con toda la dignidad de hacerlo lo mejor posible, un contenido  educativo y cultural pero que debe ser divertido, muchas veces traemos formatos que después son atractivos para la tv privada y terminan jalonándolos para allá, si nosotros marcamos el camino de lo que lleva la tv para nosotros está bien. No pretendemos copiar la tv privada porque nuestra función es otra.

Mucha gente cree que la tv pública es aburrida. Eso se cambió… 

Eso lo hemos ido cambiando fuertemente. Señal Colombia es una opción divertida, hermosa con excelente producción, muy premiada nacional e internacionalmente porque es un buen producto, la gente lo ama, lo respeta y lo defiende mucho. Hacemos una transmisión deportiva y la gente dice: me gusta verlo ahí porque no es la misma narrativa, es distinto, estoy aprendiendo. La gente sabe qué esperar. Y el canal institucional lo hemos ido transformado, sabemos que es el puente entre el Estado y el ciudadano, pero no por eso, como dice una amiga, debe ser telesofá, todos los programas una silla y dos personas hablando del resultado de la semana pasada. No, había que hacer propuestas y fuimos cambiando no solo el concepto de nuestros programas diciéndole a la entidad que quiere hacer el programa: hagámoslo distinto, hay historias divinas, hagamos una crónica, un documental, un reality, y que la parrilla tenga coherencia, no tirar programas en cualquier horario y todo eso nos cambió y nos subió un 17% el rating cuando la tv abierta bajaba. Eso es ponerle amor a la tv pública.

Es Comunicadora de la Universidad de Antioquia, especialista en Marketing Político de la Javeriana y tiene un curso de TV en la Escuela de San Antonio de los Baños, en Cuba. ¿Cómo hay que liderar la televisión de hoy, que está tan golpeada por la fuerte penetración de internet y como allí se consume?  

Yo pienso que hay de todo un poco, hay que cambiar el chip de que hay una manera distinta no tanto de presentar el producto audiovisual todavía, no lo hemos cambiado tan fuerte como sí la forma de consumirlo, tenemos que alcanzarnos en ambas cosas, pero nosotros desde la tv pública ya incursionamos en la forma en la que el consumidor de productos audiovisuales llega a nosotros. Tenemos una OTT que es RTVC Play, tenemos nuestra aplicación donde la gente nos ve permanentemente, transmisión vía streaming, todas las formas en las que la gente pueda llegar a nuestros productos para poder cumplir con nuestro objetivo y ese es que nos vean.

Pero yo no pienso que la tv abierta tenga un fin tan pronto como lo están diagnosticando porque este país es inmenso, tiene una diversidad increíble, y la tv pública tiene la misión de llegar a todas esas partes donde ni Ibope mide ni comercial vende, entonces esa función social seguirá existiendo y tenemos la obligación social de llegar a esas poblaciones.

Reportera de QAP, del canal RCN, directora de programas de TV en Telemedellin, directora de emisión en el noticiero de TV en Teleantioquia, también directora de Comunicaciones en Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial en Alcaldía de Medellín, directora de TV en la Presidencia de la República, ahora subgerente de TV en RTVC. ¿En qué momento un periodista puro se convierte en directiva?

Las cosas se van dando, Dios le va poniendo a uno las cosas en el camino. Yo amo el periodismo, me di el gusto de vivirlo a fondo en todas las formas en tv, siempre he hecho tv, pero de alguna manera me fui enamorando del tema de la producción, de pedir lo que yo quería cuando estaba contado una historia…

En el detrás de cámaras…

Exactamente, y nunca me emocionó el frente a cámaras aunque lo tuve que hacer y lo hice con ghusto, pero no era mi pasión. Me fui involucrando y en san Antonio de los baños más, porque el aprendizaje fue maravilloso frente a lo que es una producción de tv y el cómo te involucras más en todo el producto audiovisual, ya después de eso no lo solté, me metía en el master, en o en el guion, y entonces sin querer me llevó al tema administrativo. Saber lo que te piden y entender por qué se pide una cámara un día para una imagen de tres segundos. No es tan sencillo. Un gerente no necesariamente entiende por qué estás pidiendo eso. Yo estaba en la dirección de tv de la presidencia que es una escuela dura y maravillosa, conoces este país y muchas realidades, llaman a Jhon Jairo para ser gerente de RTVC y el me invita a ser su subgerente. La parte administrativa no es fácil, exige mucha capacitación, yo tenía el posgrado y asumí. Pero para poder ser muy feliz, me meto en la producción y hago el tema gerencial.

 ¿Qué tan protagonista ha sido su familia en toda esta historia profesional?

Tengo una familia excepcional que se la juega conmigo, tres hijos y mi esposo. Le digo que es mi mánager, mi jefe de prensa… porque está pendiente, me impulsa, me apoya. Cuando me meto en proyectos de este tamaño hago como una junta familiar y les digo: me voy a meter en esto, pido licencia de mamá por tantos días porque no nos vamos a ver, y siempre dicen: claro mami, adelante, qué orgullo, nunca hay piano encima de qué mamá tan descuidada, no. Así esté en plena producción del papa, estoy en contacto permanente con ellos, cómo les fue en el colegio, en qué están, pilas que hay esta tarea, no han ido a inglés, esas cosas de mamá, y como esposa trato de estar en las cosas importantes de mi esposo, pero la verdad son ellos los que me dan el apoyo importante para que sea capaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *