VALORADA EN 1.500 MILLONES DE DÓLARES. La colección del narco Pablo Escobar

No se sabe el paradero de la mayor parte de las obras de arte adquiridas por el capo colombiano

Resultado de imagen para Pablo escobar y el arte

Tras la muerte del narcotraficante Pablo Escobar en Medellín, el jefe paramilitar colombiano Carlos Castaño, alias el Comandante, se presentó ante la viuda del capo para devolverle una pintura de Dalí de la que se había apropiado en un asalto a una de sus mansiones, pero la mujer le dijo que se la podía quedar. Y cuando se empezó a especular sobre la colección artística acumulada por Escobar y su interés por Fernando Botero, el artista más famoso de Colombia declaró que nunca había mantenido contacto con él, como todos los que se lucraron de la fortuna narco del garan capo. Aún así, la policía dijo haber hallado en casa de Escobar varias obras suyas y un cartel dedicado a la mujer: “A Victoria, de Fernando”.

El estreno esta semana de la película Loving Pablo de Javier Bardem y Penélope Cruz, y de un documental vuelve a poner de actualidad la vida del hombre que la DEA (Departamento Estadounidense Antidroga) calificó como el mayor criminal de la historia. Libros, películas, documentales y series (como la exitosa Narcos , que ofrece Netflix) aportan nueva luz a su biografía pero no han logrado descifrar el paradero de su patrimonio y en especial de su colección de arte que llegó a estar valorada en 1.500 millones de dólares.

La primera pista sobre su colección se descubrió el 13 de enero de 1988

Es difícil discernir entre realidad y ficción en todo lo que rodea a Pablo Escobar Gaviría (1949-1993), un hombre al que la policía acusaba de ser el autor directo o indirecto de cinco mil asesinatos. Resultado de imagen para la coleccion pictórica de Pablo escobarLa leyenda dice que organizaba fiestas en las que se sorteaban obras de arte entre los invitados. El escenario era una finca de casi dos mil hectáreas que bautizó como Nápoles , en homenaje a laResultado de imagen para la coleccion pictórica de Pablo escobar ciudad de origen del padre de Al Capone, y donde instaló un zoológico de 1.200 animales exóticos, incluidos dinosaurios y mamuts de cemento a tamaño real. Como no siempre es fácil lavar el dinero procedente del tráfico de cocaína, Escobar llegó a enterrar fajos de billetes en los jardines de sus fincas. Alguna vez se quejó que las ratas se habían comido su dinero, así que optó por invertir en arte. Pero poco se sabe de la colección que acumuló porque ni en el asalto final a su casa ni en otras posesiones suyas se hallaron las obras de Rodin, Picasso, Miró, Dalí y otros artistas famosos que se le atribuyan.

La primera pista sobre su colección se descubrió el 13 de enero de 1988. Ese día, a las cinco y diez de la madrugada, un Renault 21 que contenía 800 kilos de dinamita explotó frente a su casa de Medellín. Escobar salvó su vida porque poco antes había salido y cuando la policía entró en la casa halló entre los escombros coches de lujo, joyas, muebles de importación y numerosas pinturas. El diario El Tiempo tituló: “Había obras de arte hasta en los baños”. Se hablaba de la escultura

El pensador de Rodin, más de diez obras de Botero y otras de Oswaldo Guayasamín, Igor Mitoraj, Luis Caballero, Alejandro Obregón, Enrique Grau y Darío Morales.

También se dijo que había un Miró, que en algún reportaje se identificó como el que estaba en uno de los baños, y cuatro grabados y un dibujo erótico de Picasso, de 1938.

Escobar fue abatido a tiros por la policía en el tejado de su casa de Medellín el 2 de diciembre de 1993

Pero también se dijo que había varias obras falsas. Hace poco la revista colombiana Semana desveló el testamento que Escobar redactó ante un notario de Medellín en 1980, y que más tarde cambió por otro cuando tuvo su segundo hijo.

Resultado de imagen para cartel A Victoria de escobar, de Fernando Botero.En ese testamento ya se incluye una relación de obras de arte a repartir entre su familia: una escultura de Rodin, titulada El abrazo , un carboncillo y dos esculturas de Botero y varias obras de artistas colombianos, así como dos esculturas de bronce de Dalí, denominadas La muerte (con el número 155 de una tirada de 350) y Niña con lazo. Con estos títulos no se conoce ninguna obra de Dalí, aunque la segunda, de la que se da una altura de 84 centímetros, coincide con la escultura Alicia en el país de las maravillas , de la colección Gotham, que se creó ese mismo año.

Escobar fue abatido a tiros por la policía en el tejado de su casa de Medellín el 2 de diciembre de 1993 y poco después el propio Fernando Botero le puso imagen a través de una serie de pinturas a un personaje que calificó de “repugnante criminal”. Muerte de Pablo Escobar es uno de los cuadros más conocidos de Botero y se halla en el museo de Antioquia de esa ciudad. Pero en las mansiones del “barón de la droga” no se hallaron obras importantes. Su viuda, María Victoria Henao, Tata , que se fue a vivir a Argentina, y sus hijos aseguran que no les quedó nada o que se lo incautó la policía. De todos modos, en el 2010, el periodista colombiano José Guarnizo Álvarez entrevistó a un experto en arte, sin dar su nombre, que aseguraba haber acudido a la casa de Escobar en Medellín llamado por la esposa del narcotraficante para autentificar varias obras muy valiosas.

En un reportaje reciente en The Hollywood Reporter se contaba que hace un año un supuesto intermediario de la familia contactó con un empresario británico de Dubai para intentar colocar en el mercado unas doscientas obras, que incluían piezas de Pablo Picasso, Cy Twombly, Camille Pisarro e Yves Klein, dando a entender que había más “en unos almacenes de la selva colombiana”. Pero algunas indiscreciones y el asesinato de un colaborador de Netflix que rastreaba escenarios de las aventuras de Escobar hizo que la operación se fuera al traste. Y con ello quizás la posibilidad de saber qué hay de cierto sobre esa colección y si las supuestas obras son auténticas o falsas. De momento, sigue el misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *