ESPAÑA. Relevo en la MONCLOA. Begoña Gómez, la nueva primera dama

La esposa de Pedro Sánchez es licenciada en Marketing y trabaja como directiva en una empresa que capta fondos para ONGs

Begoña Gómez, la nueva primera dama
Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez
 

La Moncloa tiene nuevos inquilinos. En los próximos días el líder del PSOE, Pedro Sánchez , será investido presidente del Gobierno tras el éxito de la moción de censura contra Mariano Rajoy, y el Palacio se convertirá en su residencia oficial. Le acompañará la mujer con la que comparte su vida desde hace más de una década: Begoña Gómez.

Se conocieron en una fiesta y, tal y como ambos han confesado, fue un “flechazo en toda regla”. Tras unos años de relación en 2006 se dieron el “sí, quiero” en una ceremonia civil oficiada por la socialista Trinidad Jiménez en el Ayuntamiento de Madrid. Hoy son padres de dos hijas, Ainhoa y Carlota, quienes estudian en un centro público.

Resultado de imagen para Begoña Gómez

Desde que Sánchez diera el salto, en 2015, a la primera línea política, su esposa, natural de Bilbao, se convirtió en su principal apoyo. Y aunque suene a tópico, han sido varias las ocasiones en las que el líder socialista ha reconocido en público encontrar en ella el soporte para compensar el desgaste acumulado de su carrera.

Se dieron el “sí, quiero” en una ceremonia oficiada por la socialista Trinidad Jiménez

Sus apariciones en numerosos actos de la agenda de Sánchez llevaron al matrimonio a abrir una nueva era de cara a los políticos, en la que la vida personal también juega un papel importante. Igual que en EE.UU. De ahí que algunos optaran por apodarles ‘los Obama españoles’, un apelativo al que ambos restan importancia. Al ser preguntada por ello en el programa de Susanna Griso ‘Dos días y una noche’, la esposa del futuro presidente respondía: “En la prensa se escriben tantas cosas… Nosotros somos Pedro Sánchez y Begoña Gómez”.

La primera vez que Gómez ganó protagonismo en un acto de los socialistas, su aparición fue muy criticada. “Hoy eso se ha normalizado”, comentaba Sánchez. En una entrevista con Bertín Osborne en el programa de En la tuya o en la mía, el líder socialista definía así a su mujer: “Es positiva, constructiva, siempre ve el lado bueno de las cosas”, además de elogiar su “profesionalidad”. “Una cosa que me encanta de ella es que no se dedica a la política”, dijo.

Begoña Gómez y Pedro Sánchez en el acto de inauguración de campaña del 26J
Begoña Gómez y Pedro Sánchez en el acto de inauguración de campaña 

Su esposa, por su parte, asevera que son “un equipo”. “Como equipo remamos juntos y hay situaciones en las que hemos formado ese tándem. No asisto a todos los actos, porque además no tengo tiempo hábil. Tengo mi propio trabajo y no le puedo quitar muchas horas”, detallaba Gómez a Griso, tras confesar que no les importaba darse muestras de cariño en los actos a los que acudía porque ambos son “muy apasionados”.

En otra entrevista con el presentador Jesús Calleja, Gómez admitía que la carrera política de su esposo les había cambiado la vida. Aunque en algunos ámbitos continúa disfrutando del anonimato. “En el trabajo me dicen mucho: ‘¡No me habías dicho que eras la mujer de Pedro Sánchez’”, explicaba.

Según el líder socialista, su esposa es persona crítica y siempre le transmite su opinión, sea favorable o no. A sus 43 años, Begoña Gómez trabaja como directiva en una empresa que capta fondos para ONGs. Durante su infancia se mudó a Valderas, una localidad de León, y cuando alcanzó la mayoría de edad , ya en Madrid, estudió Marketing en el ESIC y cursó un máster en Dirección de Empresas.

SánchezGómez declaró que, de convertirse Sánchez en presidente, prefería seguir viviendo en Pozuelo de Alarcón

En 1999 empezó a trabajar en su especialidad en la compañía Task Force, dedicada a obtener donativos para que entidades sin ánimo de lucro (ONG) financien sus actividades sociales. Así, asesoró a firmas como Greenpeace, Oxfam, Intermon y Amnistía internacional.

En 2014, la citada empresa fue absorbida por Inmark Europa, que trabaja en el diseño y puesta en marcha de equipos comerciales externos; en la que ocupa el puesto de directora de consultoría para la subcontratación con otras empresas. Esa especialización la ha llevado también a la Universidad Complutense, donde codirige e imparte clases del título en Dirección de Captación de Fondos para el Tercer Sector.

Begoña Gómez avisó hace unos años que no pensaba dejar su trabajo si un día Sánchez era investido presidente del Gobierno. También declaró que, de lograrlo, preferiría continuar residiendo en su vivienda en Pozuelo de Alarcón, pero parece que no va a ser así. Los Sánchez-Gómez se mudan a la Moncloa.

Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez en un acto de campaña del 26 J
Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez en un acto de campaña del 26 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *