Rodolfo González García, un auténtico servidor público quien, le dejó a cada uno de los 87 municipios de su tierra nativa, por lo menos una obra

Rodolfo González García,  el santandereano que más le ha servido a su tierraLa imagen puede contener: 1 persona, primer plano

Nació el 24 de septiembre de 1.941 y falleció el 10 de julio del 2003.
Todos los 87 municipios tienen al menos una obra gestionada por él, pero en la mayoría su nombre no figura en la placa porque Rodolfo odiaba las distinciones. No está en la placa pero todos saben que se ejecutó por su labor.

A Rodolfo se le debe entre otras obras:

  • La biblioteca Gabriel Turbay de Bucaramanga, hoy convertida en Instituto, la autopista Floridablanca-Piedecuesta, la sede de varias instituciones educativas, entre ellos el Colegio del Pilar y las Unidades Tecnológicas de Santander.
  • “La primera unidad de cuidado intensivo pediátrico en Colombia localizada en el HUS, proyecto respaldado por el Dr Rodolfo González García quien consiguió el dinero con el cual se construye el servicio en el cuarto piso del HUS”: Jaime Forero Gómez, 06 de Mayo de 2017 – Vanguardia Liberal
  • El Museo de Arte Moderno de Bucaramanga.
  • El Instituto Colombiano del petróleo en Piedecuesta.
  • El coliseo y la biblioteca Alejandro Galvis Galvis en Barrancabermeja,
  • Gestor del equipo profesional de Fútbol de la capital petrolera de Colombia:  ALIANZA PETROLERA
  • La reforma del control fiscal en la Contraloría General de la República y,
  • la tenacidad de llevar a la presidencia de la República a Virgilio Barco.

Pese a estas realizaciones, a Rodolfo no se le ha rendido un justo homenaje perenne, que podría ser: darle su nombre de una las instituciones que el logró crear,  a una avenida, a un parque, por ejemplo, tal cual injustamente se le han rendido esas distinciones a extraños.
Contralor General de la República de 1982 a 1986 y de 1986 a 1990
Economista egresado de la Universidad Nacional de Colombia, nacido en Bucaramanga, Contralor de Bucaramanga, Concejal, Diputado a la Asamblea, Secretario de Hacienda de Santander, Gobernador, encargado, Representante a la Cámara fue reelegido para un segundo periodo como contralor.

En su administración la situación fiscal del gobierno nacional no era la mejor, se deterioraba con el tiempo, se esperaba para 1986 un déficit real cercano al 5.0 % del Producto Interno Bruto (PIB), los ingresos totales estaban alrededor del 13.7 % , mientras que los gastos alcanzaban un 18.7 % del PIB. Se redefinió todo el proceso de la revisión de cuentas, el cual era una de las áreas más complejas en materia normativa en ese entonces. Desde el Ente de Control trabajo varias reformas como: la urbana, de la deuda externa y la de renta e impuestos. Laura Herrera / VANGUARDIA LIBERAL Apoyó a la consolidación del Proyecto de Cambio y Fortalecimiento Institucional de la CGR, ya que la modificación de un control simplemente numérico por el legal y a un control de gestión y de resultados, esto implicó generar una nueva cultura de control, también lideró la reforma constitucional. Además su gestión resalto la rendición de cuentas, la elaboración de la contabilidad general de la República y la realización de la estadística nacional y de las publicaciones económicas.
Rodolfo González su gestión en la Contraloría, fue técnicamente competente.
Para ser un hombre tan poderoso que, según quienes lo conocen, aspiró a ser Presidente de la República, La imagen puede contener: 2 personasRodolfo González García es casi totalmente desconocido para el ciudadano promedio. Al Palacio de Nariño no lleguó, pero lo cierto es que en sus primeros 44 años recorrió muy rápidamente mucho trecho.

Nacido en el ambiente de un típica familia de clase media, tuvo desde muy joven inclinaciones políticas y periodísticas que ya se manifestaban cuando, en los años sesenta, viajó a Bogotá a estudiar economía

Pero aun separado de su patria chica, siguió manteniendo estrechos vínculos con la persona que habría de tener un papel preponderante en su vida pública: Alejandro Galvis Ramírez.

El delfín de la dinastía de los Galvis impulsó la carrera de su íntimo amigo, convenciendo a su padre, el patriarca Alejandro Galvis Galvis, de nombrarlo director del periódico Vanguardia Liberal a comienzos de la década pasada, cuando González contaba apenas con 30 años de edad. 20 años duró en esta posición la cual le sirvió para convertirse en influyente personaje de la política santandereana.

En 1978 buscó proyección nacional, al ser elegido representante a la Cámara por Santander. El viejo Galvis consideró en ese momento que existía una incompatibilidad entre las aspiraciones políticas de su protegido y sus funciones periodísticas, lo cual produjo su desvinculación de la dirección del periódico.
La imagen puede contener: 4 personas, textoEn mancorna con el senador Eduardo Meste formó un poderoso bloque político regional: La Confederación Liberal de Santander.

Este grupo fue el promotor original de la candidatura de Virgilio Barco para 1982 y, después del revés de ese año, fue uno de los pilares de la victoria de 1986.
En una elección considerada palo en su momento, González derrotó a Jaime Castro en la carrera para la Contraloría en 1982.

La relación de González con esa entidad había comenzado tiempo atrás, como presidente de la Comisión de Cuentas de la Cámara, cargo desde el cual rindió un informe favorable a la gestión de su antecesor Aníbal Martínez Zuleta.
Ya como cabeza de la Contraloría, el desconocido y discreto parlamentario se convirtió no sólo en un eficiente fiscalizador de las cuentas públicas sino en hábil negociador de cuotas políticas, consolidando su poder en muy poco tiempo. Cuando se empezó a hablar de la candidatura de Barco en 1984, el contralor, con las cartas en la mano, comenzó a jugarlas a favor del nortesantandereano. El juego fue tan exitoso que llegó a producir una protesta del otro aspirante liberal, su coterráneo Augusto Espinosa Valderrama.
La gestión de González se caracterizó por un trabajo concienzudo a nivel técnico, mezclado con bastante política.

Si el Procurador Jiménez Gómez dijo, en su momento que iba a ejercer una “procuraduría opinante” puede decirse que González hizo lo mismo en el caso de la Contraloría.

La imagen puede contener: 1 persona, trajeRodeado de un grupo de técnicos bastante competentes, González le cantó la tabla en más de una oportunidad a la administración Betancur.

El programa de ajuste y los proyectos de carbón y petróleo fueron duramente criticados por el contralor González en forma repetida. Igualmente se enfrentó a otros poderes como la Federación de Cafeteros, metiéndose con el intocable Fondo Nacional del Café.

Estas opiniones no fueron siempre bien recibidas pero, no obstante, demostraron una independencia frente al gobierno de Betancur .

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

El contralor General de la República González García enfrentó, ni más ni menos, que al Presidente de la República en la elección de designado. Sus susceptibilidades políticas por el no nombramiento de Mestre en el gabinete llevaron a González a la decisión de desagraviar a su amigo midiendo fuerzas y dejándose contar, haciéndolo elegir designado.

La imagen puede contener: textoLuego de sus paso por la gran burocracia capitalina, sus ojos estuvieron clavados en la candidatura presidencial de 1990. Que finalmente no logró.

Eso si: consiguió un lugar en las mentes de sus paisanos, de sus amigos y especialmente de las personas del común, a quienes quiso y sirvió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *