COLOMBIA tiene un ministro bandido, el señor Carrasquilla

Aparte del simple detrimento patrimonial que muchas de esta sobras inconclusas dejaron, LOS BONOS CARRASQUILLA  se van convirtiendo en crisis de salud pública.

Un solo ejemplo

Alrededor de 117 municipios están salpicados por los ‘bonos del agua’, o también conocidos como los ‘Bonos Carrasquilla’, entre estos municipios se encuentra El Bordo, Patía, el cual tendrá que pagar una suma bastante alta.

En una de las Administraciones pasadas, el municipio ahora dirigido por Francisco Tulio Arias Gómez, también adquirió un “Bono Agua” por cerca de mil 430 millones, comprometiendo vigencias futuras por 20 años, de recursos destinados a saneamiento básico y agua potable y según la Secretaría Administrativa y Financiera de la localidad, se tendrá que pagar 6 mil millones de pesos de solo intereses hasta el 2028.

Resultado de imagen para El Bordo, Patía

¿Pero de que se trata el ´Bono Carrasquilla’? El Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, al parecer se ha visto beneficiado de unos recursos que fueron adjuntados a algunos municipios para que realizaran obras referente a Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, muchas de las cuales no fueron terminadas y otras tantas se terminaron pero no están en utilidad, a pesar de que fueron recibidas satisfactoriamente.

Aunque con las denuncias realizadas por las veedurías hace más de 10 años,nunca ha pasado nada, lo más curioso del caso es que existe un informe del ente de control, donde afirman que en estas obras se perdieron más de 500 millones de pesos.

Según la Contraloría General las obras ejecutas con estos dineros nunca funcionaron y fueron recibidas a satisfacción. Hoy el municipio de El Patía tiene varias demandas porque las obras se construyeron en lotes ajenos, pues nunca se legalizó su servidumbre.

La comunidad del corregimiento de La Mesa realizó un documento, dándole a conocer al actual Alcalde un informe donde afirman que la planta de tratamiento de aguas residuales nunca funcionó, además posee fisuras en sus paredes y se ha convertido en un foco de contaminación y proliferación de mosquitos y roedores, que afectan la salud de esta comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *