14 de Sept. Natalicio 98 de MARIO BENEDETTI. Poesía, vida y trascendencia

Mario Benedetti nació en Paso de los Toros el 14 de septiembre de 1920 y falleció en Montevideo el 17 de mayo de 2009. Autor de libros como

Resultado de imagen para mario benedetti

La Tregua y Gracias por el fuego, entre otros. Corazón coraza, Currículum, Defensa de la alegría, El Sur también existe, Hagamos un trato, Los formales y el frío, No te salves, Táctica y estrategia y Viceversa son algunos de sus poemas más famosos.

“Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos, te quiero porque tus manos trabajan por la justicia. Si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo, y en la calle codo a codo somos mucho más que dos.”

Estos y otros versos siguen siendo parte de la historia de un país, traspasan fronteras, despiertan sensibilidades, rememoran la elocuencia y sinceridad de su creador, uno de los poetas más leídos, recordados y queridos de toda la América.

Mario Benedetti cumpliría este 14 de septiembre 98 años. Lo recuerda su natal Paso de los Toros, el Tacuarembó de su primera infancia, el Montevideo que lo vio crecer, el Buenos Aires y la España del exilio. Cada persona que disfrutó de su obra, lo lleva grabado en la memoria emotiva que le reconoce al escuchar… “Tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada, te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro. Tu boca que es tuya y mía, tu boca no se equivoca, te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía”.

Su tránsito literario nos dejó por herencia 80 libros, traducidos a más de 20 idiomas. Como patrimonio invaluable quedan textos periodísticos, narrativos y dramáticos, muy especialmente los testimonios de su voz al recitar… “si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos. Y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo y tu llanto por el mundo, porque sos pueblo te quiero.”

Numerosos reconocimientos avalaron su grandeza. En 1986 recibió el Premio Jristo Botev de Bulgaria, por su obra poética y ensayística. En 1987 es galardonado en Bruselas con el Premio Llama de Oro de Amnistía Internacional por su novela Primavera con una esquina rota.

En 1989 es condecorado con la Medalla Haydé Santamaría por el Consejo de Estado de Cuba.

El 30 de noviembre de 1996, le otorgan el Premio Morosoli de Plata de Literatura, entregado por la Fundación Lolita Rubial, de Minas. En esa ocasión fue destacado por su obra narrativa. El mismo año, junto a otros cincuenta escritores, fue distinguido por el Gobierno de Chile con la Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral.

En mayo de 1997 fue investido con el título doctor honoris causa por la Universidad de Alicante y unos días más tarde, el 11 de junio, fue también investido por la Universidad de Valladolid. El 30 de septiembre del mismo año fue galardonado con el Premio León Felipe, en mención a los valores cívicos del escritor. Además fue investido en diciembre como doctor honoris causa en Ciencias Filológicas de la Universidad de La Habana.

Benedetti merece un homenaje cotidiano, vinculado al recuerdo, a la inmortalidad de sus enseñanzas y valores, a la sencillez de su alma creativa y la asertividad de sus palabras que hoy más que nunca se reafirman… “aquí abajo abajo cerca de las raíces, es donde la memoria ningún recuerdo omite y hay quienes se desmueren y hay quienes se desviven y así entre todos logran lo que era un imposible, que todo el mundo sepa, que el Sur también existe.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *