CHILE. A 30 años del primer grito de libertad, contra el asesino PINOCHET

Sumando los casos de detenidos desaparecidos, ejecutados, torturados y presos políticos, el número de víctimas de la dictadura de Pinochet supera las 40.000 personas.

res décadas del fin efectivo de la dictadura. Tres décadas del portazo de los chilenos al régimen de Augusto Pinochet en uno de los días más importantes de la historia reciente del país sudamericano: el plebiscito abierto en el que, el 5 de octubre de 1988, millones de ciudadanos pusieron punto final a la dictadura  que regía en el país sudamericano desde el golpe de Estado contra Salvador Allende y su asesinato vil, en 1973.

La pregunta fue sencilla:

 Pinochet sí? – Pinochet no?

Y la estrecha mayoría de chilenos -el 54%- se decantó por la segunda opción.

El plebiscito apuntaba a la continuidad de Pinochet hasta días ants de la cita con las urnas, pero la negativa de más de la mitad del electorado desembocó en la convocatoria urgente de elecciones y con el democratacristiano Patricio Aylwin como líder del primer gobierno democrático en Chile después de 17 años. El proceso, inédito a escala mundial, contó con la participación de siete millones de personas.

Tres décadas después del hito que marcó el inicio de la transición democrática, el conservador Sebastián Piñera -que gobierna con partidos que apoyaron el régimen de Pinochet- ha insistido este viernes en un mensaje de unidad. En un acto de conmemoración realizado en el palacio de La Moneda, el Presidente saludó el valor que tuvieron los líderes de “la Concertación por el no”, un conjunto de agrupaciones políticas que acabó derivando en el conglomerado que gobernó a Chile por 20 años y que tenía entre sus principales líderes al expresidente Ricardo Lagos. Fue precisamente Piñera -que hoy asegura que en el plebiscito votó por desalojar a Pinochet del poder-, quien rompió la racha del centroizquierda en 2010, al asumir como presidente en el primero de sus dos mandatos.

Según los datos recogidos por la Comisión Valech en 2011, sumando los casos de detenidos desaparecidos, ejecutados, torturados y presos políticos, el número de víctimas de la dictadura de Pinochet supera las 40.000 personas. De ellas, 3.065 están muertas o desaparecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *