Con la muerte de Héctor Ulloa se fueron al oriente eterno Don Chinche y sus “cinco centavitos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *