BRASIL. ELEIÇÕES presidenciales. A 2a. vuelta el progresista Haddad 29,25% enfrentando a Bolsonaro, candidato del fascismo (46,05%)

Los brasileños ejercieron en el día de ayer su derecho ciudadano a elegir su Presidente. De esta manera, el gigante sudamericano podría marcar un parteaguas, luego de varios años de incertidumbres marcados por el golpe parlamentario que depuso a la expresidenta Dilma Rousseff y el amañado proceso judicial contra Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores (PT), por supuestos cargos de corrupción.
Además del Presidente y Vicepresidente de la República, este domingo fueron electos los 27 gobernadores, 54 senadores y los 513 diputados federales, 24 distritales y 1 035 estaduales.

Resultado de imagen para el sucesor de lula

Con más de 99% de votos escrutados, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) confirma que el balotaje se medirá entre el candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, y el candidato del PT, Fernando Haddad.

El próximo 28 de octubre habrá segunda vuelta presidencial en Brasil entre el candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, y el aspirante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad.

En el tercer lugar de la contienda quedó el candidato de centro izquierda, Ciro Gómes, con 12,3% de los votos; seguido por el derechista Geraldo Alckmin con 5% de los sufragios.

Para estos comicios han sido convocados unos 147,3 millones de electores que tendrán la responsabilidad de elegir al sucesor de Michel Temer, quien llegó al poder tras un polémico ‘impeachment’ contra la entonces presidenta electa, Dilma Rousseff.

Unos 147,3 millones de brasileños fueron convocados a 544 493 urnas de votación para elegir al próximo Presidente del país entre 13 candidatos.

La ausencia de Luiz Inácio Lula da Silva en la carrera presidencial es el hecho sobre el que orbitaron las elecciones de este domingo en Brasil: su salida le ha dio ventaja a Bolsonaro, quien llegó como favorito, y ha puesto a prueba el liderazgo de Haddad, considerado el delfín político del ex mandatario.

Bolsonaro es un ex capitán del ejército de 63 años, que desde 1991 representa a Río de Janeiro como diputado federal. Sus frases polémicas y altisonantes le han dado espacio en los medios y gran popularidad en redes sociales, donde también se le apoda como el ‘Trump de Brasil’. Su ascenso como candidato ocurrió en un ambiente contaminado por las denuncias de corrupción que involucran a figuras de partidos tradicionales de su país, especialmente tras el escándalo de Lava Jato, por lo que su discurso de “mano dura” convoca a buena parte del electorado. Hasta hace menos de un mes, Haddad era el compañero de fórmula de Lula. Sin embargo, el revés en los tribunales impidió la candidatura del expresidente y puso al exministro de Rousseff al frente de la boleta del Partido de los Trabajadores (PT).

Haddad, exministro de Educación de Lula, promete  volver a los años de gloria de LULA, líder del PT, cuando los planes de inserción social y una economía boyante permitieron sacar a más de 30 millones de brasileños de la pobreza extrema.

Al iniciarse la jornada, las encuestas auguraban una segunda vuelta que tendría lugar el 28 de este mes, entre los dos candidatos más votados, quienes hasta este momento serían Fernando Haddad y Jair Bolsonaro.
Estas elecciones parecen ser un punto decisivo para la izquierda en América Latina, la cual en los últimos años ha sido bombardeada con acusaciones de corrupción como las acaecidas en contra de Rousseff y Lula en Brasil y Cristina Fernández, en Argentina.
Fernando Haddad, candidato presidencial del pt votó, en el día de ayer, en medio de exclamaciones a favor de Lula da Silva. Además, envió un mensaje de paz a favor de un sufragio tranquilo,  donde se respetara el derecho a la diversidad de opiniones.
Simpatizantes de Haddad en Sao Paulo.La exmandataria y candidata al senado por Minas Gerais,  Dilma Rousseff, aseguró, luego de emitir su derecho al voto, que «hoy es un momento muy especial para el país. Estamos reafirmando la democracia de Brasil. La democracia que fue tan golpeada tanto en el impeachment (golpe parlamentario) como en la sucesión del proceso».
Por otro lado, Bolsonaro declaró luego de votar en Vila Militar, Río de Janeiro, que en caso de una segunda vuelta, «si estoy de alta y bien de salud recorreré Brasil y correré ese riesgo».
El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, había llamado al pueblo brasileño a votar a su compatriota Fernando Haddad.
A través de una misiva cargada de esperanza y escrita desde la cárcel, este 6 de octubre, pidió que votaran por el candidato del Partido de los Trabajadores (pt).
Según el sitio Hipantv, al referirse al número electoral de su formación, enfatizó en que «Haddad es Lula», y puso fin a la nota agregando al pie de su firma: «Sin miedo de ser feliz».
Si bien al cierre de esta edición no se conocía el resultado final de estas elecciones presidenciales, lo cierto es que muchos medios de difusión masiva y las redes sociales se habían hecho eco del rechazo contra Bolsonaro, quien ha sido denominado el Donald Trump brasileño.
Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer, y la suerte de los programas sociales en busca de un mejor país, depende  de la decisión que, todo parece indicar, podría definirse el próximo 28 de octubre en las urnas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *