PEPE MUJICA: “La concentración excesiva de la riqueza, termina horadando y concentrando de poder político. Como ha pasado en Brasil.”

“EL SISTEMA DE GIGANTES TRASNACIONALES, CRECE MUY POR ENCIMA DEL CRECIMIENTO NORMAL QUE TIENEN LAS CLASES SOCIALES, PARTICULARMENTE LA CLASE MEDIA”

El expresidente José Mujica analizó lo sucedido en Brasil y aseguró que lo que está pasando en ese país no escapa a lo que sucede en el mundo, donde la concentración de la riqueza se convierte en un factor de poder.

“La concentración excesiva de la riqueza, termina horadando y construye concentración de poder político. Parte de esto ha pasado en Brasil. No importan algunos disparates que se dijeron, las bolsas subieron.

El dinero siempre ha sido cobarde. No hace cuestiones de principios, hace cuestiones de intereses. Y no quisiera que nuestro paisito sea eso, porque somos cuatro gatos locos”, remarcó.

“Nunca se acaban los males y van poco a poco creciendo, dice Martín Fierro por ahí”, arrancó diciendo el exmandatario “en el fondo hay un problema general, que va más allá de Brasil. Un problema que está presente en el mundo contemporáneo y la gente en general no lo ve”.

“Es el hecho de que la economía corporativa, el sistema de gigantes trasnacionales, crece muy por encima del crecimiento normal que tienen las clases sociales, particularmente la clase media, que se siente bastante estancada en sus ingresos y posibilidades y no puede ver que la tajada más grande de la fiesta la tiene la economía corporativa”.

“La parte del comercio mundial que más crece es a la interna de las compañías trasnacionales. Lo que le vende una filial de la India a una filial de Europa. En ese marco, la disconformidad de la clase media se expresa por una serie de fenómenos de acuerdo a la sociedad, pero están ahí. Es lo que le dio oportunidades al mensaje de Trump en EEUU. Eso de que la culpa la tienen los inmigrantes, los mexicanos, los chinos. En Europa, el alud de sirios, los negros de África. Esto genera un hiper nacionalismo. En Inglaterra la decisión del Brexit, aparecen una serie de fenómenos que aparentemente no tienen conexión unos con otros pero que en el fondo están respondiendo a eso que está pasando en el mundo”, agregó.

A renglón seguido se refirió al fenómenos de la corrupción al que algunos apuntan como determinantes en las elecciones de Brasil.

“La corrupción es inherente a esta altura del desarrollo del sistema en que vivimos. Se manifiesta en forma diferente, pero está allí. Cómo explicar que a Wolksvagen le ponen una multa de 7000 millones de dólares, o a la Banca Morgan casi 4000 millones de dólares. Acaba de saltar en Europa que probablemente el sistema de bancos privados haya eludido más de 50 mil millones de dólares de aportes a las tesorerías de los gobiernos. ¿Cómo explicar que hasta la reina de Inglaterra tiene plata en un paraíso fiscal?”

“No es cierto que la corrupción es un problema de América Latina. No, es del mundo, porque esos fenómenos están ahí. No los ve el que no quiere ver. Lo que pasa es que los europeos y los desarrollados trabajan con otros criterios, no matan ala empresa, la multan. ¿Por qué? Porque una empresa es en el fondo una construcción social y no la quieren perder. Le hacen pagar el pecado pero sigue trabajando”, añadió.

“La corrupción de América Latina la trajeron las empresas que vinieron de afuera y salieron a buscar obras y metieron ese recurso en la política latinoamericana. Este no es el capitalismo puritano que surge con una mística del trabajo y el ahorro, y con odio al parasitismo de los señores feudales. Las clases sociales tienen edades, y en le transcurso de esas edades van generando cultura e ideología. Hoy es profundamente especulativa y se lograr hacer creer que la única forma de triunfar en la vida es hacerse rico, y el que no lo logra es un fracasado. Lo enseñan en alguna universidad, no? Pero es una ideología subliminal que se siembra”.

“En ese marco tenemos que encuadrar a Brasil, un país continental que seguramente ha tenido fenómenos de corrupción que no son distintos a los que acontecen en Europa o Estados Unidos. Cómo explicar la crisis del mundo del 2008 con las hipotecas? Que al final la terminamos pagando todos porque ellos tienen la maquinita para imprimir dólares. ¿Qué fue eso? Hipoteca sobre hipoteca, una verdadera calesita de hipotecas que al final estalló y como era tan grande el fenómeno, buena pate de los bancos centrales se tuvieron que hacer cargo. ¿Cómo se llama eso?”.

“Y en Brasil hay otro fenómeno, la destrucción que está haciendo el narcotráfico, por los juicios culturales que va metiendo en la sociedad. Es el código plata o plomo. Y como tiene altas tasas de ganancias, siempre va a estar el que quiere riqueza rápida. Y a pesar de las caídas, cae un grupo y se generan dos nuevos. O no nos damos cuentas que hace más de 50 años que se está reprimiendo y no para de avanzar. O nos damos cuenta que el primer mercado es EEUU con su enorme poder adquisitivo, tentador y con eficiencia tecnológica, y esta es la desgracia de México”.

“Acá el punto es como digieren tanta plata negra, adonde va a parar, no cabe duda de que queda la sospecha de que alguna manera se legaliza. Ubico lo que pasa en Brasil en el contexto de este mundo con las peculiaridades de cada Nación o país. Y dándonos la lección de que la gente tiende e aprender muy poco del pasado, pero más bien da la impresión de que muchísima gente más que votar a favor, votó en contra de algo. Quiere cambiar pero no sabe para donde. En México pasó algo parecido, agarró para la otra punta porque era la alternativa, porque tampoco voya creer qye súbitamente semejantes masas se volvieron progresistas. Es un voto por la negativa más que nada”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *