BOGOTÁ. 6 y 7 de noviembre de 1985, holocausto del Palacio de Justicia. RETOMA SANGRIENTA, una herida que sigue abierta

La toma del Palacio de Justicia sucedió en la mañana del miércoles 6 de noviembre, planeada por un comando de guerrilleros del M-19 que mantuvieron retenidos a 350 rehenes, entre magistrados, consejeros de Estado, servidores judiciales, empleados y visitantes del Palacio de Justicia.

La retoma, en manos de la Fuerza Pública, se extendió hasta el otro día, y dejó como saldo 98 muertos, entre ellos once magistrados y once personas desaparecidas.

Sólo hay seis de los 11 desaparecidos identificados.

El recuento que hace de los desaparecidos es:

Héctor Jaime Beltran

Con 30 años de edad se desempeñaba como mesero de la cafetería y aspiraba a validar el bachillerato. Parte de sus restos fueron hallados en Barranquilla en una tumba que tenía el nombre de otra persona, en 2017.

Bernardo Beltrán

Con 24 años de edad trabajaba en la cafetería. Sus restos fueron hallados en septiembre de 2017 en Manizales, en la tumba del magistrado auxiliar Jorge Alberto Echeverry.

Cristina del Pilar Guarín

Licenciada en historia y geografía de la Universidad Pedagógica, trabajaba en la cafetería. Sus restos fueron hallados en el Cementerio Jardines del Recuerdo en Bogotá, en la tumba María Isabel Ferrer, otra víctima de los hechos. Según un informe de Medicina Legal, ella fue asesinada antes de que su cuerpo fuera incinerado.

Ana Rosa Castiblanco

Sus restos fueron hallados el 17 de julio 2001, y fue uno de los cadáveres exhumados entre enero y septiembre de 1998. 30 años después del holocausto, tras cotejo de ADN a sus familiares, la Fiscalía confirmó que efectivamente se trataba de su cuerpo. Al parecer, en el momento de los hechos ella estaba embarazada.

Luz Amparo Oviedo

El día de la toma por parte del M-19, se disponía a ir a una entrevista de trabajo. Una pulsera suya fue encontrada al lado del cadáver calcinado del magistrado Alfonso Reyes Echandía. Sus restos fueron hallados en el Cementerio del Sur en Bogotá

 

Luz Mary Portela

Tenía 26 años cuando sucedieron los hechos. Fue al Palacio a reemplazar a su mamá, Rosalbina, en las labores de auxiliar de cocina. Sus restos fueron hallados en el Cementerio Jardines del Recuerdo en Bogotá.

Aun no se sabe nada sobre el paradero de los otros desaparecidos, y empleados de la cafetería del Palacio, quienes fueron identificados como Gloria Anzola de Lanao, Gloria Stella Lizarazo, Norma Constanza Esguerra, Carlos Augusto Rodríguez, David Suspes Celis.

Como un absurdo sino trágico del holocausto, al poco tiempo sucedió la tragedia de Armero, la cual fue de tal dimensión y tan alto impacto, que terminó sirviendo para que la atención del país se desviara hacia ella y se dejara a un lado la toma del Palacio de Justicia, lo cual fue muy conveniente para favorecer a los responsables e implicados.

Por eso, para muchos, la herida sigue abierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *