“EL 2019 -COMO TODOS LOS AÑOS- NOS ENCUENTRA EN PIE DE LUCHA PORQUE LA ÚNICA LUCHA QUE SE PIERDE ES LA QUE SE ABANDONA”: Lucía Topolansky, vicepresidenta del Uruguay

“La política social más profunda es la posibilidad de tener trabajo”

La vicepresidenta de la República Oriental del Uruguay y Presidenta de la Asamblea General, Lucía Topolansky aseguró que 2019 será crucial para el futuro del país y su gente. “Si continúa una senda que permita seguir subiendo la escalera de la inclusión, de la descentralización y de los cambios o (o de lo contrario) corremos el riesgo de algunas reformas que nos harían bajar estrepitosamente unos cuantos escalones” sostuvo.

Topolansky le habló directamente a los trabajadores organizados y aseguró que los desafíos “pasan por medir bien cómo vamos a trabajar cada quien desde su ángulo y responsabilidades, en un año que es definitorio para el Uruguay”.

En este sentido, subrayó la importancia de “pensar bien nuestras decisiones en relación a la unidad y el saber que todas las decisiones juegan hacia lo nacional más allá de la interna chiquita o grande de nuestro sindicato, eso es crucial. Y creo que ello en este tiempo es tan crucial que puede ser la diferencia entre un resultado y otro” enfatizó.

Resultado de imagen para trabajadores uruguayos

En su análisis, Topolansky destacó la coyuntura regional como un factor que ha impactado sobre nuestro país. “Este ha sido un año muy difícil en el sentido que hay acontecimientos nacionales e internacionales que se cruzaron e incidieron en la cotidianidad uruguaya.

Y menciono esto porque algunas cuestiones internacionales pegaron en el tema de la producción, de la industria y eso generó un aumento del desempleo. Estoy convencida que la política social más profunda, más importante que puede tener cualquier país es el mundo del trabajo, es la posibilidad de tener trabajo. Lo demás es necesario pero es secundario al trabajo.

A su vez el mundo del trabajo se ha puesto en discusión en el continente en cuanto a que se ha visto desregulado, ha retrocedido en sus derechos en muchos países muy cercanos y eso prende luces de alerta, porque uno siempre tiene que estar atento a que no suceda en nuestro país al tiempo que lamenta que otros países tengan que soportarlo. Pero esa ha sido la pauta en términos generales”.

Empero, la vicepresidenta de la República destacó que a pesar de la coyuntura, “el año transcurrió con algunas cosas importantes como la posibilidad de llevar adelante algunos proyectos que eran necesarios, como el tema de los cincuentones, o (la reforma de) la Caja Militar, ambos temas en relación a la seguridad social. Pero también pudimos ahondar en derechos con la aprobación de algunas leyes como por ejemplo la de empleo para personas con discapacidad para el sector privado”.

Asimismo, también destacó la importancia de algunas iniciativas legislativas en materia de transparencia “con demandas de la sociedad que son justas” específicamente aquellas que regulan la actitud ética del funcionario público. “Podría decir que se avanzó en esos temas aunque fue dificultoso porque la realidad nacional e internacional no es simple en estos momentos.

Por eso digo que para mi fue un año largo que culminó con la imposibilidad de aprobar algunos proyectos como la ley de partidos que habría sido un asunto muy fuerte; se trabajó mucho durante muchísimos meses y pero inexplicablemente se estancó en la Cámara de Diputados y terminó en suspenso.

Resultado de imagen para ley organica militar uruguaya

Por eso creo que es un año contradictorio. Hay cosas positivas como por ejemplo la Nueva Ley Orgánica Militar que completa el tema de la reforma del servicio de retiros y tiene cosas absolutamente novedosas como la anulación del concepto de obediencia debida”.

En relación al vínculo institucional con la sociedad civil y en especial con los trabajadores, Topolansky dijo al Portal que ha sido un año de muchas iniciativas y de trabajo tan intenso como productivo.

“Hace unos pocos días compartimos la celebración de los 50 años de la Ley de Vivienda y coincidimos con la Sociedad de Arquitectos del Uruguay, la Facultad de Arquitectura y el Ministerio de Vivienda (MVOTMA) sobre la necesidad de discutir el tema de la vivienda en sus términos más profundos, porque todavía no hemos movido la aguja todo lo que quisiéramos.

Por eso digo que hay cosas en que se ha trabajado mucho y son muy importantes y otras que quedaron por el camino”. La Presidenta de la Asamblea General explicó que no solamente los grandes temas son relevantes para la población sino que también hay otros, considerados generalmente como “temas menores” que tienen directa incidencia en la vida de algunas personas.

En este sentido, adelantó que en marzo es posible que se apruebe una ley sobre la elaboración de los chorizos artesanales. “Eso implica fuentes de trabajo, especialmente de gente del interior, son asuntos pequeños para el mundo pero grandes para algunos pagos” sostuvo. “Todo depende del lugar de la realidad donde nos ubiquemos” acotó.

Balance y perspectiva

“Quisiera decirles a los trabajadores que el 2.019 tiene más desafíos aún que el 2018 y pasan por medir bien qué vamos a plantearnos, cómo vamos a trabajar cada uno desde su ángulo y sus responsabilidades, en un año que –desde mi punto de vista- es definitorio para el Uruguay.

Resultado de imagen para trabajadores uruguayos

Si continúa una senda que permita seguir subiendo la escalera de la inclusión, de la descentralización de los cambios o corremos el riesgo de algunas reformas que en realidad nos hagan bajar estrepitosamente escalones. Se trata de pensar bien nuestras decisiones en relación a la unidad y el saber que todas las decisiones juegan hacia lo nacional más allá de la interna chiquita o grande de nuestro sindicato, eso es crucial. Y creo que ello en este tiempo es tan crucial que puede ser la diferencia entre un resultado y otro”.

“Hemos tratado de tener las puertas del Palacio Legislativo, del Poder Legislativo, lo más abiertas posible y de hecho, casi semanalmente nos visitan estudiantes que se acercan a mirar la realidad. Hay una edición de la Constitución Nacional en dos formatos, uno para los más chiquitos y otra para los adolescentes que se les regala, lo mismo que la edición en Braille cuando se trata de niños ciegos.

Tuvimos una asamblea con los niños de las escuelas Mandela -que es una propuesta muy interesante de valores que lleva adelante la ANEP- donde los chiquilines se hicieron cargo de las iniciativas; lo único que hicimos nosotros fue conducir esa especie de sesión parlamentaria, donde ellos plantearon temas de fondo en cuanto a la necesidad de la solidaridad y otros temas bien interesantes.

El Palacio fue el telón de fondo de la conmemoración de los 35 años del Río de Libertad del Obelisco, en este caso protagonizado por juventudes de todos los partidos políticos y con un mensaje clarísimo: no a las falsas noticias y mentiras en esta campaña electoral.

También el Palacio Legislativo recordó hace poco y colocó una placa en la Plaza Mártires de Chicago a los trabajadores que promovieron el 1º de mayo del 83, con la presencia incluso de algunos de los que habían hablado en aquel acto histórico. Más allá que nos ayudaron a descubrir la placa, lo más importante fue recordar que allí empezó el movimiento que con las marchas estudiantiles, más el acto del Obelisco, hizo posible la salida de la dictadura.

Son cosas que no debemos olvidar nunca. El Palacio ha estado abierto también para actividades de reflexión sobre los más variados temas y cuestiones artísticas. Nosotros pretendemos que el 25 de agosto del 2025 -que es el año que se cumplen los 100 años de la construcción del Palacio Legislativo- y el momento en que se cumplen 200 años de la Declaratoria de la Independencia, entendemos que esa fiesta democrática, tiene que ser trabajada, pensada con toda la sociedad, por eso hemos formado una comisión honoraria donde van a estar representados los partidos políticos, pero también va a estar representada la sociedad civil para que conduzca todo el proceso de cara al festejo.

Hemos firmado un acuerdo con el Municipio B, para que el espacio público que rodea al Palacio sea realmente inclusivo y al servicio de la gente. Por ejemplo en una parte hemos trabajado no solo con la Intendencia, sino también con el liceo 17 que está sobre la calle Fernández Crespo casi en su desembocadura, de darle nombre a las plazas que rodean al Palacio; hay una que se llama Vasconcellos, otra Gutiérrez Ruiz y Zelmar Michelini, y hay que seguir con los nombres de legisladores.

Hay una propuesta de vecinos para que un espacio se llame Jaime Pérez y otra propuesta de una cantidad de vecinos para que el otro espacio que queda se llame Julia Arévalo. Está muy bien porque todos son legisladores que dejaron su huella en la historia nacional y además inclusivo porque tenía que aparecer también el nombre de alguna mujer.

Así que han pasado muchas cosas, lo que pasa es que en el mundo político a veces es más noticia por algo secundario, meramente ocasional, que por algo que tiende a trabajar los valores de la sociedad. Yo destaqué cuando aprobamos la ley trans, que en la barra del Senado estaban integrantes de colectivos con dos posturas políticas diferentes, antagónicas, con sus pañuelos amarillos y otros con sus pañuelos azules y no hubo un solo incidente, pero eso no ameritó un titular.

Esa es la reflexión que quiero dejar para fin de año, es para nosotros imprescindible la colaboración ciudadana para la tarea legislativa” remarcó.

Resultado de imagen para trabajadores uruguayos

Finalmente, Topolansky envió un saludo a los trabajadores y trabajadoras luego de un año intenso de trabajo. “Quiero enviarles un fuerte abrazo y la certeza que 2019 -como todos los años- nos encontrará en pie de lucha porque la única lucha que se pierde es la que se abandona y no tenemos esa intensión de abandonar nada” sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *