Lucas Barrón, del Perú, el primer competidor con síndrome de Down en el Dakar

Lucas Barrón
Image captionPese a que está participando por primera vez en el Dakar, Lucas Barrón ya tiene experiencia de correr en las dunas peruanas.

Cuatro décadas después de haber cruzado por primera vez el desierto del Sahara, el rally Dakar es testigo este año de un nuevo hito con la primera participación de un corredor con síndrome de Down en la mítica prueba.

Se trata del peruano Lucas Barrón, quien el domingo tomó la salida en Lima como copiloto de su padre y con el único objetivo de completar los 10 días y 5.000 kilómetros de recorrido de la exigente carrera.

Lucas y Jacques Barrón.
Image captionBarrón comenzó el domingo su aventura junto a su padre, Jacques, quien cuenta con cuatro participaciones en el Dakar.

Se trata de un enorme desafío tomando en cuenta que el 70% de la distancia será a través de las imponente dunas del desierto del sur de Perú.

“Esta carrera es brillante para mí. Será fácil porque conocemos la ruta“, le dijo un emocionado Barrón a la agencia de noticias AFP antes de tomar la largada.

El equipo de los Barrón, formado por Jacques y Lucas, está participando con un Polaris de tracción cuatro ruedas en la categoría UTV, de los vehículos utilitarios todoterreno.

Lucas Barrón montado en el Polaris.
Image captionEl objetivo del equipo “Barrón x 2” es completar los 5.000 kilómetros del recorrido.

Como preparación para afrontar la que es considerada la carrera más difícil y exigente del mundo, padre e hijo participaron en el rally Desafío Inca, que se disputó entre el 14 y 16 de septiembre por una de las zonas que atravesará el Dakar en la región del Ica.

En esa prueba finalizaron en el séptimo y lugar de su categoría, los últimos aunque con la satisfacción de haber llegado a la meta.

Antes ya habían corrido en la Baja Inka en 2017.

Entre las funciones que deberá cumplir Barrón será la de observar la temperatura de la correa del motor y la presión de aceite y de los neumáticos.

Jacques y Lucas Barrón.
Image captionPara Jacques lo más importante es mostrar que una persona con síndrome de Down puede seguir teniendo desafíos y metas en la vida.

También tendrá un ojo en los otros vehículos para evitar accidentes, así como ayudar asistencia mecánica a su padre.

Jacques Barrón elogió la perseverancia de su hijo para demostrar que las personas con síndrome de Down pueden desarrollar ciertas habilidades y disfrutar “cualquier deporte”.

Con su condición, Lucas ha podido practicar natación, fútbol, ciclismo, surf y esquí sobre agua, deportes que en conjunto lo han preparado físicamente para hacer frente a las largas jornadas que le esperan en el desierto.

El Dakar finalizará el domingo 17 de enero en Lima en la que es la primera edición que se disputa 100% en Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *