Gema tallada hace 3.500 cambiará la historia del arte antiguo

Investigadores de la Universidad de Cincinnati encuentran una obra con un “nivel de detalle excepcional” en la tumba del ‘Griffin Warrior’

El magnífico detalle de la obra de arte tallada en una gema ha sorprendido a los arqueólogos (University of Cincinna

La gema tiene apenas 3,6 centímetros de largo


En la primavera de 2016, un equipo de la Universidad de Cincinnati hizo raro descubrimiento. En la región griega de Pilos (en la costa sudoeste del Peloponeso), los arqueólogos encontraron la tumba intacta de un guerreromicénico de la Edad de Bronce de hace alrededor de 3.500 años. Ese fue, según el ministerio de Cultura griego, el hallazgo “más importante realizado en el país en 65 años”.

El ‘Griffin Warrior’ era un guerrero micénico que murió hace alrededor de 3.500 años

El sepulcro reveló un esqueleto muy bien conservado al que los investigadores bautizaron como Griffin Warrior porque, a su lado, encontraron una placa de marfil adornada con un grifo, una bestia mítica con el cuerpo de un león y la cabeza y las alas de un águila. El espacio tenía más de 3.000 objetos dispuestos alrededor del cuerpo del hombre, incluidos cuatro anillos de oro macizo, copas de plata, piedras preciosas, peines de marfil y una espada bronce con el mango de marfil y oro, entre otras armas.Los investigadores tuvieron que limpiar la piedra caliza incrustada

Tras varios meses analizando los hallazgos, los expertos han hecho un descubrimiento aún más notable que la tumba en sí. Entre el ajuar, escondido debajo de la arcilla endurecida en medio de un olivar junto a las ruinas del palacio de Néstor, ha aparecido una gema tallada, que amenaza con reescribir toda la historia del arte de la antigua Grecia.

“Esta es una de las mejores obras de arte prehistórico griego jamás descubiertas”, aseguran los arqueólogos de la Universidad de Cincinnati. La piedra preciosa muestra una feroz batalla cuerpo a cuerpo entre tres soldados que pone luz sobre las leyendas más habituales de los orígenes de la civilización griega.

Los conservadores necesitaron más de un año para limpiar la piedra caliza incrustada en el sello. A medida que iban apareciendo los detalles del diseño, los investigadores se sorprendieron al descubrir que habían Así era el 'Griffin Warrior'desenterrado nada menos que una obra maestra. ”Mirar la imagen por primera vez fue una experiencia conmovedora. Algunas personas incluso han llorado”, asegura Shari Stocker, profesor de la Universidad de Cincinnati.

La artesanía de la gema y el exquisito detalle del dibujo lo convierten en el mejor trabajo descubierto del arte glíptico (grabar o tallar las piedras preciosas) producido durante la Edad del Bronce en el Egeo. ”Lo que es fascinante es que la representación del cuerpo humano y la musculatura se encuentran en un nivel de detalle que uno no encuentra hasta el período clásico del arte griego, unos 1.000 años después (de esta obra)”, explica el arqueólogo Jack Davis.

Los minoicos estaban produciendo arte de un tipo que nadie imaginó que fueran capaces de hacer

La escena de combate meticulosamente tallada se grabó minuciosamente en un trozo de piedra que mide apenas 3,6 centímetros de largo. De hecho, muchos de los detalles del sello, como la ornamentación del armamento y la decoración de la joyería, se vuelven claros solo cuando se observan con una potente lente microscópica. ”Algunos de los detalles son solo de medio milímetro. Son incomprensiblemente pequeños”, dice Davis.

La gema tallada hace 3.500 años que cambiará la historia del arte antiguo

La miniatura representa a un guerrero victorioso que, tras vencer a uno de sus oponentes, que resta a sus pies, dirige su atención hacia otro enemigo contra el que hunde su espada en el cuello. La escena evoca a las grandes héroes de La Ilíada de Homero, la epopeya griega que narra lo que ocurrió en los últimos días de la guerra de Troya.

Según los investigadores, la gema era ”una posesión valiosa y apreciada que sin duda muestra el papel del Guerrero Griffin en la sociedad micénica, identificado con el héroe representado en el sello”. ”Este sello se debería incluir en todos los libros de historia del arte porque cambiará la forma como se ve el arte prehistórico”, añaden.

                                                                                     

Hasta el momento, los expertos consideraban que los habitantes de Micenas (en la península del Peloponeso) simplemente importaron o robaron las riquezas de la civilización minoica de la isla de Creta. Davis y Stocker consideran, sin embargo, que los hallazgos realizados en Pilos indican un intercambio cultural mucho más grande y complejo entre micénicos y minoicos.

La habilidad y sofisticación de la gema encontrada ahora ”parecen indicar que los minoicos estaban produciendo arte de un tipo que nadie imaginó que fueran capaces de hacer”, explica Davis. “Su habilidad e interés en el arte representacional, particularmente el movimiento y la anatomía humana, están más allá de lo que se imaginó“, agrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *