CATALUÑA 21-D. Lista de Puigdemont será Junts per Catalunya y ERC reconoce que el Govern no estaba preparado para “desarrollar la república”

El Parlament, només amb els independentistes, el dia de la declaració. / CÈLIA ATSET

Carles Puigdemont concurrirá a las elecciones del día 21 de diciembre con una lista bajo el nombre de Junts per Catalunya. El presidente de la Generalitat cesado se enfrentará a través de esta nueva plataforma, con el PDECat como base, a ERC y a la CUP por los votos independentistas.

La lista de Puigdemont será Junts per CatalunyaSe da la circunstancia de que Junts per Catalunya fue una de las tres opciones que se sometieron a votación final durante el congreso constituyente del partido en julio del año pasado y acabó siendo derrotada frente a la opción de Partit Demòcrata. En aquel congreso, Puigdemont y Artur Mas votaron por Junts per Catalunya, que cayó en primera ronda.

La denominación de la candidatura fue registrada hoy en la Junta Electoral Central como una modificación de la coalición registrada por el PDECat, que añadía la denominación Pacte Democràtic. El nombre fue consensuado el sábado con Puigdemont durante la visita de Marta Pascal, David Bonvehí, Artur Mas y Ferran Bel y se trasladó hoy a la dirección del partido.

Se descarta definitivamente de esta manera la opción de la agrupación de electores que Puigdemont avaló inicialmente y que seguía activa durante el fin de semana recogiendo firmas. En este momento, según sus promotores se habían alcanzado 35.000 de las 55.000 firmas necesarias para ser reconocida por la Junta Electoral.

ERC ha dado la razón a la exconsellera de Ensenyament, Clara Ponsatí, que este fin de semana aseguró que el Govern no estaba “suficientemente preparado” para “dar continuidad política de forma sólida” a los resultados del 1-O. Así, el portavoz de los republicanos, Sergi Sabrià, ha admitido que el Ejecutivo catalán no estaba preparado para desarrollar la república“haciendo frente a un Estado autoritario sin límites para aplicar la violencia”. Sabrià ha querido dejar claro que el Govern tenía una línea roja que no podía traspasarse, que era el de la no violencia y entender el proceso independentista como pacífico. Además, ha señalado que aún estando listos nunca se hubiera superado “poner en riesgo a los ciudadanos” de Catalunya.

“Estábamos a punto de desarrollar la república en un contexto diferente al que nos encontramos, pero ante las pruebas claras de que esta violencia podría llegar a producirse decidimos no traspasar esa línea roja”, ha recalcado Sabrià, aunque en la rueda de prensa no ha aclarado cuáles eran estas evidencias.

ERC reconoce que el Govern no estaba preparado para “desarrollar la república”Pese a este contexto y ante las elecciones del 21 de diciembre, Sabrià ha subrayado que su formación no va a renunciar a sus principios. “Nuestro objetivo es la independencia y dar forma a esta república ya proclamada”, ha insistido, aunque no ha querido marcar fechas para cumplirlo, a diferencia del programa presentado por Junts pel Sí en septiembre del 2015, donde se establecían 18 meses.

En cuanto a las declaraciones del Carles Puigdemont al diario francés Le Soir, en el que admite que hay más soluciones para Catalunya que no pasan por la independencia, el portavoz de ERC ha afirmado que a su formación le gustaría ver cuál es el “contexto de esta frase”, pero en todo caso ha valorado que el president destituido haya “cumplido su compromiso electoral”, por lo tanto “no hay dudas” de su compromiso y no entienden que Puigdemont esté retrocediendo en sus planes.

Puigdemont valora hoy “posible” una solución que no sea la de independencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *