MATANZA. En el corregimiento “El Paujil”, con música se fortalece el proceso de reparación colectiva

Hasta el corregimiento El Paujil, perteneciente al municipio de Matanza, Santander, llegaron la Unidad para las Víctimas y la Gobernación del Departamento para hacer la entrega formal de los instrumentos musicales de la banda de marcha del colegio Lizcano Flórez.

Estudiantes, padres de familia y comunidad educativa en general estuvieron presente para recibir de la oficina de víctimas de la Gobernación, en cabeza de Juanita Ibáñez Santamaría, jefe de la Oficina de Víctimas de ese ente territorial, esta dotación que permitirá el desarrollo artístico de los estudiantes.

“La reparación colectiva busca por medio de la Unidad para las Víctimas y de las administraciones departamentales resarcir ese daño que hizo la guerra en las comunidades como el Paujil y Santa Cruz de la Colina”, destacó Juanita Ibáñez. 

Noelia García Gómez, rectora de la institución manifestó su complacencia por estos instrumentos “para nosotros como institución educativa este es un aporte más a la construcción de una comunidad donde podemos hacer actividades que nos ayuden a formar a nuestros jóvenes y proyectarse hacia un mejor futuro”

Amparo Guevara Muñoz, coordinadora Zonal de Reparación Colectiva, destacó que  “actualmente nos encontramos en la fase de alistamiento de El Paujil y Santa Cruz de la Colina, los dos sujetos de reparación del municipio de Matanza; hemos realizado una gestión interinstitucional que fortalezca la articulación de oferta social para estas comunidades”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *