En los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, “me robaron mi momento de gloria”: LEIDY SOLÍS, hoy campeona mundial total 69 kgs.

Subirse al podio en una cita grande siempre ha sido el sueño de Leidy Solís. La medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 se la confirmaron a principios de este año por el dopaje de dos competidoras en la categoría de los 69kg (la ucraniana Natalia Davidova y la china Liu Chunhong). “Me robaron mi momento de gloria”, dijo en una entrevista. Ese anhelo aún no lo había podido cumplir. Fue campeona de Juegos Suramericanos, Centroamericanos y del Caribe y Panamericanos. Pero el podio en un Mundial o en unos Juegos Olímpicos seguía sin aparecer. En Rio de Janeiro quedó cerca, finalizó en la cuarta posición. Pero nunca se rindió y el fruto al trabajo lo vio este sábado en Anaheim, California. Se coronó campeona mundial en el total de los 69 kg.

El total, que suma los resultados del arranque y el envión y es lo único que se premia en los Juegos Olímpicos, fue la categoría en la que se vistió de oro. Superó a todas sus rivales con solvencia. Terminó la jornada con 239 kilogramos, cuatro más que la pesista de Albania Romela Begaj y la estadounidense, Martha Rogers. Plata y bronce, respectvamente. Su sueño por fin se hizo realidad. Cuando la llamaron a ubicarse en lo más alto del podio, saltó y sacó una sonrisa enorme. Después, cuando sonó el himno nacional miró hacia arriba y se le hizo un nudo en la garganta que estuvo acompañado por un par de lágrimas de felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *