La casa del presidente Garcia Rovira, se cae por culpa del “lobo de Coomultrasan”, el mismo del robo a Saludcoop.

Casa natal de ‘Custodio García Rovira’, en Bucaramanga se cae a pedazos

César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL

García Rovira.jpgJosé Custodio Cayetano García Rovira  nació en Bucaramanga  el 2 de marzo de 1780.  Hijo de Juan de Dios García Navas y Rosa Rovira de García. Realizó sus primeros estudios en la escuela de Felipe Munar, donde cursó los grados de básica primaria.EEn 1812 fue elegido gobernador por el pueblo del Socorro.

Viajó a Santa Fe de Bogotá para realizar allí sus estudios secundarios y universitarios. Ingresó al Colegio Mayor de San Bartolomé, obteniendo allí varios títulos: en 1799 recibió el grado de bachiller en Filosofía; en 1804, el de bachiller en Derecho Civil y, poteriormente, el título de doctor en Teología. Más adelante ingresó al Colegio de Santo Tomás a cursar estudios de música y pintura, recibiendo el grado de bachiller en Artes. El 29 de abril de 1809 recibió el título de doctor en Derecho, y la Real Audiencia de Santa Fe de Bogotálo recibió como abogado. Fue profesor en el Colegio Mayor de San Bartolomé en las áreas de matemáticas, filosofía, metafísica y moral, donde sería maestro de  Francisco de Paula Santander, Liborio Mejía, Antonio Ricaurte y José Ignacio de Márquez, y compañero docente de José Félix de Restrepo.

Presidente de las Provincias Unidas de Nueva Granada del 12 de diciembre, 1814-28 de marzo, 1815 y del 22 de junio, 1816-19 de julio, 1816

10.º Presidente Titular de la República de Colombia del 28 de noviembre de 1814  al 28 de marzo de 1815

Reeplazó al general Rafael Urdaneta en el comando del ejército patriota luego de la derrota en Chitagá. Encontró al ejército muy debilitado, pero con los recursos que encontró lo orientó y condujo a sus cuatrocientos hombres a Cachirí, en donde sufrió una desastrosa derrota frente a los realistas del brigadier Sebastian de la Calzada el 28 de febrero. Se hizo célebre por su grito en plena batalla inspirando valor a sus hombres a la voz de “¡Firmes, carajo!”. García Rovira regresó con el resto de su ejército a Bucaramanga, en donde esperaba refuerzos para recomponer su columna. El 5 de marzo estableció su cuartel general en San Gil y organizó divisiones en Pinchote y Socorro, las cuales fueron abatidas por completo, teniendo el general que emprender la fuga hacia Santafé.

Acusado de traición, García Rovira fue condenado a muerte por el Consejo de Guerra realista y fusilado en la Huerta del Jaime el 8 de agosto de 1816 al lado del capitán Hermógenes Céspedes, el doctor José Gabriel Peña, un mulato de apellido Castro y otro señor de apellido Nava. Su cuerpo y el de Castro fueron colgados en una horca y sepultados en el cementerio del Occidente.

En su memoria una provincia de Santander, así como una comuna, un barrio y un parque de Bucaramanga llevan su nombre.

La Ley 48 de 1966 resalta que Custodio García “luchó durante su meritoria existencia en favor de la libertad de la Patria hasta ofrecer su vida a un pelotón de fusilamiento en el “Año del Terror””.

Casa Natal de Custodio García Rovira

Fecha de construcción: Segunda mitad del siglo XVII

Arquitectura Colonial

Dirección: Calle 35 # 8-44

Declaratoria: Bien de Interés Cultural de Ámbito Nacional (Ley 48 del 1° de noviembre de 1966)

Alertan sobre supuesta demolición de la casa de Custodio García Rovira

Casa familiar esquinera de una sola planta y dos patios que ocupaba originalmente un cuarto de manzana. La vivienda remata el predio ubicado sobre entre la carrera 8 y la carrera 9 con calle 35.

Está construida en adobe y madera, con teja de barro. Debido a los diferentes usos dados, la vivienda presenta algunos cambios tanto en su exterior, como en su interior. En la actualidad, los muros exteriores de la vivienda se encuentran en su mayoría sucios y deteriorados, demostrando una falta de mantenimiento al inmueble. Igual aspecto presentan las solapas, los marcos de las ventanas y las puertas. El tejado se encuentra en avanzado estado de deterioro y es notable la falta de mantenimiento del inmueble.

En mayo de 2016 gestores culturales y amantes de la historia se encadenaron a las puertas de la casa del prócer Custodio García Rovira localizada en el centro de Bucaramanga.

La protesta ocurrió porque el inmueble iba a ser demolido para construir un parqueadero sehgún alerto en su momento alertó Reinier Céspedes, vecino del sector .

Hace 6 años, el abogado ERIC RONEY CHAPARRO QUINTERO, escribió

Si usted va pasando por la carrera novena con calle 35 de la ciudad de Bucaramanga, podrá observar en la esquina sur-occidental de este lugar,  la casa natal del prócer de la patria CUSTODIO GARCIA ROVIRA. Este inmueble fue declarado monumento cultural de la Nación a través de la Ley 48 de 1966. Esta normativa además dispuso que el estado debía comprar este inmueble y establecer en este, un museo de armas, para esto, la Ley dispuso un gasto de cien mil pesos que debían servir para comprar la casa. Sin embargo, como muchas de las cosas que suceden en este país, cuarenta y dos años después,  la nación no ha comprado el inmueble y menos se ha pensado en un museo de armas en la ciudad de Bucaramanga, empero, lo cierto es por demás, que al parecer a nadie le interesa este tema.

La imagen puede contener: exteriorLa dueña de la casa natal del prócer CUSTODIO GARCIA ROVIRA y en su afán de poder vender la casa a los entes del Estado que por obligación de la Ley, (48 de 1966), y por disposición judicial, (providencias del Tribunal administrativo de Santander y del Consejo de Estado), ha elevado más de veinte derechos de petición solicitando que estas entidades hagan lo propio (restaurar y comprar). Ha interpuesto un desacato, (el cual, la magistrada que conoció de la acción popular, se abstuvo de iniciar), y en fin ha realizado un sinfín de trámites y gastos tratando de hacer que estas dos entidades compren el inmueble y además de soportar esta odisea, ha velado, durante más de diez años, en absoluta soledad, con recursos propios, porque el inmueble se mantenga y porque los lobos de COOMULTRASAN no lo rematen en proceso ejecutivo hipotecario que adelante esta entidad financiera en el Juzgado 5 civil del circuito de Bucaramanga.

Cabe señalar que, la negligencia de la administración respecto de este tema ha sido tan grande, que ni siquiera han ordenado que en el certificado de tradición y libertad del inmueble se haga la respectiva anotación, que lo distinga como monumento cultural de la nación. Situación que ha llevado a la juez quinta, a ordenar en tres oportunidades el remate del inmueble, pues según esta funcionaria el hecho de no aparecer en el certificado la anotación respectiva, hace que el inmueble pueda correr el mismo destino que cualquier otro inmueble corre en un proceso hipotecario, el cuál es el remate del mismo.

Empero, no le asiste desde ningún punto de vista razón a esta juez por cuanto el carácter de monumento lo dio una Ley, norma que, como juez debería conocer y serle suficiente para entender que el proceso hipotecario no debió siquiera haberse admitido. Por fortuna, a la fecha, el proceso ejecutivo hipotecario se encuentra en archivo temporal, pero ya los lobos de cierta entidad financiera de nuevo aúllan y buscan remates.

Teniendo en cuenta la lógica y el proceder de “nuestras instituciones”  quedan varias preguntas y dudas: ¿Hasta cuándo la Alcaldía de Bucaramanga y el Ministerio de Cultura realizarán la compra efectiva de la casa natal de CUSTODIO GARCIA ROVIRA, pasarán 40 años más para que esto se dé?,  ¿Será que los Bumangueses, no merecemos un museo de armas con un área de 1.854 metros cuadrados o, como a nadie en esta ciudad parece importarle la cultura, 200 metros son más que suficientes?,  ¿Quién puede obligar a la actual administración de Bucaramanga y al Ministerio de Cultura para que cumplan la Ley, teniendo en cuenta que la magistrada que decidió la acción popular no le dio trámite al desacato? y ¿En qué bolsillo se habrán quedado los $100.000 que dispuso la Ley 48 en 1966 para la compra del monumento?

El domingo 30 de Septiembre de 2012 Vanguardia liberal publicó:

  1. César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL

    El fin altruista y patriótico de la ley 48 de 1966, que declaró como patrimonio cultural de la Nación la casa natal donde nació José Custodio Cayetano García Rovira, parece haber eternizado la tragedia del General.

    El ‘Estudiante’, como también era conocido este prócer de la Independencia, nunca imaginó que su desdicha sobreviviría a su muerte, ya que aún más deterioro puede causar a su patrimonio la diligencia de remate del pasado miércoles 24 de septiembre de 2012, que la sentencia de fusilamiento y confiscación de sus bienes dictada el jueves 8 de agosto de 1816.

    Si bien el nombre de Custodio García Rovira se ha fijado en plazas públicas, placas de colegios, entidades territoriales y libros de historia, el único espacio físico que materializa la existencia real fuera de cualquier ideología o mito de la vida del prócer santandereano, hoy se encuentra en manos de un particular, el cual se desconoce, lo que traza un margen de incertidumbre sobre el futuro de este Bien de Interés Cultural de la Nación, y en particular de los santandereanos.

    El comienzo

    Cuando el presidente Carlos Lleras Restrepo y los congresistas de la época sancionaron la ley 48 de 1966, tal vez ignoraban la existencia de un proceso judicial en el Juzgado Sexto Civil Municipal de Bucaramanga, en el que las Hermanas Bethlemitas alegaban ser las propietarias de la casa natal del prócer por haberla habitado con “ánimo de dueño y señor” –tal como lo exige la ley–, por más de dos décadas interrumpidas. Finalmente, el 15 de febrero de 1968, mediante sentencia, el despacho judicial les reconoció a las religiosas el derecho reclamado, quedando así como propietarias legítimas del inmueble.

    Esta decisión judicial es uno de los motivos que frustra la intención de la ley, que buscaba que la Academia de Historia de Santander comprara la casa y abriera un museo de armas en homenaje a García Rovira. Además, dio inicio a una serie de líos legales en los que la preservación del patrimonio no ha contado con una defensa.

    Y es que tal vez los ‘enredos jurídicos’ de la casa natal del General de la Independencia podrían tener inicio en su sentencia de muerte, ya que dicha decisión dictada por un tribunal que representaba a la monarquía española en su intento de retoma del poder en los territorios de la Nueva Granada, también consagraba la confiscación de sus bienes.

    ¿Cuál sería entonces la autoridad y el Estado que se encargó de la expropiación de esta casa y el resto de bienes del prócer, si el gobierno español tomó esta decisión en tierras del Estado Soberano de Cundinamarca y el bien se encontraba en Bucaramanga?

    Es un interrogante que con el paso de la historia sigue abierto y que a lo  mejor, ni las religiosas y mucho menos el Gobierno Nacional tuvo en cuenta en el momento de salvaguardar el bien.

    Luego de que las monjas contaran con el título de propietarias, en 1975 deciden venderla a Dominga Valdivieso viuda de López. Hasta ese momento nada había ocurrido con lo exigido por la Ley 48. No obstante, la señora Valdivieso fallece en 2001 y deja como única heredera a su hija, quien dio inicio a un nuevo capítulo de esta historia: el cobro de los créditos hipotecarios.

    El nudo

    Hasta la Cooperativa Multiactiva de los Trabajadores, hoy Financiera Comultrasan, llegó la hija de Dominga Valdivieso a solicitar un préstamo por 80 millones de pesos, el día 28 de julio de 1997. La garantía del pago de la deuda presentada por esta mujer fue la casa natal de Custodio García Rovira, heredada de su mamá.

    Sin embargo, no pagó a tiempo la deuda y fue entonces cuando la Financiera Comultrasan decide demandarla y recuperar el dinero prestado. Para su sorpresa, la entidad crediticia encuentra que sobre la casa también recae otra hipoteca a favor de un particular y un embargo a favor del Icbf, al parecer, por el incumplimiento de las obligaciones laborales surgidas en la época en la que allí funcionó un colegio privado.

    Estando en curso este proceso, la hija de la viuda cede a Gloria Núñez Peñaloza sus derechos herenciales, quedando esta mujer como la nueva propietaria del inmueble. Núñez batalla sin parar para que a la casa natal del General se le dé el valor histórico pretendido desde la promulgación de la ley. Sin embargo, no lo logró, y como muchos santandereanos, lamenta el abandono del patrimonio de Bucaramanga por parte de las autoridades estatales.

    La imagen puede contener: exterior y comidaEl desenlace

    Una acción popular fallada por el Tribunal Administrativo de Santander y confirmada por el Consejo de Estado, incidentes de desacato, cuatro acciones de tutela e infinidad de derechos de petición, no lograron que el Ministerio de Cultura y la Alcaldía de Bucaramanga adquirieran, restauraran y abrieran al público la casa natal de Custodio García Rovira.

    Además, desde que la casa se declaró Monumento Nacional – hoy Bien de Interés Cultural–, nunca se ha podido realizar esta anotación en su folio de matrícula inmobiliaria debido a que la ley 48 de 1966 declaró como monumento la casa marcada con el número 8-75 de la calle 35 y en realidad la vivienda del prócer santandereano es la que se encuentra bajo la nomenclatura  8-44 de la calle 35.

    Todo lo anterior fue lo que le permitió a la Financiera Comultrasan y demás acreedores adelantar el proceso judicial que terminó con el remate del inmueble el pasado martes 24 de septiembre, a las 9:00 de la mañana, en el Juzgado Quinto Civil del Circuito de Bucaramanga, por un valor de 751 millones de pesos, pagados por un particular.

    ¿Qué pasará entonces con el patrimonio de los santandereanos? Lo cierto es que la casa puede correr con la misma suerte que el General o continuar sumida en los ‘enredos judiciales’, que si bien podrían llegar a aclararse algún día, también podría ser demasiado tarde, pues mientras se busca a los responsables y se gestionan recursos, el inmueble se desmorona.

    Los BIC a cargo de particulares se pueden vender

    Según lo estipula la Ley 397 de 1997 o ley general de cultura, los bienes que cuenten con declaratoria de Monumento Nacional, hoy denominados Bienes de Interés Cultural (BIC), que sean de propiedad de particulares, pueden ser vendidos e hipotecados por sus propietarios o titulares del derecho real de dominio. No obstante, “sin importar quién sea el propietario del BIC, éste está sometido al Régimen Especial de Protección, contemplado en el artículo 11 de esta misma ley. Vanguardia Liberal trató de comunicarse con el área de Patrimonio del Ministerio de Cultura para conocer su postura sobre el futuro de la casa natal de García Rovira pero la entidad no se pronunció.

    Varios desacatos

    4 de octubre de 2005: El Tribunal Administrativo de Santander ordenó al Ministerio de Cultura, a la Alcaldía de Bucaramanga y a Dominga Valdivieso de López “salvaguardar la estructura física” de la casa y elaborar un especial de protección. Sin embargo esto nunca se acató.

    18 de noviembre de 2010: Se apela el fallo del Tribunal al Consejo de Estado y éste sanciona al Ministerio, la Alcaldía y a la entonces propietaria con el pago de 10 salarios mínimos legales y les ordena conseguir lo recursos y comprar la casa. Esto tampoco se hizo.

    25 de noviembre de 2011: La familia deudora interpone un incidente de desacato en contra de la Alcaldía y del Ministerio por el incumplimiento en los fallos del Tribunal Administrativo de Santander y el Consejo de Estado, pero el 20 de abril de este año, una magistrada se abstiene de iniciar el desacato considerando que las entidades demandas habían realizado, “dentro de lo posible”, las acciones administrativas que les correspondían.

     

    Mauricio Mejía, alcalde (e) de Bucaramanga, aseguró que se hizo contacto con la Financiera Comultrasan y se ha mirado la viabilidad de que ese bien sea adquirido por el municipio. “Hemos emitido comunicación a las curadurías urbanas y los entes encargados para que no expidan licencias de construcción alguna sobre esta vivienda, sin que cuenten con el visto previo del Ministerio de Cultura y de la Secretaría de Planeación a nivel local”, concluyó el funcionario.

    DATOS

    * 1.480 millones de pesos fue avaluada la casa la primera vez que salió a remate.

    * 1.854 metros cuadrados es la extensión del terreno donde se encuentra la casa.

    * A 345 millones de pesos ascendió el valor de la hipoteca de la casa natal de Custodio García Rovira. El crédito otorgado por la Financiera Comultrasan a las propietarias del bien fue por 80 millones de pesos, el 28 de julio de 1997.

En 1966, a través de la Ley 48, esta vivienda se declaró Monumento Nacional. La Academia de Historia de Santander pretendía crear un museo de armas en homenaje a García Rovira. Sin embargo, dicho proyecto nunca se desarrolló, pese a que la Ley estableció 150 mil pesos, de ese entonces, para su ejecución.

Ya “Quitaron las tejas y han ido demoliendo la casa. Una vez caída es un lote y pueden hacer lo que se les dé la gana con ella”.

La vegetación se ha apoderado de la edificación y cómo el techo está a punto de colapsar. Esta  “hacia las calles etrancada por unas varas que no dejan que la pared se venga. .

 “La Gobernación de Santander se dio el lujo de devolver al Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional $7 mil millones, porque no encontraron algo que signifique patrimonio nacional para invertir ese dinero. Mientras tanto la casa ‘Custodio García Rovira’ se está cayendo”.

Gran deterioro

De acuerdo con el arquitecto Gilberto Camargo, es evidente el gran deterioro de ese monumento nacional. “Todo lo que es la parte de la estructura portante y el antisísmico está que se viene al piso”.

Gilberto Camargo Amorocho recalca que es obligación de la Alcaldía de Bucaramanga, la Gobernación de Santander y el Gobierno Nacional velar por la preservación de este monumento nacional. “Desde hace más de 10 años se han hecho denuncias sobre el abandono de esta casa. El gobierno poco le ha puesto atención”.

Además, Camargo Amorocho resalta que esta vivienda es un tesoro histórico puesto que allí nació uno de los presidentes de Colombia en la época de la ‘patria boba’. “Custodio García Rovira fue uno de los lugartenientes y mano derecha de Simón Bolívar en la guerra de la independencia y en la constitución de la República”.

En Bucaramanga algunas entidades han recuperado bienes de interés cultural como es el caso de la casa ‘Luis Perú de Lacroix’que restauró la Procuraduría para ubicar allí algunas oficinas. Igualmente, lo hizo la Universidad Autónoma de Bucaramanga que compró la casa ‘Ambrosio Peña Puyana’, donde funcionó una sede de la Trasportadora de Gas Internacional, TGI. “Se trata de iniciativas de entidades que adquieren la casa y deciden conservarla. Es voluntad y el deseo de conservar la memoria”, agrega Camargo.

Precisamente, el arquitecto insiste en que hace falta voluntad política para recuperar lacasa ‘Custodio García Rovira’. “Es simplemente tener un grupo de técnicos para que realicen un estudio y se establezca cuánto cuesta la restauración por parte de expertos y hacer los trámites ante el Gobierno Nacional”.

No tenemos recursos: Alcaldía de Bucaramanga

Néstor José Rueda Gómez, director del Instituto Municipal de Cultura y Turismo de Bucaramanga, Imct, explicó a Vanguardia.com que la casa ‘Custodio García Rovira’ es un bien privado y la Administración Local no cuenta con dinero para adquirirla y restaurarla. “No se destinaron recursos para compras de predios patrimoniales”.

El funcionario indicó que la Gobernación de Santander podría hacer esfuerzos para recuperar ese lugar con los fondos de telefonía celular. “Esos recursos se pueden utilizar para el rescate del patrimonio en cualquier municipio. El Imct realmente no cuenta con recursos para comprar inmuebles”.

Aunque el Rueda Gómez desconoce el valor real de ese predio, calcula que su precio se podría elevar  entre los $400 millones y $500 millones. “Tal vez la Gobernación de Santander pudiese hacer una gestión al respecto junto al Ministerio de Cultura”.

¿Qué dice la Gobernación?

La secretaria de Cultura y Turismo de Santander, Maylin Tatiana Jaramillo Bermúdez, reconoció que la Gobernación de Santander sí recibe recursos del Gobierno Nacional para recuperar el patrimonio. Sin embargo,no se ha podido invertir en la casa ‘Custodio García Rovira’, porque la Alcaldía de Bucaramanga no ha presentado solicitud alguna para ejecutar proyectos relacionado con el predio.

La funcionaria señaló que existe un Consejo Departamental de Patrimonio, que se encarga de revisar y viabilizar proyectos que presentan las alcaldías. “Miramos todas la radicaciones y no hay solicitudes para la intervención de la casa ‘Custodio García Rovira’ para ejecutarse con financiarse con fuentes de financiación del impuesto a telefonía celular o impuesto nacional al consumo”.

La Secretaria de Cultura y Turismo recalcó que no hay proyectos que especifiquen cuánto vale la recuperación de ese predio y qué obras requiere. “Hemos sido responsables al abrir convocatorias. Anualmente le decimos a los municipios que presenten proyectos de intervención en el ámbito de patrimonio.

¿Se ha devuelto dinero al Gobierno Nacional?

Maylin Tatiana Jaramillo Bermúdez  recordó que Ley 1607 de 2012 señala que los recursos que no son ejecutados, según el cronograma establecido, deben ser devueltos. “Se debe demostrar una ejecución al 31 de diciembre al año siguiente de ser avalado. En ocasiones las alcaldías presentan proyectos, pero registran varias deficiencias técnicas. En ocasiones no alcanzan a corregir las recomendaciones del Ministerio de Cultura, no tienen sustento y se corre el cronograma”.

La funcionaria explicó que por este motivo, las obras que se pueden extender por más meses mientras se revisa y es avalado técnicamente, no logran terminarse en el periodo establecido. “Sería muy irresponsable por parte de nosotros aprobar proyectos que tienen cronogramas de seis meses, pero que tienen en realidad para ejecutarse en tres meses. Esta programación la hemos hablado con el Ministerio de Cultura para fortalecer técnicamente a los municipios a la hora de presentar los proyectos y no se demoren tanto”.

En cuanto a los supuestos $7 mil millones que se habrían devuelto, la funcionaria desmintió esa cifra. “El único valor que está en trámite para devolverse es respecto al valor que estaba asignado para la casa ‘Bolívar’ por $602 millones. Su cronograma de intervención no daba con los tiempos de ejecución del Ministerio, así que se debe devolver el recurso”.

Mientras se pueden aprobar otros recursos, las obras en la casa ‘Bolívar’ permanecerán suspendidas. “Se debe volver a presentar el proyecto con el cronograma ajustado”.

En enero próximo se abrirá una convocatoria para que se presenten proyectos. Por esta razón se recomienda a las administraciones locales consultar las guías técnicas del Ministerio de Cultura, para que sean bien formulados y no se tenga devolver recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *