Científico de la NASA contradice a Bolsonaro sobre la causa de los incendios en la Amazonía

El mandatario brasileño había afirmado que sospecha de organizaciones ambientalistas no gubernamentales por los actuales incendios en la Amazonía.

Científico de la NASA contradice a Bolsonaro sobre la causa de los incendios en la Amazonía

Un científico de la NASA ha desmentido, mediante imágenes satelitales, las declaraciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acerca de las razones de los incendios que están devastando la Amazonía. 

Este jueves, el mandatario ha sugerido, sin ofrecer ninguna evidencia, que hay “una indicación muy fuerte” de que los responsables por los incendios podrían ser miembros de organizaciones ambientalistas, que lo hicieron en respuesta a los recortes de fondos para las ONG, negando la implicación del factor de la deforestación.

Una imagen satelital muestra el humo saliendo de los incendios de la selva amazónica en el estado de Rondonia (Brasil), el 15 de agosto de 2019. / 2019 Maxar Technologies / Reuters

No obstante, el jefe del Laboratorio de Ciencias Biosféricas en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, Douglas Morton, afirma que ha descubierto qué está detrás del problema en realidad. Y es que las pruebas de Morton contradicen la versión del jefe de Estado. “Lo que vemos hoy es un aumento de la presión contra lo que queda del bosque amazónico para expandir la producción agrícola”, afirmó a AP.

“Sirve para la agricultura”

Según Morton, las imágenes satelitales prueban que el proceso de la deforestación en la Amazonía consiste en dos partes y comienza con la tala y el secado de los árboles. “Lo que vemos ahora es la segunda parte. En función de nuestra observación con datos satelitales, vemos que esas mismas pilas de madera que fueron cortadas hace varios meses son las que están ardiendo”, explicó.

“Son tractores con grandes cadenas que arrancan los árboles de raíz. Así que esos incendios no están quemando los residuos de un campo ya cosechado o las hierbas restantes de un pasto, sino troncos de la Amazonía apilados que se secaron al sol durante varios meses”, sostuvo. 

“Esta es realmente la segunda parte de la historia que comenzó con nuestras observaciones de un aumento de la deforestación. La deforestación solo va antes que cualquiera que pueda usar estas áreas para la agricultura si esos terrenos se queman”, concluyó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *