CÚCUTA. ‘No más indignidad, no más corrupción, ni silencio cómplice’: Jairo Yáñez, alcalde

Mario Caicedo/La Opinión

Se comprometió a “devolverle la ética y la moral a la política” y a hacer de los recursos públicos algo “sagrado”.

Ante el notario séptimo de Cúcuta, Manuel Carrizosa Álvarez, y acompañado de su inseparable megáfono, el alcalde electo de la ciudad, Jairo Tomás Yáñez Rodríguez, tomó juramento, ayer, de su cargo./ Foto:Mario Caicedo/La OpiniónTemas –

Con un discurso cargado de esperanza y  optimismo frente al cambio que aspira  darle a la ciudad durante los próximos cuatro años, a partir de su plan de trabajo ‘Cúcuta 2050, estrategia de todos’, el ingeniero Jairo Tomás Yáñez Rodríguez tomó juramento, ayer, como nuevo alcalde para el periodo 2020-2023.

Ante el notario séptimo de la ciudad, Manuel José Carrizosa Álvarez, con la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero como escenario y rodeado por los miembros de su gabinete, así como por decenas de amigos, familiares y espectadores que llegaron a acompañarlo y ratificarle su respaldo, Yáñez se comprometió públicamente a “devolverle la ética y la moral a la política” y a hacer de los recursos públicos algo “sagrado”.

Luego de hacer un breve recorrido por la historia de Cúcuta y las difíciles condiciones en que ha estado sumida de tiempo atrás, no solo por su dependencia económica de Venezuela, sino por los altos niveles de corrupción, el entrante mandatario de los cucuteños, quien se hizo célebre porque logró derrotar a las maquinarias con tan solo un megáfono, anunció que llegó el momento de la transformación.

“Hemos sido víctimas de un proceso de deterioro moral y ético acumulado en el que con nuestro silencio inerme, observábamos nuestro desplome económico como región, incluso poniendo hasta en riesgo nuestra propia democracia. El cáncer de la corrupción hizo metástasis en nuestra casa. Pero pasaron los años y finalmente tomamos una decisión. No más indignidad, no más corrupción, no más silencio cómplice”, manifestó Yáñez, quien no se guardó las críticas por las condiciones en que recibe la ciudad y los negativos indicadores de desempeño.

Reconoció que aunque llegar a la Alcaldía no fue un proceso fácil, pues en un principio solo su familia, algunos de sus amigos y un grupo de jóvenes se la jugó por un  proyecto que tenía como principal y única consigna “no robar, no mentir, ni traicionar”, el esfuerzo y los sacrificios que ha hecho durante todo este tiempo valieron la pena.

“Es un momento muy complejo para mí salir a denunciar, arriesgar hasta mi propia vida, pero lo hice. Con el alma, lo hice con el alma, porque tengo hijos, nietos y esperanzas. Aun a mi edad, conservo la satisfacción del deber cumplido, pero quiero trabajar mucho más por mi ciudad”, señaló Yáñez, entre aplausos.

Bases para el Plan de Desarrollo 

Durante su posesión, que no se prolongó más de una hora y en la que no estuvieron presentes ni el saliente gobernador encargado de Norte de Santander, Anelfi Balaguera; ni el entrante, Silvano Serrano, así como tampoco el saliente alcalde César Rojas, Jairo Yáñez fue enfático en advertir que la campaña ya pasó y que es el momento de empezar a trabajar unidos por la ciudad.

En ese sentido, anunció que ya empezaron a dar los primeros pasos hacia la construcción del Plan de Desarrollo que guiará su administración y que estará sustentado en los siguientes pilares:

-Cultura, participación ciudadana y desarrollo institucional.

-Desarrollo sostenible: producción con conservación.

-Seguridad humana.

-Equidad y desarrollo social.

-Tecnología y competitividad.

-Visión de largo plazo.

“Todos estos temas, acompañados de la internacionalización de nuestro desarrollo, serán las rutas trazadas en nuestro plan de trabajo”, dijo, al tiempo que insistió en que una de las características esenciales de su gobierno será la medición.

El nuevo alcalde reiteró que su principal apuesta será vincular a la ciudadanía, promover la asociatividad y de esta forma poder cambiar el concepto de administrar la ciudad.

“Hoy es un momento para celebrar con ustedes. Los ciudadanos que creyeron en este proyecto político son los que están en primera línea. Sin embargo, quiero sembrar la esperanza en los que quizás no apoyaron la iniciativa, pero que necesitan la plena seguridad de que vamos a trabajar para todos los habitantes de nuestra amada Cúcuta, sin distingos políticos o religiosos”, sostuvo.

El ingeniero destacó también el equipo de trabajo que conformó para el arranque de su gobierno y que está integrado en un 52% por mujeres. Un 95% de ellos tiene experiencia en el sector público, 61% cuenta con estudios de maestría y el 90% es oriundo de Cúcuta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *