Ecopetrol con “pañitos de agua tibia” y, …el cráter creciendo

Sobrevuelo en Barranca

Tras realizar un sobrevuelo al campo de producción Lizama, operado por Ecopetrol en el corregimiento La Fortuna se alertó este viernes sobre un posible desplome del suelo en donde se concentran las labores por parte de la compañía energética, para controlar el afloramiento de crudo, que desde el pasado 2 de marzo ha generado una estela de contaminación en ríos y bosques de la región del Magdalena medio.

De acuerdo con la alcaldesa (e) de Barrancabermeja Francy Elena Álvarez, la emergencia ha generado un debilitamiento gradual del terreno con la abertura de un cráter, cuyo diámetro viene aumentando con el paso de los días. A través de este boquete es por donde el pozo, cerrado en 2006, despide la cantidad de hidrocarburo equivalente a 2.600 barriles de crudo por día.

“En el sobrevuelo se puede observar que este cráter es cada vez más grande, situación que preocupa y más con la información que nos entrega el equipo técnico de la administración municipal, donde se advierte sobre un inminente desplome del terreno”, precisó la funcionaria, quien aprovechó también para hacer un llamado urgente al Ministerio de Minas y Energía para que se traslade al lugar del afloramiento.

Esta misma solicitud fue elevada ante la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que según este ente territorial tampoco se ha pronunciado frente a la situación.

La Alcaldesa también cuestionó la estabilidad del suelo para resistir las seis toneladas que pesa la unidad de alivio procedente de Estados Unidos para intervenir la profundidad de este pozo y normalizar sus niveles de presión.

Entretanto, la Corporación Autónoma de Santander (CAS) y la Secretaría Municipal de Ambiente advirtieron sobre la aparición de nuevos focos de contaminación, producto de una inadecuada disposición final del material removido en medio de esta emergencia.

De acuerdo con las entidades, una empresa de aseo del municipio de Sábana de Torres (Santander), que fue contratada para realizar esta labor, estaba enterrando de manera irregular las sustancias tóxicas en un terreno del corregimiento del Centro, del Puerto petrolero. Esto habría generado impactos provenientes de estos desechos en otros ecosistemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *