El Barça se clasifica a la semifinal de la Copa del Rey tras golear al Sevilla 6-1

Messi dispara en una de las ocasiones del Barça.


Messi llamó a zafarrancho y su equipo le siguió para golear al Sevilla por 6-1 y clasificarse para las semifinales de la Copa del Rey con una exhibición de superioridad y competitividad ante la que el Sevilla sólo pudo oponer unos minutos de suspense ante el atropello blaugrana.

Aunque se ponga en duda su valor, seguramente no hay mejor competición para preparar la Champions que la Copa. Ambos son torneos excitantes, llenos de episodios futbolísticos únicos, también de momentos cambiantes, un carrusel de emociones, incluso en el sibarita Camp Nou. Los azulgrana diseñaron el partido contra el Sevilla como si se quisieran vengar de la Roma. Necesitan los jugadores de retos inmediatos y próximos para llegar a punto para enfrentarse próximamente al Olympique de Lyon. Ninguno más divertido que las semifinales de la Copa.

Un penalti de Promes sobre Messi le sirvió a Coutinho para engancharse a la causa por enésima vez. Leo le cedió el lanzamiento de la pena máxima y el brasileño encarriló la remontada a los 13 minutos.

El Sevilla, de la mano de Promes y Sarabia, muy activos en las bandas, devolvió el golpe con un remate de espuela de André Silva que Cillessen desvió al palo en un prodigio de reflejos. Si todos los jugadores querían seguir en la Copa, el portero holandés todavía más, puesto que es la única competición que disputa. Y lo volvió a demostrar a los 24 minutos cuando desvió un penalti a Banega que Piqué cometió sobre Roque Mesa.

Superado el momento de zozobra, el Barça volvió a pisar el acelerador y fue Soriano en la otra punta del campo el que tuvo que aplicarse para evitar el segundo tanto ante Messi. El portero sevillista, en cambio no pudo ante un delicado toque de Rakitic que aprovechó un estupendo pase en profundidad de Arthur.

Con el 2-0 el partido se fue al descanso quedándose justo donde quería el Barça,pero el Sevilla había dado muestras de no resignarse a su suerte tan fácilmente. Un gol les abría de nuevo las puertas de las semifinales.

El Barça, sin embargo, no dejó margen a la reacción sevillista. Con una arrancada similar a la de la primera parte, en diez minutos el Barça marcó dos goles que le daban el colchón suficiente para encajar un tanto visitante. primero fue Coutinho de un agresivo cabezazo en plancha adelantándose a su marcador. El brasileño volvía a sonreír. Al minuto siguiente una jugada maravillosa de Messi dejó a Sergi Roberto, otro que andaba necesitado de buenas noticias, solo ante el portero para anotar el cuarto.

Escudo Barcelona

Al Sevilla no le quedaba otra que jugársela a campo abierto. Lo hizo primero asumiendo el control de la pelota e insistiendo en su estilo y encontró el premio a los 68 minutos con un tanto de Arana que llegó después de unas manos de Carriço en el área sevillista y un error de Cillessen en la salida de la pelota tras el contragolpe. El tanto cambiaba el paisaje del partido. El Sevilla volvía a la vida a 20 minutos para el final. Messi tuvo la sentencia a los 73 minutos, pero Soriano obró el milagro cuando se cantaba el quinto.

Con el partido loco, llegó la hora de los entrenadores. Valverde dio entrada a Arturo Vidal por Rakitic y Semedo por Coutinho y Machín a Ben Yedder y el Mudo por Banega y Roque Mesa, primero y ya en el tramo final a Bryan por Arana.

Con el duelo en el filo de la navaja un contragolpe del Barça tras un saque de esquina sevillista sirvió para que Suárez liquidara la eliminatoria antes de que Messi pusiera la cereza con un nievo golazo a la contra y demostrara que este equipo lo compite todo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *