El trabajo soñado?. En Suecia ofrecen pagarte por no hacer nada

ES UN PROYECTO DE ARTE CONCEPTUAL QUE FORMARÁ PARTE DE LA NUEVA ESTACIÓN DE TRENES DE KORSVAGEN, EN LA CIUDAD DE GOTEMBURGO

Experimento social en Suecia proponen algo que para muchos puede ser el trabajo soñado: tiempo libre para hacer lo que uno quiera y tambien, recibir un sueldo de 2.320 dólares mensuales

La iniciativa surge a partir de una convocatoria de la Agencia de Arte Público de Suecia y la Administración Sueca del Transporte.

El único inconveniente es que hay una sola vacante para el puesto, y será cubierta dentro de 6 años, en 2025.

La buena noticia, es que aquellos que se postulen, no tienen que cumplir con ningún requisito especial.

El sueldo para aquellos que acepten la propuesta es de 2.320 dólares mensuales, sumados a aumentos anuales, vacaciones pagas y aportes sociales.

proyecto
Así será el reloj en la que el empleado tendrá que marcar su entrada y su salida cada día.

Sin embargo, sí hay una obligación que el elegido deberá cumplir: tendrá que marcar su ingreso todas las mañanas en la terminal.
De manera automática, se encenderá una fila de luces (ubicadas en las plataformas ferroviarias) para avisarle a todos que la persona ya comenzó su jornada.
Durante el transcurso del día puede hacer lo que quiera. Una vez que termine, deberá fichar para que se apaguen las luces.

En octubre del año pasado, el jurado definió a esta idea como “una expresión artística de gran calidad”. No obstante, la noticia, generó un gran debate en el país.

Por muy atractivo que parezca, hay que tener en cuenta que el salario promedio en el país escandinavo ronda los 4.200 dólares.

convocatoria
Image captionLa convocatoria del trabajo ya fue publicada, aunque el contrato no estará vigente hasta 2026.

En realidad, no tendrá que pasarse el día allí: tendrá como único requisito presentarse cada mañana y fichar en un reloj que activará un conjunto de luces fluorescentes.

Al final del día, deberá regresar para “marcar su salida” y apagar las luces.

En el resto de la jornada, puede hacer lo que le plazca.

“El puesto no tiene deberes ni responsabilidades, además del hecho de que el trabajo debe llevarse a cabo en Korsvägen. Lo que el empleado elija hacer constituye el trabajo“, señala la convocatoria.

Eso sí, tampoco podrán tener otros empleos remunerados mientras ocupe el puesto, que puede ser vitalicio… o hasta que el trabajador renuncie.

Según explicaron Goldin y Senneby a Atlas Obscura-primer medio en publicar la noticia- se creó una fundación para coordinar el trabajo, que devendrá un “empleador con igualdad de oportunidades”.

¿De dónde viene el dinero para el trabajo?

Goldin y Senneby fueron los ganadores de un concurso lanzado a inicios de 2017 por la Agencia de Arte Pública y la Administración de Transporte de Suecia para artistas interesados en contribuir al diseño de la nueva estación de Korsvägen.

A ambos artistas, se les ocurrió una idea que iba más allá de los murales y esculturas que adornan la mayoría de las terminales de trenes del mundo.

Gotemburgo
Image captionEl empleo tendrá lugar en la ciudad de Gotemburgo.

Fue así como propusieron crear una cabina en la estación con un reloj con unas luces y pagar con el dinero del premio a un trabajador para que fuera cada día, aunque no tuviera absolutamente nada que hacer.

Se ganaron 7 millones de coronas suecas, el equivalente a alrededor de US$750.000 por la idea y el proyecto ya está en marcha.

De momento, los autores crearon una fundación, para impedir que el dinero sea sometido a impuestos, y luego invertirlo en el mercado.

De esa forma, esperan que las ganancias se acumulen y proyectan que el dinero entonces alcance para unos 120 años.

¿De qué va realmente esta obra?

Goldin y Senneby son conocidos por hacer por hacer arte con un alto trasfondo político y esta obra no parece ser la excepción.

Así, Eternal Employment busca ser un experimento social que explorará a qué puede llevar a un ser humano un trabajo sin sentido que, más allá de sus atractivos, pueda convertirse en motivos de apatía, rutina, indolencia y aburrimiento.

robot
Image captionLa obra es una crítica a la automatización y la inteligencia artificial que amenazan algunos trabajos.

Pero la idea encierra también una declaración política seria.

“Ante la automatización masiva y la inteligencia artificial, la amenaza/promesa inminente es que todos seremos superfluos productivamente“, escribieron en su propuesta.

Y es que, en criterio de los autores, de seguir las cosas como van, en algunos años, “de alguna manera, todos estaremos ’empleados en Korsvägen'”.

¿Cómo ha sido la recepción?

En el anuncio del premio en octubre pasado, el jurado destacó el humor y la idea innovadora propuesta por los creadores y la consideraron una expresión artística de gran calidad”.

Pero esa no fue la reacción unánime.

Varios políticos la consideraron una “burla” a los “logros trascendentales del estado de bienestar” de Suecia o de “gastar el dinero de los contribuyentes para organizar un retorno nostálgico a ese mismo estado de bienestar”, según escribió en un resumen de las reseñas Brian Kuan Wood, miembro de la junta de la fundación Eternal Employment.

Mientras, Lars Hjälmered, del Partido Moderado de Gotemburgo, calificó la obra de arte como una “estupidez”.

estación
Image captionLa estación de tren no entrará en funcionamiento hasta 2026.

Goldin y Senneby aseguran que no son ajenos a esas críticas.

De hecho, reconocen que pagarle a alguien para que se presente dos veces por día en una estación de tren en la que no tiene nada que hacer es simplemente absurdo.

Pero esa, aseguran, esa es precisamente la idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *