Elecciones en Guatemala. Alejandro Giammattei será el nuevo presidente

El candidato de centroderecha Alejandro Giammattei se proclamó este domingo como vencedor de las elecciones generales en Guatemala, que estuvieron marcadas por el alto nivel de abstencionismo.

“No fue fácil pero el objetivo se cumplió. Va a ser un inmenso honor ser el presidente de este país que amo tanto”, afirmó desde un hotel de la capital.

Con el 97,21% de las mesas electorales procesadas, el representante del partido Vamos obtenía el 58,56% de las boletas, frente al 41,45% de su contendiente, la socialdemócrata Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE(, según datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En una conferencia de prensa, el TSE consideró que aunque los resultados eran preliminares, mostraban una tendencia “irreversible” y que daban un “mínimo margen de error”.

Al conocer el resultado, Giammattei, que se presentó por cuarta vez a las elecciones por la presidencia, aseveró que sería un “honor” convertirse en el jefe de Estado de Guatemala y prometió reconstruir el país

Elecciones 2019: Alejandro Giammattei será el próximo presidente de Guatemala

“Estamos muy emocionados, es lógico; han sido 12 años de lucha, no por llegar a un puesto, a lucir una banda, son 12 años esperando la oportunidad de servir a mi país”, dijo el candidato a periodistas.

El UNE, por su parte, reconoció su derrota sin la presencia de Torres.

“Como partido político serio, mantendremos una oposición constructiva desde el Congreso. Somos un partido fuerte, el que tiene más diputados y más alcaldes”, afirmó Óscar Argueta, diputado y secretario general del partido.

Óscar Argueta, secretario general de la UNE, y dirigentes del partido, en conferencia de prensa. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Más de 8 millones de guatemaltecos tuvieron derecho a decidir su nuevo presidente en las elecciones de este domingo que estuvieron, sin embargo marcadas por un alto nivel de abstencionismo, que rondaría los 5 millones, de acuerdo con las cifras del TSE.

El ganador de las elecciones sucederá al polémico Jimmy Morales y se convertirá en el noveno presidente de la era democrática en Guatemala, que se instauró en 1986 tras varias décadas de regímenes militares que se sucedieron en el poder mediante golpes de Estado y fraudes electorales.

Mitin de Alejandro Giammattei
Image captionGiammattei apuesta por una política de “mano dura” frente al crimen y el narcotráfico.

Giammattei basó su discurso electoral en la promesa de una mayor prosperidad y seguridad, la restauración de la pena de muerte, poner a trabajar a los presos y prohibirles las visitas conyugales para “que se arreglen entre ellos”.

La pobreza, violencia, crisis migratoria y una corrupción enquistada en buena parte del sistema político fueron los temas que cruzaron la larga campaña para sustituir a Morales en el periodo que va desde enero de 2020 hasta 2024.

El ganador de los comicios de este domingo sustituirá a Morales el venidero 14 de enero.

¿Quién es Alejandro Giammattei?

El médico de 63 años, es un viejo conocido de los electores guatemaltecos tras haber buscado la presidencia hasta en tres ocasiones (bajo las siglas de diferentes partidos) y la alcaldía de Ciudad de Guatemala en otras dos.

Medios y expertos locales lo definen como una persona de derecha, con tendencias autoritaria, operativo y de fuerte carácter.

Previamente, Giammattei trabajó en diferentes organismos como el Cuerpo de Bomberos, el Tribunal Supremo Electoral o el Sistema Penitenciario, que dirigió entre 2005 y 2007.

Giammattei
Image captionGiammattei es un viejo conocido para los guatemaltecos.

Durante este período fueron asesinados en la Granja Penal Pavón siete reos durante la llamada Operación Pavo Real, organizada oficialmente para recuperar el control del centro penitenciario.

Años después, el Ministerio Público y la Cicig concluyeron que la toma había sido una cortina de humo para ocultar una operación de limpieza social y acusaron a Giammattei y otros funcionarios de participar en la presunta ejecución extrajudicial de los reos.

Tras 10 meses en prisión, un juzgado cerró el caso y Giammattei recuperó la libertad, pero su oposición a la Cicig sigue siendo más que notoria al afirmar que Guatemala no necesita apoyo de organismos como la ONU para combatir la corrupción.

¿Qué otras propuestas tiene?

Durante toda su campaña prometió que que desde el primer día de su posible mandato luchará contra “la corrupción, la violencia y el desempleo”, aunque no queda claro cómo.

Giammattei apuesta por la creación de un Consejo Nacional de Seguridad para aumentar la presencia militar y asegurar un mayor control contra la violencia.

Giammattei
Image captionGiammattei tiene algunas limitaciones físicas y utiliza muletas debido a la esclerosis múltiple.

Asimismo, ha prometido la reactivación de la pena de muerte para hacer frente al crimen y combatir el narcotráfico con “mano dura”.

En lo económico, propone crear “un muro de inversión” en la frontera con México para frenar la migración.

¿Qué pasó en la primera vuelta?

Las elecciones estuvieron marcadas por a polémica desde un inicio, no solo por el alto número de candidatos que se presentaron (19) sino también por la exclusión de algunos, como la exfiscal general Thelma Aldana, que encabezó la lucha anticorrupción en el país y era vista como enemiga de las clases privilegiadas.

Como ninguno de los 19 candidatos en la primera ronda celebrada el 16 de junio obtuvo el 50% de los votos necesarios para ganar directamente, los dos principales candidatos avanzaron a una segunda y última ronda.

Sandra Torres y Alejandro Giammattei
Image captionLa candidata de UNE, Sandra Torres, y el del partido Vamos, Alejandro Giammattei, se enfrentaron por la presidencia de Guatemala en segunda vuelta este domingo 11 de agosto.

El primer puesto en ese entonces lo ocupó Torres, quien fuera primera dama durante el gobierno de Álvaro Colom (2008-2012), con más del 25% de los votos (1.095.463).

El segundo puesto, que era el que se planteaba mucho más disputado, fue finalmente para el líder del partido Vamos, con casi el 14% de los votos (583.564).

Durante esos comicios ocurrieron varios incidentes que obligaron al Tribunal Supremo Electoral a repetir la votación este domingo en cuatro municipios, mientras que en otro su suspendió por falta de garantías y de seguridad.

¿Cuáles son los principales desafíos a los que se enfrenta?

El nuevo presidente asumirá el país en momento crítico, no solo por los escándalos de corrupción que estremecieron al anterior gobierno, sino por un polémico tratado que firmó Jimmy Morales pocos días antes de las elecciones con el mayor socio comercial de Guatemala.

El saliente mandatario acordó que Guatemala actúe como muro de contención para los hondureños y salvadoreños que soliciten asilo en ese país como “tercer país seguro”, un acuerdo que ocho de cada 10 guatemaltecos rechaza.

Gimmattei ha criticado el pacto, pero no está claro hasta dónde llegará para frenar su implementación, algo que podría obligar al presidente Donald Trump a retomar sus amenazas económicas contra Guatemala.

El presidente Morales firmó el acuerdo de “tercer país seguro” el 27 de julio, pocos días después de que el presidente estadounidense Donald Trump había amenazado a Guatemala con aranceles y otras sanciones.

guatemala
Image captionMás de 8 millones de personas estuvieron llamadas a las urnas.

Cuatro años después de que las protestas anticorrupción a gran escala obligaron al entonces presidente Otto Pérez Molina a renunciar, muchos sienten que el gobierno de Jimmy Morales no ha hecho lo suficiente para combatir la corrupción.

La corrupción sigue siendo uno de los tres temas principales que los votantes quieren ver abordado, pero el presidente electo no ha dicho si planea renovar el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, que expirará en septiembre.

Casi el 60 % de los 17.7 millones guatemaltecos viven en la pobreza y la desnutrición crónica afecta al 46% de los menores de cinco años.

La inseguridad y los altos índices de violencia siguen siendo un factor que no solo afecta cotidianamente la vida de millones de personas, sino también la posibilidad de una mayor inversión extranjera.

Miles de personas han emigrado en los últimos años, principalmente a Estados Unidos, con la esperanza de huir de las pandillas o mejorar sus condiciones de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *