ELECCIONES GENERALES 10-N Iglesias salva otra bola de partido y paga con siete actas la repetición electoral

El resultado de Unidas Podemos, pese al desgaste, permite a los morados resistir el asedio del PSOE y la ofensiva de Más País

Elecciones Generales | Resultados, en directo


Iglesias salva otra bola de partido y paga con siete actas la repetición electoral
El coordinador federal de IU y candidato de Unidas Podemos al Congreso por Málaga, Alberto Garzón y el candidato del partido a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias. (Alberto Paredes / EP)

PEDRO VALLÍN, MADRID10/11/2019 21:12Actualizado a11/11/2019 01:22

La consigna era “vive para luchar otro día”, algo más que un adagio conservador vistos los resultados electorales. Los de Pablo Iglesias logran salvar otra bola de partido, en unos comicios en los que las expectativas, hace solo dos meses, eran funestas. Unidas Podemos sufre y se resiente levemente, más en escaños que en porcentaje de apoyo, del asedio ideado por el PSOE con la repetición electoral –ya en junio, según explicaba en estas páginas Jordi Évole– y de la irrupción de Más País, escisión de los morados capitaneada por el que fuera número dos de la formación poscomunista hasta 2017, Íñigo Errejón.

Con 35 escaños, los de Pablo Iglesias aguantan, levemente menguados, pero confirman que el resultado de abril, con casi el mismo porcentaje que anoche, había fijado un suelo para la formación morada. Unidas Podemos está en los huesos, pero esos huesos son pedernal, a pesar de los muchos augures de su acabose. Abril amortizó la marcha de Errejón enero, así que no era aventurado suponer que el salto estatal del excandidato a presidir la comunidad de Madrid podría no ser determinante para los morados.

Unidas Podemos no se deja pelos en esta gatera y repite el mismo trozo de la tarta porcentual. En escaños, la irrupción de Más País en quince provincias de las que solo ha arrancado diputados en Madrid –en Valencia Compromís, su aliado, conserva el acta de Joan Baldoví–, les ha costado a los morados media docena de diputados.

La centralidad de Catalunya en la campaña electoral, las secuelas de la fallida negociación de gobierno y la aparición de Íñigo Errejón explican ese retroceso que, no obstante, les permite conservar el número mágico, los 35 diputados necesarios para exigir referéndum en caso de reforma constitucional y para presentar una moción de censura.

Los datos apuntan que Unidas Podemos ya amortizó el cisma de Errejón en abril

Iglesias se ofreció de inmediato para formar gobierno a Pedro Sánchez, pero le espetó una primera saeta en su valoración de los resultados: “Creo que se duerme peor con más de 50 diputados de extrema derecha que con ministros y ministras de Unidas Podemos”. En ese sentido, no se anduvieron con remilgos, y tanto él como el coordinador de IU, Alberto Garzón, culparon a Sánchez de la “irresponsabilidad” llevar al país a elecciones por puro calculo electoral.

“Para lo que han servido estas elecciones es para que la derecha se refuerce y para tener una extrema derecha de las más fuertes de Europa”, reprochaba Iglesias. “Habían calculado que una repetición los acercaría a la mayoría absoluta y nos iba a hundir. Ni una cosa ni la otra han ocurrido”. En todo caso, se ha puesto a disposición de Pedro Sánchez para comenzar a trabajar en la investidura “sobre la base de los artículos sociales de la Constitución. Estamos dispuestos a negociar un gobierno progresista en el que cada fuerza tenga exclusivamente la representación proporcional a los votos obtenidos”.

Creo que se duerme peor con más de 50 diputados de ultraderecha que con ministras de Unidas Podemos”

PABLO IGLESIAS Secretario General de Podemos

Íñigo Errejón ha valorado los resultados del 10N.

Garzón quiso añadir más leña al fuego del pecado político de preferir la convocatoria electoral al gobierno de coalición. “Estamos ante la constatación de una gran irresponsabilidad: convocar elecciones a partir de un cálculo partidista de los ingenieros sociales de Moncloa, y hacerlo alimentando la crisis del modelo territorial para intentar sacar partido”.

Pero aún tuvo otros dos reproches, el primero para PP y Ciudadanos, a los que acusa de trabajar en pro de la normalización de la extrema derecha, al incluirla en sus pactos de gobierno en Madrid y Andalucía, siendo los principales causantes del brutal crecimiento de Vox, “una extrema derecha enfrentada a los principios democráticos”.

El PSOE convocó elecciones a partir de un cálculo partidista de los ingenieros sociales de Moncloa”

ALBERTO GARZÓN Coordinador general de IU

Y el otro recado fue para Más País: “Fragmentar a la izquierda no solo perjudica a la izquierda, sino que perjudica al país. Y lo hemos visto en Málaga, Cádiz o Alicante, donde Más País no ha logrado diputado y nos ha costado el segundo escaño”. Garzón insistió en la perentoriedad de la unidad, máxime en la coyuntura venidera, en la que el gobierno resultante de las elecciones deberá plantar cara a la ultraderecha, subrayó.

A pesar de perder siete diputados, el ambiente ayer en la sede de recuento de Unidas Podemos era más animado que el 28 de abril (aquel día habían retrocedido 27 diputados). La preocupación de los miembros de la coalición se dirigía más al ascenso del partido posfranquista de Santiago Abascal que a sus propios números, que estuvieron dentro de las horquillas que manejaban estas últimas semanas.

Conozco a Íñigo Errejón, sé que hoy es el día más difícil de su vida y le mando un abrazo solidario”

PABLO IGLESIAS Secretario General de Podemos

Lo más importante para los de Iglesias era salvar la suma para una mayoría progresista que permita conformar gobierno, y los números aún dan. De hecho se da la paradoja de que esos números siguen requiriendo de los mismos partidos que tras las elecciones de abril, incluso a pesar del retroceso de dos diputados de ERC. Es decir, que los dos diputados aportados por Más País no serán determinantes para ese eventual gobierno de progreso.

Preguntado por el concurso de Más País –que ha sumado dos escaños frente a los diez que han perdido las otras fuerzas estatales progresistas (siete de Unidas Podemos y tres del PSOE), doce, contando los de ERC–, Pablo Iglesias, al contrario que Alberto Garzón, no quiso hacer sangre con la nueva formación ecofeminista y envió su afligida condolencia a su excompañero: “Conozco a Íñigo Errejón. Sé que hoy es el día más difícil de su vida y le mando un abrazo solidario”.¿Apruebas un pacto de gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos?

  • 67.2% (2193)
  • No32.8% (1070)

VOTAR Han votado 3263 personasRelacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *