España. Ruptura de Podemos. Mientras el auge de la derecha es mayor, la izquierda se fragmenta

La decisión del candidato de Podemos para la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, de sumarse a la plataforma liderada por la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, provoca la mayor crisis en los cinco años de vida de la formación.

Este jueves Íñigo Errejón, cofundador del partido español Podemos y número 3 de la formación, anunció, junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que se presentará a las elecciones previstas dentro de cuatro meses para presidir la región que abarca a la capital española bajo el paraguas de Mas Madrid, la plataforma auspiciada por Carmena.

Si bien eran conocidas las tensiones que había entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, dos de los cofundadores de Podemos, el movimiento del segundo supone la mayor crisis desde que Podemos naciera hace cinco años, en enero de 2014, al calor del movimiento 15M que llenó la Puerta del Sol y las plazas de casi todas las ciudades españolas en 2011.

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

Escribo esta carta con @ierrejon para daros una buena noticia. Es una invitación para encontrarnos, con la sintonía y el compromiso que requieren los momentos importantes. Esta primavera necesitamos la creatividad y las ganas de mejorar de los madrileños https://www.masmadrid.org/carta_de_manuela_carmena_e_igo_errej_n …4.5474:03 – 17 ene. 20191.817 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Ahora no está claro cuales serán los próximos pasos, con un candidato que se presenta por otra marca y un partido que ya ha anunciado que no se echará a un lado y que competirá para gobernar la región madrileña. Si se confirma la decisión de Podemos de no integrase en Más Madrid, tendrían que elegir a otro candidato.

En clave regional…

En mayo del pasado año, tras arduas negociaciones en el seno del partido, fue elegido, por la militancia como candidato a la Presidencia a la Comunidad de Madrid, actualmente en manos del conservador Partido Popular.

Por su parte, la Alcaldía de la capital está en manos de Ahora Madrid, una plataforma integrada por diferentes sensibilidades de la izquierda, a la que se sumó Podemos, que no cuenta con marca propia en la villa. Manuela Carmena lideró ese proyecto en 2015 y lo volverá a liderar en 2019, ahora bajo el paraguas de Más Madrid.

La reconocida periodista Pepa Bueno afirma que “toda la izquierda va a poder votar casi a la carta en Madrid” y se pregunta si esta amplia oferta movilizará o desmovilizará al electorado progresista.

Pepa Bueno@PepaBueno

Tooodaaaa la izquierda va a poder votar casi a la carta en Madrid. ¿La amplia oferta movilizará o desmovilizará?

Por el lado de la izquierda concurrirán a las elecciones el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que durante años fue hegemónico en esta latitud ideológica; también lo hará Unidos Podemos (UP), que aglutina a Podemos y a Izquierda Unida; y ahora también Mas Madrid, compuesto por colectivos que si bien en algún momento giraron en la órbita de Podemos, casi desde el principio mostraron discrepancias con su dirección.

En la otra orilla política están los partidos que recientemente han acabado con casi 40 años de Gobierno socialista en Andalucía, la región más poblada del país: el Partido Popular (PP), que acosado por los casos de corrupción perdió el poder a nivel nacional debido a una moción de censura; Ciudadanos (Cs), crecido también al calor del 15M pero como contrapartida a Podemos y nutrido en buena parte por exvotantes populares; y por primera vez un Vox con posibilidades de alcanzar representación en las instituciones madrileñas, el partido de extrema derecha liderado por el exdirigente del PP Santiago Abascal.

… y nacional

Y lo cierto es que la pregunta de Bueno es la pregunta decisiva. En la Comunidad de Madrid se puede escenificar el preludio de lo que puede suceder en el resto del país, donde todo indica que tres fuerzas progresistas se enfrentarán a tres fuerzas conservadoras, a las que habrá que sumar en algunos territorios, como Cataluña, a las formaciones nacionalistas. El mapa político español se complica cada vez más y la multiplicidad de partidos en competencia puede dar lugar a escenarios inimaginables hasta hace muy poco.

Íñigo Errejón@ierrejon

Andalucía es un toque de atención que no podíamos obviar. Hacía falta un revulsivo porque no creemos que en España exista una mayoría que quiera volver al blanco y negro. @MasMadrid__ es una alternativa a toda esa gente que quiere avanzar y no renunciar a ningún derecho1.77212:36 – 17 ene. 20191.268 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Además, la ruptura en el seno de Podemos llega en un momento muy delicado, cuando el grupo parlamentario en el que está integrado, Unidos Podemos, se encuentra negociando los Presupuestos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que hizo pública su propuesta la pasada semana pero que aún necesita asegurarse los apoyos suficientes para sacarlos adelante, y para ello los escaños liderados por Iglesias son fundamentales.

De este modo, la tradición de la división de la izquierda en España, que en raras ocasiones ha conseguido unirse para enfrentar a la derecha política del país, se consuma nuevamente a tan solo cuatro meses de las elecciones municipales, regionales y europeas, que está previsto que se celebren de manera simultánea el domingo 26 de mayo.

Además, esta crisis coincide con el auge del partido ultraderechista Vox que, según las últimas encuestas conocidas, podría obtener a nivel nacional el apoyo de hasta el 10% de los votos y resultados similares en los comicios autonómicos. Precisamente, Errejón se ha remitido a los resultados andaluces de la formación de Abascal como “un toque de atención” que le ha animado a tomar esta decisión.

En principio el sistema electoral español, que premia con sobrerrepresentación a las formaciones con más votos y castiga la dispersión de los votantes, podría hacer que la división que se vislumbra en la formación liderada por Iglesias redujera sus expectativas de representación. Aunque es el mismo riesgo al que se asoma la derecha del espectro político, después de pasar de la aglutinación del PP durante décadas a la disgregación de sus votantes en tres formaciones distintas.

Tocados desde el Congreso de Vistalegre 2

El segundo congreso de Podemos, denominado Vistalegre 2 y celebrado en febrero de 2017, tuvo la intención de cicatrizar heridas que ya estaban abiertas con tan solo tres años de vida de la organización. En ese espacio, la militancia tuvo que decidir entre el proyecto presentado por el actual secretario general, Pablo Iglesias, y el proyecto con el que competía Errejón. Ganó Iglesias, que fue revalidado en el cargo, pero desde entonces los roces internos no han cesado.

Pablo Iglesias, durante el cierre del congreso en la plaza de Vistalegre en Madrid, 12 de febrero de 2017.

De hecho, el movimiento del hasta ahora número 3 de Podemos, desmarcándose de las siglas de su partido, ha recibido una dura respuesta del líder nacional. Ocho horas hubo que esperar a la reacción, que llegó en forma de carta y donde se declara que el anuncio pilló “por sorpresa”.

Fuentes de la dirección de Podemos indican que la decisión de Errejón le sitúa fuera del partido, incluso hay voces que abogan porque renuncie a su acta de diputado nacional por la formación morada. Pablo Iglesias en la dura carta difundida a través de las redes sociales ha llegado a afirmar que “con todo el respeto, Íñigo no es Manuela”, mientras que le desea suerte “en la construcción de su nuevo partido”.

Errejón, sin embargo, ha manifestado que no tiene intención de abandonar el partido que ayudó a fundar hace ahora cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *