FESTIVAL DE MÁLAGA. Marqués-Marcet logra el cuarto triunfo consecutivo del cine catalán

Marqués-Marcet logra el cuarto triunfo consecutivo del cine catalán en Málaga
El director barcelonés Carlos Marques-Marcet (centro) posa con los actores María Rodríguez Soto y David Verdaguer (Jorge Zapata / EFE)

El director barcelonés se lleva los premios a la mejor película y la mejor dirección por El dies que vindran’, una reflexión social y generacional a partir del embarazo real de Maria Rodríguez Soto, que conquista el galardón a mejor actriz

Carlos Marqués-Marcet (Barcelona, 1983) ha cosechado el que ya es el cuatro triunfo consecutivo del cine catalán en el Festival de Málaga. Su película Els dies que vindran , una reflexión social y generacional a partir de un embarazo real, le ha hecho merecedor de la Biznaga de Oro al mejor filme y la Biznaga de Plata a la mejor dirección. La actriz y madre gestante en el relato y en la realidad, María Rodríguez Soto, ha conquistado la Biznaga de plata ‘Hotel AC Málaga Palacio’ a la mejor actriz.

Marqués-Marcet y su equipo, en el que también destaca David Verdaguer en el papel de padre, consolidan de este modo un llamativo predominio de los directores catalanes en el certamen del cine español y latinoamericano que cada año se celebra en la ciudad andaluza. Antes que él ganaron el principal premio de este festival Elena Trapé con Les distàncies (2018), Carla Simón con Estiu 1993 (2017) y Carles Torras con Callback (2016), si bien esta última película se rodó en inglés mientras que tanto las dos primeras como la vencedora de este año se filmaron en catalán.

El realizador barcelonés ya se impuso en el Festival de Málaga hace cinco años, cuando su opera prima, 10.000 kilómetros , le valió igualmente las Biznagas a mejor película y mejor dirección. El filme, con el que también ganó el Goya al mejor director novel, abordaba una complicada relación de pareja marcada por la distancia. Fue de algún modo el primer capítulo de la trilogía que continuaría con Tierra firme (2017) -sobre la decisión de tener un niño en circunstancias complejas- y ahora culmina en Els dies que vindran.

La Biznaga de Oro del cine latinoamericano, creada hace unos años para asegurar la visibilidad de las mejores películas hispanas del otro lado del charco, ha sido en esta ocasión para la mexicana Las niñas bien , en la que Alejandra Márquez Abella retrata los efectos de la crisis de 1982 para las clases altas del país centroamericano. El filme se ha hecho además con los galardones a mejor guión y mejor montaje.

El éxito del cine catalán en la vigésimo segunda edición del Festival de Málaga se completa con la victoria de Ojos negros en la sección Zonazine para proyectos innovadores y de nuevos creadores. Se trata del primer largometraje de las recién graduadas de la Pompeu Fabra Ivet Castelo (Vic, 1995) y Marta Lallana (Zaragoza, 1994). La cinta es un sencillo pero dulce y sugerente relato sobre el desconcierto y las inquietudes de una niña de 13 años cuando, durante un verano en la casa del pueblo de su abuela, deja de ser una cría y se convierte en adolescente.

El premio especial del jurado, dentro de la sección oficial del certamen, es para la mexicana Esto no es Berlín , de Hari Sama, sobre la movida de los ochenta en aquel país. El argentino Oscar Martínez se ha hecho con el premio al mejor actor por su trabajo en Yo, mi mujer y mi mujer muerta, del sevillano Santi Amodeo. Y Arturo Cardelús consigue la Biznaga a la mejor banda sonora por la película de animación Buñuel en el laberinto de las tortugas , del catalán Salvador Simón, que además ha obtenido el Premio Feroz Puerta Oscura que concede la asociación de informadores cinematográficos.

El jurado oficial de la sección Zonazine ha concedido la Biznaga de plata a la mejor actriz a Aina Clotet por La filla d’algú. Un premio a “su capacidad de mantener la tensión y la intensidad emocional a través de su interpretación magnética”, según escribe la organización. Mientras que el galardón masculino ha sido para Steevens Benjamin por su trabajo en Perro bomba: “nos conecta con un conflicto universal desde la intimidad, la crudeza y la calidez”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *