GIRÓN, el más afectado con la torpeza supina de desmontar 14 rutas complementarias, de Metrolínea.¿Y los pasajeros QUÉ?

Metrolínea ajustó la operación de cuatro trayectos, más la implementación de uno nuevo. A su vez, el AMB presentó el esquema de los recorridos del transporte colectivo que se reactivan, tras dos años de estar suspendidos por los convenios que dieron vida a la prueba piloto de las rutas complementarias.

  • Girón será el municipio más afectado con la salida de las rutas complementarias, ya que Metrolínea no tiene cobertura en esta localidad.

Ayer fue, oficialmente, el último día de operación de las rutas complementarias que integraban el transporte público colectivo convencional con Metrolínea.

No obstante, miles de usuarios que se movilizaban entre Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta, bajo esta modalidad de servicio, tendrán que buscar nuevas alternativas, si se tiene en cuenta que muchas de estas rutas atendían lugares donde el Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm, es deficiente y la población no cuenta con otra opción que la ‘piratería’.

Metrolínea S.A. en las últimas horas comunicó que debido a la decisión de terminar con el ‘piloto’, tras no firmarse el acuerdo previsto para la implementación del sistema de complementariedad operativa y financiera, se optimizará la operación en el sector norte y en otras zonas de la capital santandereana.

En ese sentido, a partir de mañana, lunes 2 de diciembre, se ampliará la cobertura de la ruta AN1 y se pondrá en operación una nueva, la ruta AN2.

Emilcen Jaimes, gerente del ente gestor, explicó que la extensión de la ruta AN1 que actualmente llega al barrio Las Hamacas sumará a su conexión otros sectores tales como Villa Alegría, entrada de Villas de San Ignacio y Café Madrid.

La nueva ruta AN2 atenderá a Los Ángeles, Mirador Norte, José María Córdoba, Esperanza II, Esperanza III, San Cristóbal y La Juventud, para conectar con la vía al mar sentido norte – sur, hacia el centro de Bucaramanga. La prestación del servicio será de lunes a viernes, de 5:00 de la mañana a 10:00 de la noche, mientras que los fines de semana y festivos está el recorrido de 5:30 de la mañana a 9:00 de la noche.

Otros ajustes que se sumarán al plan involucran la ruta AB2. Esta ya no irá más hasta el Parque Estación UIS, ahora solo llegará hasta la Universidad Cooperativa de Colombia, UCC, en sentido sur – norte. Y su puesta en servicio se mantendrá de lunes a sábado, en su horario habitual.

La ruta P13 también modifica su trazado de Parque Estación UIS, utilizando la carrera 30 – Quebrada Seca, hasta conectar en el Centro Comercial Megamall.

La ruta AP4 entrará en operación regular, que es Provenza – Porvenir, desde las 4:40 de la mañana hasta finalizar operación. Su propósito será reforzar la desalimentación en este sector. Operará en día hábil, en horario habitual y festivos todo el día.

El Área Metropolitana de Bucaramanga, por su parte, también dio a conocer el esquema de las rutas del transporte colectivo que retornan desde hoy.

El final del convenio

Desde el pasado 18 de noviembre la Alcaldía de Bucaramanga, el Área Metropolitana y Metrolínea S.A., anunciaron la terminación de los convenios de colaboración con las empresas de Transporte Público Colectivo, debido a la negativa que se presentó en lo que sería la implementación definitiva del sistema de complementariedad operativa y financiera.

De acuerdo con lo anunciado por la Administración Municipal, dos años y cinco meses, tiempo que duraron en vigencia dichos convenios, fueron suficientes para que los transportadores tomaran una decisión. Sin embargo, las respuestas nunca fueron las esperadas, así que no se tuvo más opción que evaluar esta oposición, así como el tiempo en operación del piloto conformado por 14 rutas complementarias que les permitía a los usuarios de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta, movilizarse en un bus convencional y conectarse con el Sistema Integrado de Transporte Masivo, por tan solo $2.450. La conclusión no fue otra que darle fin al convenio.

Si bien se esperaba algún tipo de acuerdo desde el día del anuncio hasta el 30 de noviembre, no fue así. Las empresas definitivamente no concertaron ningún modelo de integración; al parecer, el mayor obstáculo para los transportadores es la rentabilidad en la prestación de los servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *