Lunes, 27, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

10 exjugadores de la NBA muertos de infarto en 2015

Diez exjugadores de los 70, 80 y 90 han fallecido jóvenes (entre 48 y 65 años) el último año, la mayoría de un infarto de miocardioMoses-Malone

1979-80 Topps #33 Caldwell Jones FrontCuerpos tan rotundos y corazones tan frágiles. Diez casos: Marvin Barnes, Caldwell Jones, Roy Tarpley, Jerome Kersey, Anthony Mason, Christian Welp, Jack Haley, Darryl Dawkins, Roy Marble y Moses Malone. Estrellas o secundarios de la NBA de los años setenta, ochenta y noventa, todos jóvenes, entre 48 y 65 años, todos altísimos, por encima de los dos metros y todos fallecidos el último año, la mayoría por la misma causa: infarto agudo de miocardio. La salubridad de la liga, que, pese al tamaño de sus actores, siempre presumió de una esperanza de vida más alta que la NFL o la NHL, en entredicho. Y los expertos ya buscando las causas de tanta casualidad trágica. Entre forenses, cardiólogos y sociólogos reconocen tres posibles.

PUBLICIDAD
Moses-Malone 

La primera: los trastornos de la retirada. "Eran hombres que a los 30 o 35 años ya tenían la vida resuelta. Se habla mucho de cómo los jubilados deben gestionar su dinero, pero muy poco de cómo deben mantener su salud", explica elDarryl Dawkins photo dawkins.jpg doctor Joel Kahn, 1990-91 Hoops #88 Roy Tarpley Frontprofesor de la Universidad Wayne State de Detroit y habitual de tertulias televisivas, que anda ideando una campaña de prevención con el cuatro Jerome Kersey - Nike Big Nikeveces campeón, John Salley. "Los jugadores están acostumbrados a comer en grandes cantidades y, cuando abandonan las pistas, si dejan de hacer ejercicio engordan muchísimo en poco tiempo. Sedentarismo y sobrepeso se unen entonces para convertir cada pequeño esfuerzo en una actividad de riesgo", añadía el experto, sin querer abordar polémicas.

Porque la segunda potencial razón de la desdicha es innegable: las sustancias dañinas. De entrada, la cocaína. Algunos de los fallecidos se engancharon a la droga que fue moda en sus tiempos. Barnes llegó a admitir que, en sus últimos años, esnifaba durante los partidos tapándose la cabeza con una toalla y Tarpley fue expulsado de la NBA por fallar varios controles antidopaje, un hecho que, teniendo en cuenta las relajadas reglas del torneo, es una barbaridad. Pero hay más. El uso exagerado de los anabolizantes aquellos años en el atletismo o la lucha libre disparó el número de positivos y su empleo en las ligas de béisbol, hockey y fútbol americano fue probado en diversas investigaciones periodísticas. Los casos en lasCaptura de pantalla 2015-09-15 a las 19.49.30 canchas son escasos, pero sería ingenuo creer en la limpieza del deporte en ese contexto...

Captura de pantalla 2015-09-15 a las 19.56.54Como sería perverso olvidar (sin querer justificar) el porqué de esa práctica, la tercera posible causa de tanta muerte: el aumento de la dureza de la competición. Las décadas de gloria de los fallecidos transformaron al baloncesto y lo hicieron más físico, más duro, en definitiva, más malsano. "Es cierto. En todo deporte profesional, se anteponen los resultados a la salud, pero el riesgo aumenta si se multiplican los contactos. Igual que se ha demostrado que el desgaste de la cadera y la rodilla de los jugadores es elevado, también se ha comprobado que los excesos en la pista aumentan las arritmias cardiacas", comenta el doctor Manuel Leyes, de la Clínica Cemtro, que trabajó con los Cleveland Cavaliers y lo experimentó en persona: cuerpos tan rotundos y corazones tan frágiles.

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso