Jueves, 30, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

México revive la fiebre de la F-1

Las mejores entradas para el Gran Premio de México están al alcance de cualquiera...que pague 13.500 dólares. La euforia por el regreso, tras 23 años, del Mundial de Fórmula 1 a la Ciudad de México ha disparado la reventa de boletos y también ha elevado las expectativas sobre las inversiones que se han hecho para que una de las fechas del campeonato se celebre, el próximo fin de semana, en el autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México.

 
 A golpe de click es posible encontrar entradas que multiplican hasta siete veces su valor original. Aunque las ventas de los billetes para las tres fechas fueron escalonadas, los fanáticos de la Fórmula 1 agotaron los boletos con las mejores vistas del circuito en los primeros minutos tras su salida a venta. Los precios originales oscilaron entre los 96 y los 1.200 dólares en la web oficial del campeonato, sin embargo, las entradas menos costosas pueden encontrarse en webs de reventa en 790 dólares.

En México, la reventa de entradas a espectáculos y eventos deportivos es común y generalmente transcurre a las puertas del lugar donde se celebran, en una transacción lejos de la legalidad. Por su coste, los billetes de la Fórmula 1 se han posicionado en Internet, incluso en planes de pagos en plazos. Las entradas más costosas --que permiten la entrada a un salón VIP y a pits-- rondan los 13.500 dólares.

Una inversión a mediano plazo

A unas horas de que las primeras pruebas comiencen en el circuito de los Hermanos Rodríguez, el entorno de esta sede, ubicada al este de la capital de México, sufre un lavado de cara que contrasta con los barrios populares que lo rodean. El Gobierno de la Ciudad de México ha asfaltado las calles aledañas al autódromo y ha reformado las estaciones de metro más cercanas.

Hace más de un año el Gobierno mexicano anunció que invertiría durante cinco años 360 millones de dólares, en alianza con un grupo de empresarios, para el retorno de la competición. A comienzos del 2015 se puso en marcha la remodelación del circuito en manos del despacho de ingenieros del alemán Herman Tilke --creadores de las pistas de Malasia, Abu Dabi y Austin-- y comenzó un plan con ambiciosos objetivos. Tilke ha trabajado para reducir los riesgos en algunas curvas de la pista y para ampliar la capacidad del autódromo. “Hay un gran estadio de conciertos, y vamos a llevar los coches a través del estadio. Es para los espectadores, y allí habrá acción”, ha dicho.

De la mano de la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), México consiguió cerrar el trato con Bernie Ecclestone, presidente de la Fórmula 1, para organizar las próximas cinco ediciones del Gran Premio de México. El Gobierno mexicano estima que hasta 2020, la competición genere una derrama económica gradual de 2.000 millones de dólares y la creación de 18.000 empleos directos e indirectos. Un cálculo optimista que podrá ser medido en el mediano plazo.

Durante el fin de semana se estima que 550 millones de personas en todo el mundo sigan la pruebas y la carrera por televisión. Un gran anuncio para la industria del turismo, en la que México ocupa el lugar 10 del mundo. Las autoridades prevén que 6 de cada 10 habitaciones de hotel en la capital mexicana sean ocupadas los próximos días por aficionados a la Fórmula 1. La Ciudad de México, la más grande y poblada del país, cuenta con infraestructura suficiente para albergar a los visitantes. Los automóviles que correrán, tras 23 años de ausencia, en el Hermanos Rodríguez aterrizaron en México la noche del martes. El escenario ya está montado.

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso