Miercoles, 29, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

La suerte del campeón

Los culés encarrilaron el partido con un tanto de David Navarro en propia puerta y jugaron con fuego hasta el minuto 92, en el que Suárez sentenció

Los jugadores del Barcelona celebran el gol en propia meta de David Navarro.

 

El Barcelona sufrió más de lo esperado para llevarse los tres puntos de casa del colista. Los catalanes se adelantaron con un tanto en propia puerta de David Navarro y no fueron capaces de cerrar el partido hasta el último minuto, con un gol de Luis Suárez a la contra.

Para ganar un campeonato como la Liga, aparte de regularidad hace falta tener una pizca de suerte en momentos puntuales. Algo de eso tuvo el Barcelona en el Ciutat de Valencia. Lo que se presentaba como un trámite ante el último de la tabla, se convirtió en un quebradero de cabeza para los azulgranas. El Levante no sólo dio la cara, sino que estuvo a punto de rascar algún punto ante el líder.

Cierto es que el Barcelona debió contar con un gol más desde el principio del partido, pero Pérez Montero se equivocó al anulárselo a Messi por un fuera de juego inexistente.

Los culés acabaron adelantándose por pura insistencia gracias a un centro de Jordi Alba que David Navarro, sin querer, envió a gol con el trasero. La suerte jugaba una mala pasada a los valencianos.

El Levante no se vino abajo con el tanto y buscó el empate con descaro, mientras que el Barça sorprendió al perder las riendas del encuentro. La ocasión más clara de lo que quedó de partido fue precisamente para los granotas, cuando Morales envió un remate al palo ante Bravo.

Los jugadores del Levante, abatidos tras el gol de Suárez en el descuento. (J.A. Sanz)

Precisamente Morales fue el principal problema para los catalanes. Su rapidez dejó en evidencia aDani Alves en varias ocasiones y Luis Enrique terminó por reemplazar al brasileño por Aleix Vidal en la segunda parte para tratar de frenar la sangría.

El Barça no fue capaz de cerrar el encuentro hasta el descuento y hasta ese último minuto le tocó sufrir. Los granotas rondaron la portería de Bravo más de lo habitual y los de Luis Enrique prácticamente acabaron pidiendo la hora.

Con el tiempo reglamentario ya cumplido, Luis Suárez sentenció tras una contra de Messi por la banda. Las ligas se ganan así, sufriéndolas.

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso