Miercoles, 29, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

Barça renaciendo. 8-0 gana a la Coruña

4 goles de Luis Suárez, 1 Rakitich, 1 de Messi, 1 de Neymar con asistencias el pistolero uruguayo y 1 de Bartra por jugada personal, por ahora.

Suárez dirige la redención

Hasta que se demuestre lo contrario, el Barça es el vigente campeón y el líder de la Liga BBVA. Por mucho que en las últimas semanas los resultados no hayan sido los mejores, al equipo de Luis Enrique no se le puede haber olvidado jugar al fútbol. Así quedó patente en Riazor, donde logró una más que imprescindible goleada (0-8) al son que marcó Luis Suárez. El uruguayo agitó al campeón, cambió su mala racha a lo grande, con cuatro goles y tres asistencias, convirtiéndose de nuevo en aspirante al pichichi. Una noche redonda para el Barça, al que le queda un corto pero duro camino por delante. Cuatro etapas para poder cantar el alirón.

El Valencia había dejado al Barça en la lona y el conjunto de Luis Enriqueestaba obligado a levantarse antes de que el árbitro contara a cinco, las jornadas que restaban de campeonato. El campeón retuvo el cinturón en Riazor, aunque le quedan cuatro combates para quedárselo en propiedad. Y lo hizo con un buen ejercicio futbolístico, traducido en un marcador algo excesivo para lo merecido. La puntería que no tuvo en anteriores partidos, reapareció de golpe en A Coruña.

El Barça compareció en Riazor con sus señas de identidad, pero dio la sensación de que le costó unos minutos entrar de verdad en el partido. Tenía el balón, era reconocible, pero los futbolistas parecían acusar algún tipo de jet lag. Ejecutaban las jugadas con pulcritud, pero no iban más allá. No está para inventos el equipo azulgrana a estas alturas y Luis Enrique formó con su once de gala, con la única salvedad de Bartra, recuperado para la causa, en lugar del sancionado Piqué, un aficionado más en las gradas de Riazor.

Desde el principio, incluso en esos minutos en los que el Barça parecía seguir recuperándose del KO ante el Valencia, se vio a un tridente muy enchufado. Suárez avisó a Manu en el primer balón que tocó. Incansable el uruguayo, que porfió hasta la última pelota que le pasó por delante.Neymar parecía ponerle ganas, que no es poco, en la izquierda, aunque con poca claridad a la hora del desequilibrio. Y Messi dirigía la orquesta con la frescura que insinuó ante el Valencia.

La delicada situación del Barça requería que todo fuera de cara para evitar males mayores. Después de muchas semanas castigándole, el destino le sonrió esta vez. A los diez minutos, tras un combinación mágica del tridente, Rakitic sacó un córner y Luis Suárez remató a gol desde el área pequeña. Más que un gol fueron cien bombonas de oxígeno para un equipo en estado de shock.

Suárez tuvo uno de sus mejores noches como azulgrana

A pesar de la ventaja en el marcador y la tranquilidad que ello debería significar, no encontró la pausa necesaria el Barça, aún renqueante de todos los golpes recibidos en las últimos semanas. Encontraba espacios el Dépor, aprovechándose de esa inseguridad como hace Jerry con Tom.Borges Riera erraron dos ocasiones clarísimas, bloquedas entre Bravo y Bartra.

Todas esas dudas se encargó de borrarlas Luis Suárez. Una tras otra. Indiscutible en el esfuerzo, el acierto no estaba acompañando al uruguayo. El primer gol ya supuso la primera señal de que las cosas iban a cambiar. El segundo, tras conectar Iniesta y Messi, lo confirmaba. El Barça ya se había asentado. El campeón volvía a asomar y puede que a tiempo para corregir algunos de los errores cometidos.

Pero no iban a despreciar los azulgranas a un Dépor a pesar del 0-2, idéntico marcador que en sus dos últimos enfrentamientos, ambos igualados por los gallegos. Nada más lejos de la realidad, porque el Barça sentenció definitivamente el partido nada más reanudarse tras el descanso. Suárez puso en bandeja el tercero a Rakitic y Messi hacía lo propio con el uruguayo en el cuarto.

La goleada era un hecho y el Deportivo entregó definitivamente las armas. No tuvo piedad el Barça, más que necesitado de alguna alegría descomunal, como lo acabó siendo el marcador de Riazor. Suárez ligó póquer a pases de Messi y Neymar. Messi puso el sexto a pase de Suárez. Bartra se inventó el séptimo con una jugada que dará que hablar, reclamando a su manera muchos más minutos de los que dispone. Y Neymar rompió su maleficio con el octavo, a pase de Suárez.

Una noche tan redonda como necesaria para el conjunto azulgrana. Un partido que sirvió para que el campeón lanzara un mensaje a sus rivales. Que diera señales de vida después de muchas semanas de encefalograma plano. Aún está a tiempo el Barça de despedir el curso con una sonrisa. En Riazor empezó a enseñar los primeros dientes.

FICHA TÉCNICA:

0 - Deportivo: Manu Fernández; Laure, Sidnei, Navarro (Fayçal Fajr, min.57), Juanfran; Álex Bergantiños, Pedro Mosquera, Celso Borges (Jonás, min.70); Cani (Fede Cartabia, min.59); Oriol Riera y Lucas Pérez.

8 - Barcelona: Claudio Bravo; Dani Alves, Bartra, Mascherano, Jordi Alba (Adriano, min.70); Rakitic, Busquets (Rafinha, min.71), Iniesta (Sergi Roberto, min.58); Messi, Suárez y Neymar.

Goles: 0-1, min.11: Luis Suárez. 0-2, min.24: Luis Suárez. 0-3, min.47: Rakitic. 0-4, min.53: Luis Suárez. 0-5, min.64, Luis Suárez. 0-6, min.73: Messi. 0-7, min.79: Bartra. 0-8, min.81: Neymar.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea, del colegio vasco. Mostró amarilla a Cani (min.30), del Deportivo.

Incidencias: Partido de la trigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio de Riazor ante 28.956 aficionados, informó el club coruñés. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio por Rafael Taboada, capellán del Deportivo desde 1962.

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso