Lunes, 27, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

Berlusconi vende su MILAN

El club que preside desde hace 30 años, está a punto de ser traspasado a un grupo de magnates chinos

Berlusconi, con uno de los trofeos ganados por el MilánUn cambio histórico se producirá en uno de los equipos de fútbol más famosos del mundo. Los chinos están a punto de conquistar el Milán, el tercer equipo mundial por títulos internacionales conquistados (18), por detrás del Real Madrid (19). 

Silvio Berlusconi, un visceral anticomunista, que el pasado 20 de febrero cumplió 30 años como presidente del club, lo va a vender, para sanar su crisis económica y técnica, a los comunistas por definición: los chinos. Toda una paradoja: se impone la globalización, sin olvidar que los chinos son comunistas sui generis.

En un clima triste, respirando el final de una época, el jueves se celebró en Milán la asamblea de los socios que comprobó la desastrosa situación económica del club: Pérdidas de 89,3 millones de euros en 2015. Igualmente penosa es la gestión deportiva, en mínimos históricos con Berlusconi: Décimo, octavo y, quizás, sexto puesto en los tres últimos campeonatos, sin Champions League y con presupuesto fuera de control. Técnicamente en quiebra. El holding Fininvest de Berlusconi posee el 99,9 % de las acciones, el resto está en manos de un grupo minoritario de accionistas que durante la asamblea se mostró furioso pidiendo la dimisión del consejero delegado, Adriano Galliani. Los insultos y las protestas por la crisis de resultados y déficit le obligaron a suspender el cónclave durante casi dos horas.

Los medios italianos dan por hecha la venta del club, a falta de detalles por confirmar en próximos días. La batalla está ahora en la cuota que se vende al grupo de empresarios chinos, que cuenta con la aprobación del gobierno de Pekín. Inicialmente comprarían en torno al 70% de acciones por 700 millones de euros. En una segunda fase, invertirían otros 300 millones para hacerse con el resto de la propiedad. «Il Sole 24 Ore» afirma que hay ya «un principio acuerdo», mientras «Corriere dello Sport» escribe que «el lunes probablemente se firme el acuerdo preliminar».

Muy lejos quedan ya los tiempos gloriosos del club: Con Arrigo Sacchi, el Milan ganó en cuatro temporadas un «scudetto», dos Copas de Europa, dos Supercopas de Europa y dos Intercontinentales; con Fabio Capello, cuatro «scudetti», una Supercopa de Europa y una de Copa de Europa en cinco temporadas. Carlo Ancelotti fue el tercer gran entrenador en la historia del club, ganando dos Copas de Europa, la última en 2007 en Atenas frente al Liverpool. Fue su última gran victoria.

El Milán había contado con uno de los más grandes equipos: Franco Baresi, Paolo Maldini, Ruud Gullit, Marco van Basten, Rijkaard y Pirlo, entre otros, llevaron al club a la cima del mundo deportivo. Pero el balón se pinchó y el Milan cayó en picado, sobre todo a partir de 2011.

A las presiones de los hijos de Berlusconi y de los hinchas para que venda el club de sus amores, se unen las urgencias de los chinos, que han depositado ya 150 millones de euros como garantía. Este enorme interés chino por el Milan no es casual: Está inspirado por la estrategia nacional para promocionar el fútbol en China. El objetivo, en el que está implicado el presidente Xi Jinping, es dar un ambicioso salto de calidad buscando importantes implicaciones económicas y la clasificación para los Mundiales.

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso