Martes, 28, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

El ciclo tortuoso de James en el Real

James Rodríguez entrena en Valdebebas.Según Guillem Balagué, periodista que labora actualmente en Sky Sports, el Real Madrid estaría dispuesto a vender a James y recuperar parte del dinero que gastaron en él porque Florentino y Zidane han perdido la fe en él.

Continua la novela del 10 colombiano por España, quien a boca de la prensa española lo ubica como un jugador inminentemente transferible. 

Al parecer las negativas actitudes y la difícil adaptación que ha tenido con Real Madrid en su segunda temporada hacen que James no sea resistido más por el técnico Zidane, ni por el presidente Florentino Pérez.

“Mentalmente James no es fuerte. Se encontró en el banco con Rafa Benítez, y en vez de luchar por su lugar, tomó oportunidades con la prensa para criticar sutilmente a Benítez. Su agente Jorge Mendes buscó un montón de historias en la prensa para presionar a Rafa”, declaró Balgué en su columna Guillerm Says en la página web de Sky Sports.

De igual forma en el escrito, Balagué reconoce la calidad de James pero considera que para tener continuidad en el Real Madrid se necesita más que calidad refiriéndose a su debilidad mental.

“Al principio, él (James) era un arma para los aficionados contra Rafa, pero ahora se han dado cuenta de que no es un jugador

 consistente. Tiene calidad, sin duda, pero en este equipo es necesario tener mucho más que calidad, y mentalmente él no es el más fuerte”, puntualizó Balagué.

El Daily Mail del Reino Unido publica que Manchester United quiere un doble acuerdo con el Real Madrid de 100 millones de £ por los nombres de James Rodríguez y Toni Kroos para reforzar su equipo en el próximo verano europeo.

El mediapunta recupera importancia coincidiendo con la visita del Madrid a Anoeta, debido a una crisis médica que ya ha cobrado 26 lesiones musculares abre la puerta a la reincorporación de James Rodríguez a la titularidad en Anoeta.

El regreso del colombiano al plan maestro de Zinedine Zidane entraña enigmas y paradojas. El técnico, que nunca consiguió argumentar por qué dejó de creer en el mediapunta, admite ahora que debe contar más con él, pero tampoco explica el razonamiento que le conduce a esta conclusión. Primera víctima grave de la inaudita ola de lesiones fibrilares de la campaña, ahora James gana importancia gracias a lesiones ajenas.

Las ausencias de Cristiano y Benzema, que sufren sendos infortunios, y la baja de Kroos, que necesita recuperarse del esfuerzo hecho en la Champions, devuelven a James a la primera línea en el momento más álgido de la temporada.

Han pasado ocho meses desde que se rompió jugando con Colombia. Aquel desgarro le apartó de la competición entre septiembre y noviembre, y, a la postre, constituyó no solo el comienzo del declive de la consideración de James en el club, sino el primer conflicto grave de la crisis médica esta temporada. Los futbolistas consultados fuera de micrófonos señalan que el responsable de lo sucedido es el jefe de los

servicios médicos del club desde el verano pasado, Jesús Olmo, a quien imputan errores en los diagnósticos y en los tratamientos. Desde la directiva advierten de que Olmo prefiere no hacer declaraciones. Lleva trabajando para el Madrid desde 2004 con más o menos continuidad y, contra la costumbre de sus predecesores, Alfonso del Corral, Juan Carlos Hernández o Carlos Díez, prefiere no hablar en público para informar a los socios. Se limita al cauce oficial de partes lacónicos, la mayoría de las veces desmentidos por los acontecimientos.

James dejó de ocupar un lugar importante en los planes de Zidane coincidiendo con el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions contra la Roma. Ese día el mediapunta marcó el 2-0. El técnico no lo tuvo en cuenta. Desde entonces el Madrid ha disputado 11 encuentros y James ha sido titular solo en dos. Curiosamente, en las dos oportunidades —contra el Getafe y el Eibar— marcó un gol.
“Cuando juega, lo hace bien”, admitió ayer Zidane, que ha preferido a Jesé para reforzar el ataque y a Lucas para armar el mediocampo.

 

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso