Martes, 28, 2017
   
Texto
FacebookTwitterRSS Feed

1 1 logoleptvtelesan 2 

Buscar

TENIS-WTA, Singapur 2016. Final . KERBER vs.Cibulkova

Kerber quiere la matrícula

La alemana fulmina a Agnieszka Radwanska y encadena su cuarta victoria consecutiva en Singapur. Mañana jugará la final ante Cibulkova.

 

 

No hay color. Angelique Kerber lleva cuatro partidos en el WTA Finals de Singapur y en cada uno ha demostrado que su nivel tenístico está a años luz del resto. Una jugadora tranquila, concienciada y enfocada a su objetivo, la alemana inclinó a la vigente campeona, Agnieska Radwanska, para acceder a la última ronda del viaje (6-2, 6-1). El salto de calidad de este 2016 la ha llevado a ser la gran rival a batir y ya solo Dominika Cibulkova puede impedir que la de Bremen se proclame Maestra del circuito femenino.

Lo cierto es que Angelique Kerber venía muy enfadada a este torneo de Singapur debido a sus malas experiencias en el pasado. Hasta en tres temporadas intentó aquí la gloria y en ninguna de ellas alcanzó siquiera las semifinales. Pero 2016 es un año diferente. Un año en el que se ha convertida en doble campeona de Grand Slam, finalista en Wimbledon, medallista Olímpica y número uno del mundo. Todo eso, así de seguido, puede producir un cortocircuito en la cabeza más fiable. O al contrario, puede hacerte tan sumamente peligrosa que derroches superioridad en cada paso que des.

Radwanska representaba el penúltimo examen para la alemana en su búsqueda de El Dorado en Singapur. La ‘profesora’, la vigente campeona y maestra, seguramente la tenista que mejor lea este deporte en la actualidad, era la encargada de medir la temperatura de la mejor raqueta del planeta. Una mujer que ha hecho de su estilo un arte pero que nunca logró encontrar recompensa suficiente a tanta genialidad. Imagínense en qué nivel estará hoy en día Kerber para que no se las pueda situar a las dos en el mismo escalón. Al menos ahora mismo, porque en asaltos previos dominaba la polaca por 6-5. Pero aquí ya no había tiempo para borradores ni versiones archivadas, era la hora de sacar la máxima determinación posible, sin error que valga.Resultado de imagen para kerber tenista

Sin piedad de su mejor amiga del circuito, Kerber reunió todos los ingredientes en su raqueta y, cuando ya los tuvo ordenados, se encargó de ir repartiéndolos a su antojo. Vale que estamos ante la número uno del mundo, pero ceder solo tres juegos ante la número 3 da para pensar, aun estando hablando de la élite del tenis femenino, es evidente que existen varios escalones de calidad entre ellas. Mañana se celebrará el fin del curso entre la máxima aspirante y la ‘tapada’ del torneo. ¿Lógica o sorpresa? En menos de 24h lo sabremos.

Cibulkova se mete a la final

La eslovaca remonta en la primera semifinal del WTA Finals a Kuznetsova y luchará mañana por ser maestra 

 

¡¡POME!! Este grito se escuchó como un trueno después de casi tres horas de batalla entre Dominika Cibulkova y Svetlana Kuznetsova en la primera semifinal del WTA Finals de Singapur. La eslovaca, que empezó el partido de la peor manera posible, lo terminó con un billete en la mano para el último torneo de la temporada (1-6, 7-6, 6-4). Fue una remontada construida paso a paso, con una base de fe ciega en sus posibilidades y una raza que están al alcance de unas pocas elegidas. La eslovaca se asegura la plata, bien ante Kerber o Radwanska, además de firmar el ascenso al número 6 del ranking, su mejor clasificación de siempre.

Seguro que habrá alguno que lo niegue, pero el otro 99% de público asistente se esperaba cualquier otro partido este mañana menos el que finalmente hemos tenido. Sí, eran Cibulkova y Kuznetsova, dos jugadoras dentro del top10 y ampliamente experimentadas en el circuito. Dos finalistas de Grand Slam con varios títulos en su poder. Pero también representan al ‘mal estudiante’ que solo repasa la lección un día ante del examen. Ellas fueron las últimas en clasificarse a Singapur y de su duelo saldría la primera finalista del torneo. Si el tenis enamora es, en parte, por ocasiones como ésta.

la mujer con el cuerpo mas lindo

Teníamos antecedentes suficiente como para vaticinar un choque igualado, quizá con Dominika ligeramente favorita (H2H 5-3 a su favor) debido también a que acumula menos horas de juego y más de días descanso en sus piernas. El pronóstico perfecto para que llegue el destino y nos lo tumbe. Un 6-1 de salida a favor de Svetlana nos dejaban tan helados como desorientados. La de San Petesburgo era una piedra, férrea como pocas y sangrante a la hora de golpear. Fue un parcial casi perfecto donde apenas dio tiempo a su rival a conectarse a la pista, 44 minutos de chaparrón para quedarse a las puertas del último banquete en Singapur.

Lo que le ocurre a Cibulkova les ocurre a muchas otras jugadoras, también en el circuito masculino. Son motores que necesitan rodaje para entrar en calor, pero cuando lo hacen, agárrate. La eslovaca se llevó un duro golpe de inicio, pero fue tan fugaz que apenas dolió. En el segundo parcial la historia cambió, se igualó y, entre ruptura y ruptura llegaron a un tiebreak en el que Cibulkova se tomó la venganza. Con rabia, pundonor y ese extra de motivación que siempre muestra la de Bratislava, el encuentro se marchaba al último acto sin favorita clara.

Kuznetsova quedó tan grogui tras el empate que necesitó de 10 minutos en calma dentro del vestuario para renacer. Le cambió el tenis, el panorama y la actitud. Y un 2-0 en contra en el inicio de la tercera manga no ayudaba a recuperarse. Pero a estos niveles de élite, la calidad se manifiesta ante cualquier adversidad. Sacó su orgullo, se puso 3-2 al frente, pero fueron pequeños detalles los que, en el momento límite, sonrieron a la de Bratislava. Un error en la red tumbó a Cibulkova de un tiro al suelo. En ese momento, era la mujer más feliz del mundo.

Nuestro Equipo

S.O.S.

 
 
 

Ingreso