“La gente quiere relacionarse con Coca-Cola digitalmente. La tele ha muerto”

James Quincey, presidente y consejero delegado de Coca-Cola.
James Quincey, presidente de Coca-Cola.

Aunque es británico, nacido en Londres en 1965, James Quincey ha hecho su carrera en Coca-Cola, uno de los grandes iconos norteamericanos. En tiempos de escasa fidelidad a una camiseta, es también un ejemplo de constancia. Licenciado en ingeniería electrónica en la universidad de Liverpool, entró en la empresa en 1996, en la sede de Atlanta, y desde ahí ha ido escalando posiciones hasta lograr, hace dos años, el puesto de consejero delegado y, hace apenas dos semanas, el de presidente, cargo en el que releva a Muhtar Kent, presidente desde 2009.


“Necesitamos digitalizar la empresa porque todo va a ser digital. La forma en la que la gente quiere relacionarse con la marca es digital, la tele ha muerto. También la forma de interactuar con las tiendas físicas es digital. Y luego están nuestros sistemas internos, que no están completamente integrados. La revolución digital no solo está ocurriendo en estos tres espacios, sino que los está conectando. En el futuro, todos vamos a estar integrados y conectados. Podrás saber quién mira qué, qué compra. Todo el negocio será digital, tanto si ocurre en el mundo virtual como en el físico”, AFIRMA, SIN TITUBEOS EL PRESIDENTE, DE COCA COLA

SIGUE:
Hace 10 o 15 años, el marketing iba fundamentalmente de anuncios de televisión, pocos anuncios muy, muy buenos que se emitían mucho en pocos canales. Ahora, hay muchas pantallas y medios con los que los consumidores interactúan. El modelo de pocos anuncios perfectos se ha acabado. Si siguiésemos con una cultura de estar nueve meses perfeccionando algo, llegaríamos demasiado tarde a todo. Así que intentemos algo; si no funciona el primer día, cambiémoslo al segundo. Es un cambio los negocios, en la economía, y si no nos adaptamos, nos quedaremos atrás.

BEBIDAS A BASE DE CAFE

Es una de las grandes categorías y de las que más rápido están creciendo y no teníamos una oferta completa y competitiva. Seguramente la mayor oportunidad del mercado del café son los hoteles, restaurantes, bares, gasolineras…

Ahí, con [la compra de Cafés] Costa [por 4.500 millones de euros], podemos convertirnos en una mejor compañía total de bebidas. Además del café listo para beber, tienen unas máquinas expendedoras muy efectivas en gasolineras o tiendas de conveniencia y suministraremos granos y máquinas a los dueños de cafeterías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *