Nairo-Froome, dos ciclismos, dos mundos, se enfrentan en el Tour Colombia

Nairo Quintana, en una competición.

Mientras el británico llegó a Antioquia hace dos semanas, el ídolo nacional llegó el sábado pedaleando desde Tunja en una peregrinación de 500 kilómetros

El viaje Tunja-Rionegro lo organizó para hacerlo en tres días, de jueves a sábado. Dos ciclistas, él y su hermano, un coche de protección detrás y un policía en moto despejando el camino por delante para atravesar la cordillera por Santander y por municipios que hace no tanto eran sinónimo de violencia y ahora han recuperado la paz. Tunja-Arcabuco, 35 kilómetros; Arcabuco-Moniquirá, 26; Moniquirá-Barbosa, 11; Barbosa-Vélez, 17; Vélez-Landázuri, 53; Landázuri-Cimitarra, 31; Cimitarra-Puerto Araújo,34; Puerto Araújo-Puerto Boyacá, 100; Puerto Boyacá-Doradal, 38; Doradal-Santuario, 113; Santuario-Marinilla-10; Marinilla-Rionegro, 25. Estas fueron las etapas escritas en su carnet de ruta, municipios en los que paró, saludó, en los que los ciudadanos salían a la carretera a esperarle, pues la voz de que llegaba se extendía rápido. Y entre pueblo y pueblo, y las paradas para comer, para tomar un café, Nairo pedaleando se dejaba invadir por el paisaje, por la tierra, por el camino, y disfrutaba.

El primer Tour Colombia comienza el martes en la capital de Antioquía y la presencia de algunos de los mejores ciclistas del mundo ha transformado la carrera en un evento que se cree será recordado durante mucho tiempo. Los organizadores –la federación colombiana de ciclismo, que cuenta con patrocinio público y la colaboración y la ayuda de todo tipo de organismos estatales, departamentales y municipales—hablan de que el domingo próximo a la ascensión del alto de Las Palmas, el momento cumbre de la prueba, como poco 800.000 espectadores llenarán una autopista que se cortará totalmente al tráfico.

Las dos principales figuras de la prueba, el británico Chris Froome, ganador de cuatro Tours de Francia, y el ídolo nacional Nairo Quintana se alojan en el mismo hotel, junto al aeropuerto de Rionegro. Froome llegó en avión desde Mónaco hace dos semanas con todo su equipo Sky, el más grande del mundo; Nairo llegó en bicicleta, junto a su hermano Dayer, y sus raíces campesinas fortalecidas aún más, su apego a su tierra y a sus colombianos, después de tres días recorriendo 500 kilómetros desde su Tunja en Boyacá hasta el Oriente Antioqueño..

Son dos líderes que se han encontrado decenas de veces en Europa, que se han peleado duro en el Tour de Francia –en tres de las cuatro victorias del británico, Nairo, su rival más feroz, ha estado tres veces en el podio, a su sombra, siempre derrotado–, y que se verán las caras por primera vez en las alturas colombianas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *