RUSIA-USA. En qué no coincidieron Lavrov y Pompeo: Venezuela, Irán, “injerencia rusa” y lucha antiterrorista.

El ministro de Exteriores ruso y el secretario de Estado de EE.UU. trataron de sacar las relaciones bilaterales entre ambos países de su “actual estado lamentable” y abordar diversos asuntos de manera abierta.

Resultado de imagen para DIALOGO MINISTROS DE RUSIA Y USA

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, han abordado durante su reunión de este martes en la ciudad rusa de Sochi diversos asuntos bilaterales y la situación actual en Venezuela, la península coreana, Siria, Oriente Medio, Ucrania, Afganistán, el programa nuclear de Irán, así como el terrorismo.

Lavrov ha calificado la conversación con su homólogo como “franca y útil”. Según el canciller ruso, la falta de una cooperación bilateral plena que traiga ventajas a ambos países se debe en gran medida a la anterior Administración de la Casa Blanca.

Mientras, Pompeo ha señalado que Washington “está dispuesto a encontrar un terreno común con Rusia siempre y cuando los dos [países] traten con seriedad los asuntos pendientes”, al mismo tiempo que ha apreciado la oportunidad de mejorar las relaciones mediante un diálogo franco y abierto.

Estos son los principales avances y puntos en común destacados por los diplomáticos:

  • El restablecimiento de los canales de comunicación bilateral
  • La reanudación en diciembre de 2018 del diálogo bilateral de alto nivel para contrarrestar al terrorismo
  • La necesidad de resolver la situación en Siria mediante un camino político y asegurar que el país no vuelva a albergar grupos terroristas
  • La necesidad de la desnuclearización completa de Corea del Norte
  • La necesidad de trabajar juntos para establecer un control de armas

La situación en Venezuela

La reunión con Lavrov no ha cambiado las posturas principales de EE.UU. en política exterior. La situación en Venezuela no ha sido una excepción. A continuación, las citas directas de ambos diplomáticos al respecto.

Lavrov:

  • “Rusia está a favor de que el pueblo de ese país determine su futuro, y en ese sentido, es de suma importancia que todas las fuerzas patrióticas responsables de la política de ese país inicien un diálogo entre ellas, a lo que, de hecho, instan una serie de países de la región en el marco del llamado Mecanismo de Montevideo. Y el Gobierno [de Venezuela], tal y como ha afirmado Nicolás Maduro, está dispuesto a ese diálogo”.
  • “Las amenazas contra el Gobierno de Maduro, que se escuchan de los representantes oficiales de la Administración estadounidense y de Guaidó, que constantemente recuerda su derecho a invitar a la intervención armada desde el exterior, no tienen nada en común con la democracia“.

Pompeo: “Insto a que mis colegas rusos apoyen al pueblo venezolano mientras devuelven la democracia a su país. EE.UU. y más de 50 otras naciones coinciden en que ha llegado el momento de que Nicolás Maduro se vaya. Ha traído nada más que miseria al pueblo venezolano y esperamos que el apoyo de Rusia a Maduro termine“.

La interferencia en los asuntos internos de EE.UU.

Lavrov tachó las acusaciones de que el Gobierno ruso trató de influir en el resultado de las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016 de “una ficción total” y “sin fundamento“. “Espero que después del informe del fiscal especial Mueller publicado recientemente las tensiones del otro lado del océano se calmen”, declaró.

Al respecto, Pompeo afirmó que “hay cosas que Rusia puede hacer para demostrar que este tipo de actividades son cosa del pasado“, y expresó la esperanza de que Rusia aproveche estas oportunidades”.

El diplomático ruso agregó que el Congreso de EE.UU. aprobó una legislación en la que “se le encomienda al secretario de Estado de EE.UU. promover la democracia en Rusia, directamente y mediante el trabajo con organizaciones no gubernamentales rusas”. “Para tal fin se asignan anualmente 20 millones de dólares”, detalló.

Irán

En lo que concierne a la política en torno a Irán, se mantuvieron las discrepancias existentes. Pompeo prometió que EE.UU. seguirá “presionando al régimen de Teherán hasta que su liderazgo esté preparado para volver a las filas de naciones responsables que no amenazan a sus vecinos ni siembran inestabilidad y terror”.

Lavrov se limitó a admitir los desacuerdos entre ambos países sobre el pacto con Irán para garantizar el carácter pacífico de su programa nuclear, y agregó que Rusia y EE.UU. continuarán dialogando sobre el tema.

“La Administración Trump y el Gobierno de EE.UU. no pueden ejercer de primera potencia en un mundo multilateral”, concluyó el analista político Javier MartíneZ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *