Ernesto Santamaría

Un salto al ‘vacío’, de 86 metros de altura, fue la única escapatoria para el cacique Tisquizoque, quien prefirió morir antes que ser capturado por los colonizadores.

Esa leyenda nutre hoy la historia de Florián, un municipio de cinco mil habitantes que tiene potencial para consagrarse como la ‘joya’ del turismo en el sur del departamento de Santander.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *