:.

ALBERTO FLÓREZ FLÓREZ hombre de bien, cantor del agua, de la tierra, del amor amor, quien ya cuida, eternamente, a su Tona del alma, con la misma dedicación, hombría y entrega, como guardó a su familia y a la fuente hídrica que mantiene viva a Bucaramanga y su área metropolitana…

El Asadero ‘La Brasa, ahí cerca de Quebrada Seca, en Bucaramanga fue su fundamento económico.

Adquirió algunas propiedades, como la Casa Vieja en Berlín, una construcción antigua de tapia pisada y teja, donde funciona la Casa de la Cultura y la sede de alcohólicos anónimos, y abrió restaurantes en algunos otros lugares, como Cúcuta y Bogotá.

“Pero me crecí con la abundancia y el éxito, decía con tranquilidad, y me convertí en un alcohólico, situación que por poco me lleva a la quiebra. Sin embargo, pude reaccionar y me quedó una propiedad en Bucaramanga y otra en Cúcuta, cuyas rentas me permiten sobrevivir y escribir coplas y versos, todo alrededor del agua de Tona y de la idea de acabar con la corrupción que existe en el país.

Imagen relacionada

Fue alcalde de su natal Tona en dos oportunidades: una por designación del gobernador de Santander Alberto Montoya Puyana.

La segunda, cuando fue elegido por voto popular, pero no pudo desempeñar el cargo porque la región estaba en pleno conflicto armado: “Ejercí como mandadero y como majadero. Grave esa situación; ojalá no se repita”, contaba.

Su salario de alcalde lo entregó a quienes lo necesitaban: otorgaba becas en los restaurantes populares y llevaba dotaciones y regalos de Navidad a los campesinos. Gestionó la compra de la finca Villa Cristina para agrandar el casco urbano, y un lote en Berlín para construir el colegio Luz de la Esperanza.

Para todos los lectores

mis versos con atención
coplas en pro de Colombia
denunciando corrupción

La misión es corrupción
es corrupción alarmante
mas el soldado no es malo
el malo es el comandante

En Colombia debe haber
cárcel contra la omisión
ya que la omisión es madre
madre de la corrupción

La corrupción en Colombia
es grave y horripilante
el soldado siempre lleva
reflejos del comandante

Para los que no funcionen
arresto, cárcel, prisión
se deben investigar
incursos por omisión

Hoy como yo lo recuerdan doña Herminda, Alba Lucía, Daniela, María Victoria, Juan Pablo, Benjamín, Mary, Elena, Alicia, Adolfo, Elda y todos los habitantes de Tona y Berlín…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *