Joe Biden

Joe Biden pronunció su primero discurso como presidente de EE UU en medio de una crisis sanitaria y económica heredada de Donald Trump y en un país polarizado después de cuatro años de populismo.

El demócrata ascendió a la Presidencia después de unos días históricos para Estados Unidos que ha llegado a vivir hasta un asalto al Capitolio para bloquear el cambio de poder, que dejó cinco víctimas mortales.

La investidura de Biden fue insólita e histórica por la pandemia, la ausencia del expresidente Trump y por el miedo tras el asalto al Capitolio. El acto se celebró con un público reducido para evitar los contagios por Covid-19 y un dispositivo de seguridad sin precedentes en la historia del país, con hasta 25.000 militares desplegados en Washington.  

Un resumen del discurso del nuevo presidente es “unidad“, “democracia” y “desafío”.

En su discurso, Biden insistió en la palabra “unidad”. A diferencia de los otros dos expresidentes -Barack Obama y Donald Trump-, que apenas hablaron de unidad, el nuevo presidente estadounidense repitió más de una decena de veces la palabra. El discurso ha sido breve, poco emotivo, gris y que ha dejado muchos temas fuera: cambio climático, medidas para afrontar la pandemia (sin mención a la mascarilla), y crisis económica. Aunque los desafíos que enfrenta el país son tantos que no caben en un discurso, Biden y quiso que fuera unun mensaje de “tranquilidad a los ciudadanos”.

Unidad, unidad y unidad

Pidió unidad, unidad y unidad. Y no es para menos. Biden toma posesión de la Presidencia de un país dividido y lo hace con un discurso que busca pasar página a la polarización y al odio de los últimos cuatros años. Lo hace con optimismo y vistas al futuro: “Juntos escribiremos una historia estadounidense de esperanza, no de miedo. De unidad no división, de luz no de oscuridad, y presentar una visión positiva y optimista del país; presentar un camino que realmente nos pida a todos trabajar juntos”. El demócrata aseguró a los estadounidenses que él será el presidente de todos, tanto de los que no le apoyaron, como de aquellos que sí lo hicieron. “Seré presidente de todos los estadunidenses. ¡De todos los estadunidenses!”.

El mandatario a diferencia de su antecesor en el gobierno -que no mencionó los términos en su discurso- habló de la paz y democracia. Dos factores que cree que son fundamentales para superar la crisis política y social y como vía para la reconciliación interna y externa. “Nos guiaremos no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo. Seremos un socio fuerte y confiable para la paz, el progreso y la seguridad”, destacó en un tono reconciliador. 

Junto a la unidad, el concepto que más utilizó Biden es la democracia. Para él, Estados Unidos estaba en peligro, pero la democracia ha “prevalecido”. “Donde hace unos días la violencia quiso sacudir los cimientos de la democracia, nos unimos para la transferencia pacífica del poder”, aseguró Biden. 

Las diez frases más importantes del discurso de Biden

  1. “Hemos aprendido de nuevo que la democracia es preciosa. La democracia es frágil. Pero en estos momentos, amigos míos, la democracia ha prevalecido”.
  2. “Hay que reparar mucho, hay que restaurar mucho, hay que sanar mucho, y hay mucho que podemos lograr”.
  3. “Pocas personas en la historia de nuestra nación han tenido más desafíos o han encontrado un momento más desafiante o difícil como el momento en el que nos encontramos ahora”.
  4. “Hoy, mi alma está aquí para poder unir a nuestra nación y le pido a todos los norteamericanos que se unan a esta causa. Nosotros podemos hacer cosas muy importantes, podemos solucionar lo malo”.
  5. “Este virus se ha llevado más vidas en un año que las que se perdieron en toda la Segunda Guerra Mundial, pero también se ha llevado miles de empleos, ha visto miles de negocios cerrados”.
  6. “Un grito de supervivencia proviene del propio planeta. Un grito que no puede ser más desesperado ni más claro, y ahora un auge del extremismo político, la supremacía blanca y el terrorismo interno. Los tenemos que enfrentar y los venceremos”. 
  7. “Empecemos de nuevo. Empecemos todos de nuevo a escucharnos unos a los otros, a oírnos, a vernos y a mostrar respeto entre nosotros. La política no debe ser un incendio que arrase con todo”.
  8. “Hoy marcamos la jura de la primera mujer en la historia elegida como vicepresidenta. ¡Que no me digan que las cosas no pueden cambiar!”. 
  9.  “Seremos juzgados, ustedes y yo, por cómo resolvamos esta cascada de crisis de nuestra era. ¿Nos levantaremos para la ocasión? ¿Seremos capaces de superar este hora extraña y difícil?”.
  10. “Y guiaremos, no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo. Seremos un socio fuerte y confiable para la paz, el progreso y la seguridad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *