-.-

La fiscal Esperanza Navas asesinada en la mañana de hoy en Tibú es socorrana.

Esposa del periodista Fernando Otero Calderón y madre de dos profesionales: Ivonne Maritza y Jenny Otero Navas.

La funcionaria judicial recibió disparos de arma de fuego cuando se encontraba en su apartamento, al parecer, propinados por dos hombres cerca de la Fiscalía en ese municipio nortesantandereano.

Llevaba 8 años como Fiscal Seccional en Tibú y anteriormente se había desempeñado como Fiscal Local en Cimitarra y Simacota.

Se confirmó que a pocos metros de donde se ubica la Fiscalía en este municipio, dos hombres que se movilizaban en una motocicleta se acercaron a la vivienda de la fiscal especializada Esperanza Navas y la atacaron a bala.

Según primeras versiones, alrededor de nueve disparos acabaron con la vida de la jurista

Según su esposo tenía previsto pensionarse a finales de este año y no le había manifestado que tuviera amenazas de muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *