El sueco Armand Duplantis, a sus 20 años establece récord de salto con garrocha (pértiga) superándo marca, vigente desde 1994.

Duplantis: Duplantis establece récord de todos los tiempos de salto con pértiga

El plusmarquista mundial de salto con pértiga, arrebató el último récord que le quedaba al legendario Sergey Bubka, tras firmar este jueves en Roma la mejor marca mundial de todos los tiempos al aire libre con un intento de 6,15 metros.

Duplantis, de tan solo 20 años, superó en un centímetro la anterior plusmarca en posesión del ucraniano con un registro de 6,14 metros desde el ya lejano 1994.

Tres centímetros menos que los 6,18 metros que Armand Duplantis fijó el pasado 15 de febrero a cubierto como récord del mundo absoluto en la ciudad escocesa de Glasgow.

Y eso que el concurso no pareció empezar nada bien para el pertiguista escandinavo, que sorprendentemente firmó un nulo en su primer intento sobre 5,80 metros.

Un nulo que hacía temer que Duplantis, como ya le ocurrió el pasado domingo en Berlín, donde se impuso con unos discretos 5,91 metros, no estuviera en disposición de amenazar la marca de Bubka.

Pero si por algo destaca el sueco, que este año ya había saltado 6,07 en Lausana, es por su carácter competitivo, así que tras asegurarse la victoria en la reunión se lanzó por la marca del ucraniano.

Así, tras superar a la primera y con una facilidad pasmosa los 6 metros, Armand Duplantis no dudó en solicitar a los jueces que situaran el listón sobre 6,15 metros.

No pudo ser a la primera, un intento en el que pese a que el sueco superó con claridad la barra acabó derribando el listón con el pecho en su movimiento de descenso.

Errores que el escandinavo no volvió a cometer en su siguiente oportunidad, en la que superó con holgura los 6,15 metros que le confirman como el mejor pertiguista de todos los tiempos.

Duplantis no solo es ya el ser humano que más ha saltado tanto en pista cubierta (6,18) como al aire libre (6,15), sino que dejó claro en el olímpico de Roma que tiene en sus piernas y brazos una altura todavía superior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *