Everton derrotó al Leeds, con Yerry Mina y sin James

n un partido emotivo. Everton le ganó al Leeds en condición de vistante por 2-1 gracias a los goles de Sigurdsson y de Calvert-Lewin; por el local descontó Rafinha. Gracias a este triunfo, el elenco de Carlo Ancelotti se trepó a la quinta posición (con dos cotejos menos) y se metió a los puestos que dan cupo a torneo continental. 

En la previa era un partido duro para el Everton, sabía que no debía caer si quería soñar con los puestos que dan puntos para el certamen continental. De entrada Carlo Ancelotti sorprendió con James y Pickford en el banco de suplentes. El panorama no era el mejor.

Sin embargo a los 9 minutos, Sigurdsson abrió el marcador después de un centro de Digne. La defensa del Leeds no tuvo reacción ni coordinación y nadie cortó el balón. Por el ’10’ lo tuvo muy fácil para inflar la red. Ese tanto le dio tranquilidad al visitante y le dio el manejo que quiso al encuentro. Antes que cayera el telón del primer acto, Calvert-Lewin marcó el segundo; nuevamente, tras un siesta de la zaga de los dirigidos por Marcelo Bilesa.

Para la segunda etapa el Leeds sintió, seguramente, el regaño de Marcelo Bilesa en el vestuario y a los tres minutos descontó con un remate de zurda de Raphinha que dejó sin reacción al sueco Olsen y a sus compañeros de defensa. Desde ese momento, el elenco de Bielsa fue un aplanadora y fue por el empate pero arriba no había conexión entre los delanteros.

La defensa del Everton, con Yerry Mina a la cabeza, aguantó todo y le tocó trabajar bastante ante la rapidez con la que juega el Leeds. Le tocó ‘sudar petróleo’ y sufrió mucho para poderse llevar los tres puntos a casa. Una victoria que lo deja en puestos de vanguardia y que con dos cotejos menos se ilusiona con aterrizar en la Champions del 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *