COVID-19. Falleció Antonio Bolívar, protagonista indigena de ‘El abrazo de la serpiente’

Recordado por su papel de Karamatake en la primera película nacional nominada al Óscar, en 2016, murio en Leticia conbtagiado por covid-18

Antonio Bolívar

Hasta el momento,  se ha confirmado coronavirus la causa del deceso de Bolívar, de 75 años y quien pertenecía a la etnia indígena Ocaina. Fuentes cercanas aseguran que estaba internado hace días en el Hospital San Rafael de Leticia.

Don Antonio Bolivar y Doña Gladys, una de las tantas veces que nos encontrábamos en las calles de Leticia y siempre con una sonrisa nos pedías que por favor dígale a la gente que vea la serie Frontera Verde, hay sale este galán.

Q.E.P.D#SOSAmazonas #AntonioBolivar

Con inmensa tristeza desde el equipo de la Fundación Ficamazonía damos un adiós al Abuelo Antonio Bolivar, reconocido actor y figura emblemática y ancestral del Amazonas. Un hombre grande y lo será siempre. Deja una semilla en cada uno de nosotros.

View image on Twitter


 Bolívar alcanzó fama en el mundo por interpretar en ‘El abrazo de la serpiente’ a un personaje llamado Karamatake, encargado de guiar a través de la selva al etnobotánico Richard Evans en busca de la yakruna, planta que le devolvería la capacidad de soñar.

View image on Twitter

Hasta el momento, no se ha confirmado la causa del deceso de Bolívar, de 75 años y quien pertenecía a la etnia indígena Ocaina. Fuentes cercanas aseguran que estaba internado hace días en el Hospital San Rafael de Leticia.

View image on Twitter

Don Antonio Bolivar y Doña Gladys, una de las tantas veces que nos encontrábamos en las calles de Leticia y siempre con una sonrisa nos pedías que por favor dígale a la gente que vea la serie Frontera Verde, hay sale este galán:

Q.E.P.D#SOSAmazonas #AntonioBolivar

View image on Twitter

Con inmensa tristeza desde el equipo de la Fundación Ficamazonía damos un adiós al Abuelo Antonio Bolivar, reconocido actor y figura emblemática y ancestral del Amazonas. Un hombre grande y lo será siempre. Deja una semilla en cada uno de nosotros.


 Bolívar alcanzó fama en el mundo por interpretar en ‘El abrazo de la serpiente’ a un personaje llamado Karamatake, encargado de guiar a través de la selva al etnobotánico Richard Evans en busca de la yakruna, planta que le devolvería la capacidad de soñar.

El actor, gracias a la cinta, estuvo en las más importantes galas de premiación cinematográfica del mundo, entre ellas la de los Premios Óscar de la Academia, en 2016 y los festivales de cine de Cannes y San Sebastián, entre otros.

La fama, sin embargo, no le trajo una gran fortuna en la vida y, por el contrario, tuvo que pasar dificultades económicas, tal como lo relató EL TIEMPO en un artículo de 2016.

“Tras la película vivo con esto que estoy haciendo con usted, con la fama, con las fotos; algunos me botan un billetico de 5.000, 10.000, 20.000 pesitos”, relató Bolívar en ese entonces.

Por su papel protagónico en El abrazo de la serpiente, Bolívar suscribió un contrato por tres meses y 10 millones de pesos de los cuales, según contó, le fueron descontados 3 millones por salud y pensión.

“Por la televisión, todo el mundo se da cuenta de los premios, pero lo triste es que se me acercan niños pobres -que hormiguean en el Amazonas- y me dicen: ‘Don Antonio, regáleme para mi pan que no he comido’, y yo no tengo; la gente piensa que estoy lleno de plata”, se quejaba en su momento Bolívar. 



El actor, gracias a la cinta, estuvo en las más importantes galas de premiación cinematográfica del mundo, entre ellas la de los Premios Óscar de la Academia, en 2016 y los festivales de cine de Cannes y San Sebastián, entre otros.

La fama, sin embargo, no le trajo una gran fortuna en la vida y, por el contrario, tuvo que pasar dificultades económicas, tal como lo relató EL TIEMPO en un artículo de 2016.

“Tras la película vivo con esto que estoy haciendo con usted, con la fama, con las fotos; algunos me botan un billetico de 5.000, 10.000, 20.000 pesitos”, relató Bolívar en ese entonces.

Por su papel protagónico en El abrazo de la serpiente, Bolívar suscribió un contrato por tres meses y 10 millones de pesos de los cuales, según contó, le fueron descontados 3 millones por salud y pensión.

“Por la televisión, todo el mundo se da cuenta de los premios, pero lo triste es que se me acercan niños pobres -que hormiguean en el Amazonas- y me dicen: ‘Don Antonio, regáleme para mi pan que no he comido’, y yo no tengo; la gente piensa que estoy lleno de plata”, se quejaba en su momento Bolívar. 

View image on Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *